Un español entre los fallecidos en el accidente de avión en Cuba

A las 12:00 de la mañana del viernes hora cubana (18:00h en España) un avión que se disponía a hacer una ruta desde La Habana hasta Holguín dentro de Cuba, se precipitó al vacío causando un grave accidente mortal. El siniestro ocurrió en un avión Boeing 737 de compañía mexicana, que transportaba 104 pasajeros a bordo atendidos por 6 tripulantes mexicanos. El balance es de 3 personas en estado crítico y 107 fallecidos. A esta hora algunos medios cifran erróneamente en 108 los cadáveres.

El avión despegó en el aeropuerto internacional de La Habana José Martí y cayó a tierra siete kilómetros después sobre una zona rural. Ningún viandante resultó afectado ni el avión no dañó ninguna vivienda. Según los testigos, evitó caer sobre unas casas con una maniobra.

La mayoría de los fallecidos eran de origen cubano. La lista del pasaje incluye a dos jóvenes saharauis, uno de ellos con la doble nacionalidad española, dos argentinos y siete mexicanos. No se ha señalado cual de los dos saharauis es también español

El estado mexicano informó que la propietaria de la aeronave había superado hace seis meses la revisión técnica con éxito.  La compañía fundada en la ciudad de Guadalajara se creó hace 28 años y está especializada en los vuelos chárter. La aerolínea mexicana Globar Air lamenta la muerte del pasaje y de los seis tripulantes mexicanos que pilotaban el Boeing. Entre los tripulantes se encontraban cuatro niños y dos bebés.

El titular del Transporte en Cuba expuso ante la prensa que es habitual que Cubana de Aviación rente aeronaves a compañías extranjeras; «sobre todo  porque el bloqueo norteamericano entorpece que la Isla las compre«. El avión se había comprado a la compañía Globar Air hacía menos de un mes con toda la documentación en regla.

Global Air pertenece a Damojh, una compañía mexicana que solo es dueña de tres aviones y cuyo principal directivo es el español Manuel Rodríguez Campo.

«Daremos el máximo por salvar a los accidentados», el director del hospital Calixto García asegura que hacen todo lo posible. En ese hospital están las 3 únicas supervivientes del accidente. Tres mujeres que continúan con pronóstico grave: Mailén, Gretell y Emiley que tienen tienen 19, 23 y 39 años respectivamente.

La isla no está acostumbrada a este tipo de sucesos. Desde los años 60 los accidentes aéreos mortales se siguen contando con los dedos de las manos y hay que remontarse al año 1989 para encontrar un accidente de tanta gravedad.

El presidente cubano Miguel Díaz-Canel llegó al lugar de los hechos menos de una hora después del suceso, ha dirigido el operativo, ha dado el pésame a las familias, y ha prometido una investigación “exhaustiva” del suceso. Al día siguiente se ha reunido con las familias que ya se encuentran en la capital para el reconocimiento de sus familiares.

El Beoing 737 es un habitual de los accidentes aéreos pero esto es debido a que es el avión más popular del mundo con el récord de 10.000 aviones Boeing 737 vendidos, más que cualquier otro modelo de avión en la historia. Actualmente se trabaja con la primera caja negra y se espera que en breve se recoja la segunda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: