¡Que ruede el engranaje, que vuele el ave fenix!

 

Pese a lo que puede parecer por nuestro elegante diseño, los contenidos de inmensa calidad que publicamos y nuestra excelsa ortografía, todos y todas los que estamos aquí realizamos el trabajo voluntariamente, por ahora. Lo decimos para que nadie se lleve a engaño.

Acabamos de lanzar nuestro Patreon como un primer motor económico para convertir en realidad uno de nuestros muchos anhelos, trabajar aquí, que es lo que más nos gusta de este universo, -de otros nos gustaría más ser un brujo entrenado en Kaer Morhen, o entrar en el fuego y salir con tres dragones en vez de quemarnos, o incluso tener un martillo que solo podamos asir nosotros, por poner algunos ejemplos-.

Queremos sumar gente al equipo que se embarque con nosotros en este necesario empeño. Consideramos que nuestra propuesta es llamativa porque no nos limitamos a ser un agregador de noticias, ni nuestra línea editorial depende de la actualidad que fabrican las grandes empresas de comunicación.

Nosotros y nosotras marcamos nuestro camino a seguir, con un lenguaje neutral expresado con hechos contrastados y de vocación rupturista con lo injusto. No creemos en la vieja concepción que obliga a la información a ser siempre seria y aburrida, expresada con palabras que la limitan a un público que usa el conocimiento como una etiqueta social con la que mirar por encima del hombro.

Sabemos que esto es voluntario, por lo tanto el nivel de exigencia solo es elevando cualitativamente, no cuantitativamente. Es decir, nos alegrarás la vida si participas con un contenido una vez a la semana o incluso al mes.

Lo que podemos ofrecerte es tu participación en un proyecto de comunicación cuya propuesta es novedosa, formación y experiencia -vemos los errores como una gran oportunidad para aprender y mejorar-, que podrán ser acreditadas porque somos una Asociación Cultural.

¿Quieres probar? Las puertas siempre están abiertas, para entrar y salir siempre que se desee.

Muchísimas gracias por haber llegado hasta aquí.

¡Hasta pronto!