¡Adiós voluntarismo, hola profesionalidad!

Estamos aquí porque queremos una pequeña parte de tu dinero. No lo ocultamos ni lo vamos a disfrazar en el discurso de “los poderosos no quieren que la información que damos sea escuchada”, porque los poderosos no tienen ni la más remota idea de que existimos, ya que el sistema de desigualdad social que han diseñado y llevan aplicando durante décadas consigue sin esfuerzo que unos hijos de trabajadoras y trabajadores -lo somos orgullosamente- tengan un techo de cristal muy bajo.

Apenas llevamos tres años de esfuerzo comunicativo, y hemos llegado muy lejos. Hemos revelado tramas de corrupción, hemos entrevistado a expresidentes, eurodiputadas, diputados, alcaldes, líderes sociales y sindicales de América Latina y Europa. Hemos asentado alguna que otra matriz de opinión.

Queremos profesionalizarnos porque consideramos que nuestro proyecto comunicativo es original y una herramienta necesaria para que los valores de solidaridad, respeto e igualdad sean los ejes sociales que vertebren la democracia, en lugar de los actuales competencia, crispación y egoísmo.

Contamos con nuestra propia línea editorial, que no varía según sople el viento mediático de las grandes corporaciones. Respondemos ante la actualidad cuando es necesario, pero preferimos destinar la mayor parte de nuestros recursos a consolidar un polo de poder mediático alternativo.

La inserción de nuevas ideas-fuerza en el imaginario colectivo es fundamental para cambiar la realidad cotidiana. Estamos cansados y cansadas de jugar como visitantes en un campo de juego con las reglas favorables a nuestros adversarios.

Usamos un lenguaje neutral con contenido rupturista porque queremos interpelar a la mayoría social, no simplemente al nicho de la izquierda, ya que aspiramos a romper con lo establecido por el neoliberalismo, por lo que convencer a los ya convencidos no es nuestro foco.

Nuestros contenidos se dirigen a diferentes tipos de públicos. Los hay densos y académicos, simples y concisos. Escritos y en vídeo, serios y con humor. Nos alejamos de la vieja concepción periodística que expulsaba a quién no fuera intelectual, a base de lenguaje técnico y expresión tan seria como lúgubre y aburrida.

La actualidad es cosa de todos y todas, porque es una expresión más de la política que decide los límites de nuestra existencia. Por eso, hemos primado en las ventajas de Patreon el acceso anticipado a nuestros contenidos, y la participación en ellos, para que nuestros mecenas, a los que llamamos funcionarios, decidan de qué hablaremos en nuestras secciones exclusivas.

Hay otras ventajas más, tan interesantes como el acceso a nuestros proyectos en desarrollo, la elaboración de un relato personalizado, chats en directo con el equipo…

Gracias por llegar hasta aquí y valorar la posibilidad.

Mientras te decides seguiremos trabajando para mejorar cada día y ofrecer la mejor información posible.

¡Nos vemos en Patreon!

Patreon de elestado.net