Rosa Arauzo: lucha, compromiso y dignidad

Pasada la resaca de las celebraciones de la semana del orgullo LGTBI+ no quería dejar pasar la oportunidad de presentar a una de las protagonistas de la campaña del Ayuntamiento de Madrid (del pasado ejecutivo, se entiende) “Nuestro Mayor Orgullo”. Y ahora que una de los apoyos mas que necesarios de ese consistorio aprovecha la mínima oportunidad para cargar contra el colectivo LGTBI+ me parece que presentar a Rosa Arauzo es mas necesario.

Lo primero que escuché decir a Rosa fue “Antes de cruzar la Laguna Estigia, tengo que ir al Tomorrowland” en ese momento supe que tenia que quedarme a hablar con esa mujer de aspecto afable con su eterno sombrero arcoíris colmado de chapas apoyando a diversos colectivos y que a todos los que estábamos allí nos recordaba a nuestra abuela y la verdad es que no me equivoqué en lo mas mínimo, descubrí en aquel encuentro a una persona comprometida con la lucha, inteligente y que desprende un aura que no podría describir por mas que lo intentase.

Por todo ello decidí pedirle una entrevista aprovechando la controversia sobre la retirada de las banderolas reivindicativas que el anterior ayuntamiento aprobó para la celebración del orgullo 2019 y que el ejecutivo dirigido por Almeida decidió no usar, ya que nuestra protagonista es parte de esa campaña quise saber su punto de vista y aprovechar la experiencia que da el tiempo y los cambios políticos de este país por los que había pasado pero me topé de nuevo con el magnetismo y una personalidad arrolladora que me hizo estar mas de una hora, grabadora en mano como aquel que dice escuchando sin más, dejé a un lado las preguntas y solo conversamos.

Comienzo la conversación preguntándole sobre el activismo en el colectivo LGTBI+ en la transición con aquellos restos de tardofranquismo aún presentes a lo que me responde “Que lo complicado era antes de la muerte de Franco, que había que hacer las cosas con mucha cautela” también me sorprende con una afirmación sobre su significación política ella no milita en partido alguno, sino que se acerca al activismo en aquella época movida por ser una persona profundamente creyente “Pues lo que hizo Jesús de Nazaret, que es el mío fue estar con la gente de todas partes y luchar por la solidaridad y un bien común” y buscando en la lucha cotidiana en los “institutos, en los colegios públicos y que las AMPAS funcionen… hasta que vino este y se murió… menos mal”

La afirmación de sus profundas creencias de Rosa, me hace preguntar por la postura de la iglesia respecto al colectivo LGTB, donde habla sin pelos en la lengua y se declara “Doblemente creyente, por que la iglesia puede decir A, B o C, pero si lo contrastamos con el evangelio, hay que mirar muchas cosas” y habla sobre la postura de la iglesia sobre el colectivo y hablamos durante mucho tiempo sobre las incongruencia de lo que la biblia dice, sobre lo que la iglesia ahora llama ideologías de género cargando contra los colectivos LGTB y el feminismo y sobre lo falso del argumento de la ideología, que dándole ese termino y revistiéndolo de enfermedad o de algo diabólico por la iglesia quita esa parte de libertad de cada uno consigo mismo para descubrirse y lo lleva al campo del contagio de lo sucio y es en esta parte donde aparece la Rosa mas apasionada y me descubre que aunque los caminos sean distintos y a veces no los compartamos los que peleamos por lo que es justo llegamos a los mismos puntos y sentimos la misma pasión por lo que hacemos. Después dijo lo que para mi fue la frase de la tarde “Que no os digan nunca que Dios no os ama ( referido al colectivo LGTB) por que Dios os ama, creáis o no creáis yo desde mi creencia os digo, según la biblia el señor hizo el mundo el 6 días y el séptimo descando ¿no? Pero sabéis lo que hizo, empezó a darle vueltas a la cabeza y dijo, “algo falta aquí… ah la diversidad… mis hijos diversas, diversos y diverses” por que el mundo va a ser muy raro sin esta gente”, palabras que según me contaron arrancaron muchas lagrimas en el acto que Mas Madrid realizó en la discoteca “Medias Puri” con el colectivo LGTBI+.

Desde aquí seguimos hablando del retroceso aparente con la irrupción de la extrema derecha en las instituciones y decimos aparente por que comparto la opinión de Rosa “no se han ido nunca, estaban esperando el momento para volver a salir”, me contó las noches sentada en una parada de autobús con los jóvenes que tomaron las calles en el 15M, de cómo se implico en la política activa en Podemos, después de como ella les dijo a su entorno al tener que dejarlo durante un periodo de tiempo por cuestiones laborales “Me voy a los palacios de invierno, volveré para el senado” y vaya si volvió se presentó a unas primarias y acabo siendo la numero dos al senado por Madrid aunque finalmente no obtuvo escaño, ella misma dice “Dios no quería que estuviese en esas cosas del senado”, hablamos de referentes literarios de referentes políticos, donde un nombre me llama la atención Dolores IbarruriPasionaria donde ensalza Rosa la capacidad de Dolores para comunicar y su inteligencia.

Cuando comenzó a anochecer me dí cuenta que le había robado mas de una hora de su tiempo hablando de su vida, una historia apasionante de política, de religión, de diversidad de vida en general… nos levantamos y me llegó la responsabilidad de saber que hago con todo lo que habíamos hablado como plasmar la admiración y el respeto que profeso por esta mujer, por su lucha y por su fuerza, no es lo mas digno ni el mejor texto pero desde aquí quiero rendirle un homenaje a ella y a todos los que en su momento han luchado para que ahora vivamos con mas derechos y en un mundo mas libre que algunos dándose golpes de pecho quieren que retrocedamos, con personas como Rosa debemos recoger el testigo y honrar su compromiso y lucha pues es un legado de valor incalculable, desde aquí muchas gracias por tanto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: