La exhumación de Franco antes de las elecciones

El gobierno del PSOE está decidido a sacar al dictador del Valle de los Caídos antes de terminar la legislatura. Pedro Sánchez, tras tomar posesión como presidente el 2 de junio del año pasado después de ganar una moción de censura contra Mariano Rajoy, ha tenido que convocar elecciones para el 28 de abril al no poder aprobar los presupuestos por no contar con el soporte necesario.

Tanto la Fundación Francisco Franco como la misma familia, han obstaculizado el proceso en diferentes ocasiones, llegando hasta el Tribunal Supremo. Finalmente, justo después de la convocatoria de elecciones, Sánchez se comprometió a hacer efectiva la exhumación antes del fin de la legislatura actual. La familia Franco dispone de 15 días para decidir el lugar al que se trasladarán los restos del dictador. Si pasado ese tiempo no responden a la petición, la decisión irá a cargo del Gobierno.

>>Arturo Peinado: “todos los gobiernos han preservado la impunidad del fascismo” <<

Como tantas otras veces que el PSOE ha estado en la oposición, más como en este caso que se aproximan elecciones anticipadas y planea el fantasma de la derecha con más fuerza que nunca, los socialistas hacen un gesto para que la gente interprete que es el partido de izquierdas por excelencia en este país.

El PSOE quiere demostrar que son ese partido “socialista y obrero” en contraposición a PP, Ciudadanos y sobretodo VOX, y una buena forma de demostrarlo es dando un gran golpe de efecto como es procediendo a exhumar los restos del dictador. De esa forma, estarían cumpliendo con la Ley de Memoria Histórica tal y como ellos mismos indicaron en Twitter: “Un acto que salda una deuda con la historia y que nos reconcilia con nosotros mismos”.

La Ley de Memoria Histórica incluye el reconocimiento de las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura y algunos derechos entre los que no figura la apertura de fosas comunes -trabajo que hasta ahora han llevado a cabo entidades privadas como la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) o las mismas Comunidades Autónomas-. Cabe recordar que en España todavía hay unas 114.000 personas desaparecidas en cunetas de todo el territorio a las que sus familias aún a día de hoy no han podido dar una sepultura adecuada.

>>Los presupuestos generales de 2019 como estrategia electoral del PSOE<<

La vicepresidenta Carmen Calvo ha asegurado este mismo jueves 21 de febrero, que la urgencia de la exhumación no tiene nada que ver con las elecciones sino con la promesa que el mismo Pedro Sánchez hizo al llegar a la Moncloa. Sin embargo, es fácil plantearse el gesto como una jugada más del partido para revestirse de izquierda de cara a los comicios del 28 de abril.

En un país en el que la izquierda política brilla por su ausencia y un partido como Unidos Podemos (que ha sido agredido continuamente por la derecha y los medios de comunicación) parece ser la única alternativa de izquierdas para ciudadanos que sufren la crisis neoliberal, el PSOE hará todo lo posible para situarse a la izquierda de Pablo Iglesias. Así podrá presentarse como verdadero justiciero del proletariado y el republicanismo con una medida digna de aparecer en los libros de historia.

>>Valle de Cuelgamuros y el disfraz socialista<<

Pasadas las elecciones, si se diera el caso y ganara el partido de Sánchez, volveríamos a ver durante cuatro años como el PSOE se posiciona más a la derecha en diferentes cuestiones incluso que el mismo PP.

Comentarios