Juan Carlos, tras su abdicación y su vida de monarca, la jubilación

Cinco años después de su abdicación, a través de una carta, Juan Carlos ha informado a su hijo que abandona el desarrollo de actividades institucionales para así completar su retirada de la vida pública. Este hecho tendrá lugar el próximo 2 de junio, justo cinco años después de delegar la corona en Felipe VI.

En la carta, el emérito dice a Felipe VI que ha llegado el momento de retirarse de la vida pública, dejando las actividades institucionales que ha realizado desde su abdicación. No obstante es cierto que a sus 81 años su agenda ya era prácticamente inexistente. Actualmente pasa sus días navegando en la Ría de Pontevedra, en Sanxenxo, junto a su amigo el patrón Pedro Campos.

De este modo cabe recordar que el rey emérito tuvo que abdicar frente al descrédito de la Casa Real tras salir a la luz el Caso Nóos, en el que se vieron implicados su yerno Urdangarín y su hija la infanta Cristina.

Sospechando que este caso no fue del todo esclarecido, las redes sociales a estas horas hacen hincapié, abren el debate y se cuestionan si ahora al antiguo monarca se le puede quitar el privilegio de aforado para poder quitarle su estatus de inviolable, y así poder exigir que sea investigado y juzgado. Existen también dudas sobre lo que sucederá con su sueldo público, actualmente de 194.232 euros, ahora que ya no desempeña las labores institucionales de las que se encargaba previamente.

Comentarios