20 grandes discos de rock melódico al margen de sus bandas más populares (II)

Ya estoy aquí con la segunda parte del artículo sobre rock melódico. Para quienes no hayan podido leer la primera, por las circunstancias que sean, pinchando aquí pueden acceder a ella y así, además de echar un vistazo a los primeros veinte discos seleccionados, podrán encontrar también las explicaciones aportadas sobre el AOR, o lo que viene a ser lo mismo, el rock melódico, cómo se ha llegado hasta tal acrónimo y por qué se aplicaba. En él también podrá entender cómo las características asociadas al AOR fueron salpicando al rock sureño, al hard rock, al power pop, etc.

Como todo ello lo podéis consultar, paso directamente a una nueva y última selección de veinte discos que podrían haber merecido mayor suerte y no han trascendido al gran público por los factores que sean.

Quiero remarcar el hecho de que he querido enfocarlo hacia el rock melódico en su esencia, dejando para otro momento a todos esos grupos que, de una forma u otra, por su trayectoria pertenecen a una vertiente algo más dura, como podrían ser los suizos Gotthard o los estadounidenses House of Lords, entendiendo también que muchas veces y, dependiendo de qué obras musicales, la línea que separa el AOR del hard rock de la vertiente más melódica es muy fina, pues incluso muchas veces se cogen de la mano.

Sin más, espero que este nuevo recorrido sirva para que algunas personas puedan descubrir estas joyas melódicas y, para los que ya sean unos eruditos en la materia, puedan encontrar alguna que se les haya escapado. ¡Vamos allá!

Alias – Alias (Capitol Records; 1990)

Alias es un grupo fundado originalmente por los músicos canadienses Freddy Curci y Steve DeMarchi, ambos antiguos miembros de Sheriff. A estos se les unieron los estadounidenses Roger Fisher, Steve Fossen y Michael Derosier, los cuales habían formado parte de los archiconocidos Heart hasta principios de los 80. Con estos ingredientes podemos afirmar que Alias es lo que viene a denominarse como una superbanda al proceder sus músicos de formaciones afamadas. Con este álbum homónimo llegaron bastante lejos en un puñado de países, aunque lo más destacable es el número 2 alcanzado en el Billboard con la balada «More That Words Can Say».

Canciones destacadas: «Haunted Heart», «Waiting for Love», «More Than Words Can Say» y «One More Chance».

Balance – In For The Count (Portrait, Epic; 1982)

Formados a principios de los 80 por Bob Kulick (hermano del ínclito Bruce Kulick), Doug Katsaros y Peppy Castro, completaron alineación con Chuck Burgi y Dennis Feldman. Lamentablemente el recorrido de los estadounidenses ha sido efímero. Debutaron con buen pie en un álbum homónimo que tuvo repercusión en el Billboard estadounidense, pero para cuando llegó In For The Count, la situación de los sellos que habían apostado por ellos no iba demasiado bien, lo que se tradujo en su último trabajo hasta la reunión de 2003, y que también se prolongó muy poco en el tiempo. A pesar de todo esto, el disco es una maravilla del momento, siendo producido por la propia banda junto al primo del líder de Bon Jovi.

Canciones destacadas: «In For The Count», «Slow Motion», «Undercover Man» y «All The Way».

Boulevard – Into The Street (MCA Records; 1990)

Boulevard es una de las bandas más exquisitas y extraordinarias que ha aportado el rock melódico. Sin embargo, y a pesar de que para los fieles al estilo es un nombre bastante reconocible, lo cierto es que no han trascendido mucho más allá de su Canadá natal. Prácticamente la totalidad de las composiciones llevan la firma del guitarrista Randy Gould, el cual muestra junto a sus compañeros y a la voz exquisita de Forbes, un magnífico gusto por las melodías. A pesar de la calidad que atesora Into The Street, los de Calgary permanecieron inactivos hasta que por medio del sello Melodic Rock regresaron en 2017 con un nuevo trabajo.

Canciones destacadas: «Talk To Me», «Where Is The Love», «Lead Me On» y «Rainy Day in London».

