Sáhara Occidental: Lazos históricos para impedir la manipulación

Remedios García, conocedora de la situación del Sáhara Occidental, sostiene que los lazos históricos y los vínculos afectivos impiden la manipulación por parte de Marruecos.

El Sahara Occidental cuenta con una fuerte relación con España, tanto por lazos históricos que también son políticos, como por lazos sociales entre ciudadanos de los diferentes países. Sin embargo, gran parte de la sociedad desconoce la situación que existe en torno al Sahara.

Las informaciones que se publican sobre África no suelen abundar en los medios de comunicación, una situación que no cambia con respecto al Sahara Occidental. “Si bien es cierto que la cuestión del Sahara Occidental no ha sido un tema muy tratado en la prensa, especialmente desde que, en 1991, las autoridades saharauis decidieran interrumpir la guerra y establecer un alto el fuego para buscar una solución facilitada por Naciones Unidas, por medio de un referéndum de autodeterminación“, sostiene Remedios García.

Remedios es una dirigente de izquierda especialista en el tema saharaui. Pese a aceptar que no hay mucha información sobre el territorio, no considera que sea un tema desconocido para los españoles, “hay que recordar que, desde hace más de 40 años, es decir ya han pasado varias generaciones, miles de familias españolas acogen todos los veranos a niños saharauis procedentes de los campamentos de refugiados establecidos en la región argelina de Tinduf“, explica García.

Con ello se crean fuertes lazos ya que además “las familias que acogen a esos niños también viajan con frecuencia a los campamentos para visitarlos allí y conocer a sus familias“, por lo que “se han establecido unos vínculos afectivos y un conocimiento directo de la situación que, en este caso, hace difícil la penetración de la manipulación informativa y los intentos de intoxicación sobre el tema“, sostiene la militante progresista, quién además señala que la intoxicación mediática viene “procedente de unos medios de comunicación alineados con Marruecos“.

Desde hace más de 40 años miles de familias españolas acogen todos los veranos a niños saharauis procedentes de los campamentos de refugiados de Tinduf. Los que acogen a esos niños también viajan a los campamentos, por lo que se han establecido unos vínculos afectivos y un conocimiento de la situación que hace difícil la penetración de la manipulación informativa procedente de los medios de comunicación alineados con Marruecos. Remedios García.

Por otra parte, “muchos de esos niños y niñas que han compartido veranos con familias españolas hoy son adultos que se han visto obligados por las circunstancias a volver al estado de guerra“, se lamenta.

Existe otra cuestión histórica que impide que el silencio mediático se cierna sobre el Sáhara Occidental, “también muchos españoles hicieron el servicio militar en el Sahara Occidental, antigua provincia española, y en su mayoría aún conservan la memoria de su estancia en la región y son conscientes del problema. Y habría que preguntar también a muchos de los militares que se encontraban en la región en aquel momento y que recibieron una precipitada orden de abandonar el territorio tras la vergonzosa firma del Acuerdo Tripartito de Madrid“, explica Remedios García.

Por último, son miles los saharauis que hoy han elegido emigrar, refugiarse en nuestro país, huyendo de la difícil vida en el Sáhara ocupado por Marruecos y en los campamentos de refugiados“, revela la activista, terminando de explicar los vínculos y lazos existentes entre el Sáhara Occidental y España, motivos que dificultan a Marruecos establecer su argumentario en favor de la ocupación.

Por ello, “a pesar del silencio de la prensa y del intento de distanciamiento y abandono por parte de nuestros sucesivos gobiernos, desde que se desencadenó el conflicto, a mediados de los años 70, siempre hubo un movimiento de solidaridad importante y organizado. Así, año tras año, en torno al 14 de noviembre, fecha clave de la firma del Acuerdo, se celebran grandes manifestaciones conmemorativas; o se reúne el EUCOCO, el gran encuentro de la solidaridad europea con el pueblo saharaui, para evaluar el trabajo realizado y programar las acciones y el trabajo a emprender en el año siguiente“, explica Remedios.

Pero la solidaridad también llega al plano institucional, ya que “todo ello está coordinado también con un trabajo institucional de solidaridad que se desarrolla en ayuntamientos, comunidades autónomas e incluso en el Congreso donde, desde hace años, funciona un Intergrupo parlamentario de apoyo al pueblo saharaui integrado por representantes de prácticamente todos los partidos políticos. Igualmente en el Parlamento Europeo“.

Remedios cree que hay mucho trabajo que hacer, ya que “desgraciadamente sí es cierto que entre las generaciones más jóvenes hay cierta despreocupación y desconocimiento sobre el problema y eso representa un peligro que hemos de afrontar. Esa va a ser la tarea de ustedes, la de tomar el relevo y no dejar decaer esta inmensa solidaridad con un pueblo con el que se cometió una gran injusticia“.

(Visited 1 times, 1 visits today)