Venezuela: Barcelona demuestra que comuna mata corona

Desde que se decretó la situación excepcional en Venezuela por la pandemia de casos de Covid-19 o coronavirus, en Barcelona la vocación humanitaria de trabajo desde la solidaridad se activó en clave de guerra contra la pandemia.

La recomendación y las instrucciones del Gobierno Bolivariano a la ciudadanía son permanecer en sus casas y evitar todo tipo de actividades que impliquen o fomenten aglomeraciones.

Pero la alcaldía y la voluntad comunera de la Barcelona en revolución han dado con la clave correcta: sí es importante resguardarse, pero eso no significa desmovilizarse: aquí están la organización popular y las autoridades de la alcaldía de Bolívar trabajando en acciones destinadas a combatir y prevenir el contagio de personas con el virus.

Desde la alcaldía se anunció la activación del ODDI Anzoátegui (Órgano de Dirección y Defensa Integral), que es la instancia de articulación de las fuerzas políticas, militares, institucionales y sociales para hacer frente a la emergencia nacional.

En ese marco se han realizado charlas informativas con médicos y especialistas, se mantiene un estricto monitoreo y vigilancia en los ejes viales para garantizar el cumplimiento de las medidas de prevención.

También se propuso y entró en acción inmediata la creación de un Banco de Tela, para la recolección y reutilización de materiales textiles y de costura con que fabricar un implemento de obligatorio uso en todo el país: las mascarillas o tapabocas.

Se instaló un Puesto de Comando para el seguimiento, control y monitoreo del Covid-19, que está funcionando las 24 horas del día y que atiende las emergencias y avisos de alerta por el teléfono 0281 2749462.

Asimismo, hay puntos informativos de prevención instalados en la Plaza Bolívar – Casa Fuerte, y en el equipo del Instituto Autónomo de Transporte de la alcaldía se desplegó un equipo para orientar a transportistas y usuarios en el terminal Hugo Chávez, punto neurálgico y crítico pues la ciudad no se detiene y es inevitable que allí haya aglomeraciones de personas.

Lo ideal es que el municipio y el país no se detengan, pero que el riesgo de contagio y propagación se reduzca a cero.

También se anunciaron estrategias en el marco del Plan Pedagógico Cada Familia es una Escuela.

Comuneros en acción

Simultáneamente desde nuestras comunas se ha activado el respectivo protocolo social, y aunque el acatamiento de la instrucción de permanecer en casa se ha respetado, la acción para combatir al virus no se detiene.

Las UPF textiles y en general las comuneras y comuneros han realizado un adiestramiento de emergencia en la fabricación de tapabocas. Tal como lo proponía Simón Rodríguez hace más de 200 años, la seña fue: no aprender antes de ponerse a hacer, sino aprender haciendo. La práctica y el resultado inmediato como escuela.

En las comunas Donato C. Maradey (La Ponderosa), Luisa Cáceres de Arismendi, Victoria Perfecta, Bahía de Barcelona y otras, la producción de estos implementos no se ha detenido. En 24 horas de labor, la Luisa Cáceres de Arismendi fabricó un total de 200 tapabocas, con materiales básicos: tela de algodón, hilo y elástica.

En tres comunas hubo conversatorios y charlas informativas donde se instruyó sobre el trabajo de prevención a cada líder comunitario, y se instalaron centros de acopio y recolección de materiales para elaboración de tapabocas y otros implementos.

Queremos leer tu opinión.