Ecuador: UNES debe activar la pedagogía política frente a los ataques de la derecha

En el día de ayer el binomio de Unión por la Esperanza (UNES) fue, por fin, aceptado para competir en las presidenciales de Ecuador que se celebrarán en febrero de 2021. No había motivo alguno para evitar su participación, y tanto la sociedad ecuatoriana como la Comunidad Internacional estaban muy encima de la cuestión. Así pues estamos a 22 días de empezar la campaña electoral, y ya se están viendo estrategias de juego sucio por parte de la derecha clasista, casposa y de agenda neoliberal de Ecuador.

Hagamos un pequeño análisis de algunas de estas acciones:

  • En primer lugar obviaremos toda la persecución política que ha sufrido el correísmo, que ha sido superlativa y permanentemente denunciada internacionalmente por diferentes actores.
  • En segundo lugar la derecha sabe que en primera vuelta la coalición correísta ganará, y por eso, permiten que participe en los comicios (sin derecho a ello) a Álvaro Noboa quien tiene un voto clientelar (comprado) y populista. Sin duda alguna arañará votos a la Unión progresista (UNES).
  • En tercer lugar se están eliminando candidaturas de asambleístas de la opción progresista de manera incomprensible y eso debilita a la coalición.
  • En cuarto lugar se está eliminando gente del censo, precisamente en los lugares en los que tradicionalmente gana el correísmo .
  • En quinto lugar en los consulados se están realizando acciones algo sospechosas, por ejemplo hay muchas personas que habían sido asignadas como presidentes de mesa por el CNE y están recibiendo llamadas estos días donde se les indica que son designados secretarios, lo cual resulta no menos que preocupante.
  • En sexto lugar la acusación de crear una SENAIN paralela desde las filas correístas es infundada y ridícula.

Con todo lo expuesto anteriormente es evidente que UNES necesita activar todas sus fuerzas para ganar en primera vuelta. Se están realizando pocas acciones de pedagogía política según este redactor, para que esa Unión por la Esperanza no sólo sea capaz de unir, sino que amarre.

Pero aún hay tiempo. Una segunda vuelta sería un escenario a evitar al precio que sea, pues quienes quieren concluir el reparto no tendrán reparo en formar frente común, llegando incluso a retrasar las elecciones si eso les beneficiara. Habrá que estar atentos a los días de Navidad donde es probable que aprovechando el relax social el gobierno de Lenín Moreno preparé algún regalito…

elestado.net no tiene por qué compartir la totalidad del contenido de los artículos que se publican en alguna de sus secciones de opinión.
Comentarios