Amarga Navidad en Ecuador

En la víspera de las festividades de Navidad y fin de año se profundizó en Ecuador el descontento popular tras el anuncio del alza de los combustibles por parte del gobierno del presidente Lenín Moreno, que tomará vacaciones hasta el próximo 2 de enero. Cientos de ciudadanos se autoconvocaron el jueves para protestar en contra del incremento de la gasolina Extra y Eco País, de $ 1,48 el galón a $ 1,85. Los manifestantes, entre quienes se encontraban estudiantes, profesionales, transportistas, dirigentes sindicales, caminaron varias calles por el centro histórico de Quito enarbolando pancartas en las que expresaban su rechazo a la medida de ajuste que el gobierno califica como buena para el país. Moreno es paquetazo” es el mensaje que sobresalía en una gran pancarta. En Ecuador se conoce como paquetazo a las medidas de ajuste impuestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), tradicionales hasta el año 2007 año en que asumió la presidencia Rafael Correa, quien rompió relaciones con el organismo internacional. Otras demandas era que no se eliminen plazas de empleo, no a la precarización laboral, y respeto a los derechos de los trabajadores. Pese a que Lenín Moreno llegó al poder con la promesa de generar un millón de empleos (250 mil en cada año de su gobierno), lo que ha sucedido es todo lo contrario. Según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), unas 161.000 personas perdieron su puesto de trabajo formal. Estos datos fueron rechazados por el Ministerio de Trabajo y el director del INEC fue cesado de su cargo. Por otro lado, los gremios sindicales se mantienen alerta por las presiones que ejercen los grupos empresariales para que se flexibilice las normativas laborales. Otro de los anuncios realizados por el gobierno esta semana fue la decisión de no llenar las 25 mil vacantes que hay en las entidades del Estado. La Confederación Ecuatoriana de Organizaciones Clasistas Unitaria de Trabajadores (Cedocut) rechazó también las medidas dictadas por el Ejecutivo, que parecen haber estado calculadas para tomar por sorpresa a los ciudadanos en las festividades. Anunciamos que el pueblo y los trabajadores nos declaramos en resistencia para oponernos también a las nefastas pretensiones del actual gobierno oprobioso –que solo busca favorecer a empresarios y banqueros nacionales y del exterior– de imponer una política de privatizaciones (bajo la máscara de concesiones) de las principales empresas y recursos del Estado, que son patrimonio de todos los ecuatorianos”, informó la Cedocut en un comunicado. Recalcaron que los empresarios han sido beneficiarios de multimillonarias remisiones (perdón) tributarias en 2015 y en 2018, que sumadas asciende a 8 mil millones de dólares. Para el inicio de 2019 se espera que se incrementen las manifestaciones en contra del gobierno por la inconformidad de diversos sectores del Ecuador.

Comentarios