Los últimos días de Lenín Moreno en el Ecuador

Angustia y desesperación se respira en el Palacio Presidencial de Quito, en donde el Presidente Lenín Moreno cuenta las horas para abandonar su cargo. Así lo expuso el exmandatario de Ecuador, Rafael Correa. “¡Llegó el final! Hay desesperación en Carondelet. En cuestión de horas, Moreno tratará de irse por cuestiones de ‘salud’. La realidad: sabe que es culpable. Hemos demostrado quiénes siempre fueron los corruptos. Solo pido perdón por haber confiado en este pillo“.

La Fiscal General del Estado (e), Ruth Palacios, abrió una indagación previa a Lenín Moreno, su hermano Edwin, Conto Patiño, Xavier Macías y María Auxiliadora Patiño al acoger la denuncia planteada por el asambleísta de la Revolución Ciudadana (RC), Ronny Aleaga, respecto a supuestas vinculaciones con varias empresas offshore.

La denuncia apareció con la compra de varios bienes inmuebles y muebles que habrían sido adquiridos para Lenín Moreno, su esposa Rocío González e hijas (Irina, Cristina y Carina). El documento entregado a la Fiscalía afirma que una de las empresas de Conto Patiño, recibió injustificadamente una suma de USD18 millones por parte de la empresa china Sinohydro, contratista del proyecto Coca Codo Sinclair durante el periodo en el que Moreno fue Vicepresidente de la República.

Ina Investment Corporation sería una empresa offshore vinculada a Xavier Macías, su esposa María Auxiliadora Patiño y la familia de Moreno. Esa compañía manejó cuentas en el Balboa Bank de Panamá, entre el 2012 al 2016. Desde esa cuenta adquirieron muebles y alfombras que fueron enviadas a Moreno cuando vivía en Suiza. Además se compró un departamento en la costa Mediterránea en 2016.

La Fiscal Palacios dio 5 días de plazo para que la Secretaría Jurídica de la Presidencia de la República remita las copias certificadas de los nombramientos y designaciones Moreno tuvo desde  el 2012 hasta la actualidad.

Mientras esto sucede en Carondelet, el titular del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social – Transitorio (CPCCS-t), Julio César Trujillo trabaja con apuro y desatino para poner la Fiscalía General del Estado en manos de una concursante que obtuvo en el examen escrito 10/20 de un concurso, que en las últimas horas, ha sido muy cuestionado desde distintos sectores de la sociedad, juristas expertos en el tema y hasta psicólogos educativos que han advertido la dificultad para hilvanar ideas y expresarse con seguridad en Diana Salazar, actual titular de la Unidad de Análisis Financiero y Económico (UAFE).

En la audiencia de impugnaciones que se realizó para rechazar el absurdo que quiere cometer Trujillo en el concurso de Fiscales, Salazar se defendió diciendo que sacar 10/20 en un examen no significa corrupción sino honestidad. Uno de los impugnantes José Regato Cordero dijo que “el mediocre se conforma con un 15, pero sacar 13/20 ya es malo y sacar 10/20 es pésimo“.

Rafael Correa se refirió a lo mencionado por Salazar y expuso que haber sacado 10, “no significa ni corrupción ni honestidad, significa INEPTITUD” y añadió que tratar de justificarlo con sofismas tontos, eso sí es corrupción (y más ineptitud). El ex magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Eduardo Franco Loor dijo “no les da vergüenza apoyar al 10/20” refiriéndose a quienes apoyan la designación de Salazar como Fiscal General. “Increíble arrogancia que atenta contra la decencia, la razón y el derecho” expresó Loor y añadió que la idea es nombrarla Fiscal para que no investigue al sospechoso de múltiples delitos de Moreno y continúe la persecución política contra el correísmo.

Y para completar la irracionalidad, la titular de la Asamblea Nacional, Elizabeth Cabezas quiso impedir que el Consejo de Administración Legislativa (CAL) la investigue por obstruir procesos de fiscalización en el Legislativo, luego de que se olvido su micrófono prendido y todo el Ecuador pudo escuchar su conversación con la ministra del Interior María Paula Romo para impedir que Lenín Moreno sea investigado por sus empresas Off Shore.

La denuncia que presentó ante el CAL, la asambleísta Amapola Naranjo para que Cabezas fue aprobada con 6 votos. Con esto se recomienda al pleno la conformación de una comisión que investigue a Cabezas ante el vergonzoso audio que prueba la denuncia.

Cabezas pretendió imposibilitar que la asambleísta Viviana Bonilla no vote en el Consejo de Administración Legislativa (CAL)  alegando que existían intereses de por medio . “Esto no lo establece la Ley. No tiene ni pies ni cabeza. Ni bases jurídicas ni constitucionales” expuso Bonilla y añadió que fue un absurdo.

En ese escenario, Cabezas, Moreno y Trujillo con su preferida Diana Salazar están en el ojo del huracán que parece está punto de tumbarlos luego de que han convertido al Ecuador, en un país repleto de sinsentido.

Comentarios