Ecuador: Lenín Moreno, más letal que el Coronavirus

Coronavirus. Wuhan, China, diciembre de 2019. Se desconoce el origen del brote, se pensaba que el foco estaba en un mercado de mariscos y pescados de la ciudad de Wuhan, capital de la provincia de Hubei, pero investigadores de la Academia de Ciencias de China lo han descartado, aunque concluyen que el virus se propagó por este lugar.

Según los últimos datos de la OMS, el índice de letalidad del nuevo coronavirus entre los contagiados se sitúa entre el 2 y el 4% en Wuhan, mientras que fuera del área de esta ciudad se reduce a un 0,7%. Los síntomas descritos para la neumonía de Wuhan provocada por el nuevo coronavirus son fiebre, dolor de cabeza y fatiga, acompañados de tos seca y en muchos casos, de disnea (dificultad para respirar).

>>Comercio mundial, ¿afectado por el coronavirus?<<

Boltaire, Quito, Ecuador, mayo de 2017; al contrario del COVID19, aquí sí se sabe a ciencia cierta el origen del brote y la fecha exacta: Palacio de Carondelet, 24 de mayo de 2017.

Según los datos de la defensoría del pueblo de ecuador, ha cobrado la vida de 11 ciudadanos cuando recrudeció su virulencia en octubre de 2019, a pesar de aquello, desde su primera aparición ya lleva más de 100.000 personas despojadas de sus trabajos.

Un incremento de más del 4% de desempleo, un infame aumento de la pobreza, además un deshumanizado recorte presupuestario en salud, educación, vivienda y vialidad, que ha conllevado a la destrucción de las obras realizadas por la Revolución Ciudadana por la falta de atención y mantenimiento, amén de las muertes que sigue causando por la falta de atención medica y hospitalaria y la no entrega de medicinas.

Cambiar logos y la instauración del lawfare para impedir la participación de Rafael Correa en las elecciones del 28 de febrero de 2021, son clave para determinar el alto porcentaje de incidencia en el deterioro de la institucionalidad en el Ecuador; beneficiando el apetito desmesurado de las grandes corporaciones privadas trasnacionales, que están a punto de hacerse con las empresas públicas más rentables, de manera impúdica y lujuriosa para apropiarse de la inversión estatal, y retomar la explotación de recursos técnicos, administrativos y laborales y meterse en los bolsillos grandes sumas de dinero.

>>Ecuador: la presidencia está vacante<<

La salud fortalecida del Ecuador en los aspectos administrativos, fiscales, económicos y de inversión aún no permiten la destrucción total por más desastrosa que sea la acción de este virus pandémico, los anticuerpos inoculados durante la década ganada en cada ciudadano, hacen su labor y la patria está protegida, aunque muy golpeada.

Restablecer totalmente el Estado saludable que hubo hasta abril de 2017, será un trabajo arduo, pero al parecer aún con todo el aparataje mediático y judicial de lawfare en contra de los líderes de la revolución ciudadana, hoy mismo se ha anunciado por parte del organismo electoral del Ecuador, que Rafael Correa sí podría inscribir su candidatura a la vicepresidencia de la república, teniendo como sustento un reglamento aprobado por la Asamblea Nacional, y que entrará en vigor en los próximos días.

Parece que el virus Boltaire ha entrado en remisión y se avisora una recuperación de todos los males y el restablecimiento total de la salud del Estado ecuatoriano y de sus ciudadanos y ciudadanas, que recibirán la terapia adecuada a partir del 2021.

Ya falta poco y los ecuatorianos unidos en torno de la Revolución Ciudadana y sus líderes, con Rafael Correa a la cabeza, finalmente seremos la cura contra este virus amazónico, cuya virulencia radica en su genética traidora que le llega por línea directa de su ascendiente materno Inti Cusi Huallpa más conocido como Huáscar, que traicionó a su hermano el noble Atabaliba.

elestado.net no tiene por qué compartir la totalidad del contenido de los artículos que se publican en su sección de opinión.
Comentarios