Brett Walker – Nevertheless (Empire Records; 1994)

Antes de embarcarse en una carrera en solitario, Brett Walker había prestado su talento a gente como Michael Thompson, Jimi Jamison, los canadienses Alias o el talentoso Jeff Paris, más allá de haber creado canciones para la pequeña y gran pantalla. Nevertheless supuso el punto de inicio de una desconocida carrera por parte de este compositor, músico y productor estadounidense. El álbum tiene un sonido cristalino y muy agradable al oído. Para el mismo, se dejó ayudar por gente importante en el mundo del rock melódico como Jim Peterik (Survivor, Pride of Lions…), Jonathan Cain (The Babys, Journey…) o Stan Bush. Murió muy joven, a la edad de 51 años.

Canciones destacadas: «Hard To Find An Easy Way», «Lecia», «Take Me Home» y «More Than A Memory».

Brother Firetribe – Heart Full Of Fire (Spinefarm Records; 2008)

Los finlandeses quizá sirvan como gran ejemplo de lo que es el rock melódico en la actualidad, por su calidad, sonido, y porque poco a poco se están haciendo con un nombre en buena parte de Europa. A pesar de la calidad de sus músicos, donde destacan las voces de Pekka Ansio Heino (ex Leverage) o el también guitarrista de Nightwish, Emppu Vuorinen, la banda funciona correctamente desde el colectivo, mostrándose como una máquina bien engrasada para fabricar puñados de composiciones preciosistas y con mucho gancho. En Finlandia ya han conseguido buenos puestos en las listas de ventas, ahora falta por ver hasta dónde pueden llegar.

Canciones destacadas: «Wildest Dreams», «Runaways», «Play It From The Heart» y «Heart Full Of Fire».

Creye – Creye (Frontiers Records; 2018)

Otro nuevo grupo fichado por la factoría Frontiers que, aunque a veces parece carecer de un buen filtro, entre su extenso catálogo se pueden encontrar bastantes joyas de gran calado melódico. Entre ellas se encuentra este reciente álbum de los suecos Creye, una banda que ya tras el lanzamiento de su debut ha sufrido cambios en su formación que esperemos no mermen la lucidez aquí mostrada. Estamos ante un puñado de canciones que ven directamente hacia la década de los 80, cuando el rock melódico reinaba en las radiofórmulas de potentes países como los Estados Unidos, pero con una magnífica producción que aporta una revisión actual de aquellos días.

Canciones destacadas: «Holding On», «Different State Of Mind», «Miracle» y «Christina».

Eddie Money – No Control (Columbia; 1982)

Eddie Money no es ningún desconocido en los Estados Unidos, sin embargo en el continente europeo no ha tenido tanta repercusión. Su trayectoria es extensa, con un puñado de álbumes que son referentes dentro del pop rock con tientes AOR. Uno de ellos es No Control, cuarto disco de estudio, con el que consiguió un disco de platino, aunque no fue capaz de superar las ventas de su también flamante epónimo debut. Fue producido por Tom Dowd, legendaria personalidad que ha trabajado con varias estrellas musicales. Se publicaron dos singles: «Shakin'», que llegó hasta el puesto 63 del Billboard y la entrañable «Think I’m In Love», con el que casi alcanza el Top 10 (16).

Canciones destacadas: «Shakin'», «Runnin’ Away», «Think I’m In Love» y «Take A Little Bit».

Diving For Pearls – Diving For Pearls (Epic; 1989)

Formación de Boston (Estados Unidos) que dio sus primeros pasos en mitad de los 80, debutando con este larga duración en 1989. La banda tuvo que pelear muy duro para convencer a Michael Kaplan y a Don Grierson de Epic, los cuales accedieron finalmente a financiar el disco debut y a asignar a David Prater como productor. Danny Malone (voces y guitarras) y el teclista Jack Moran componen el grueso de las canciones del trabajo, obteniendo repercusión en la MTV con el clip de «Gimme Your Good Lovin'», lo que se tradujo en un empujón que les llevó a vender más de 250.000 copias en su país. Curiosamente, la falta de apoyos hizo que no hubiese continuidad hasta 2005.

Canciones destacadas: «Gimme Your Good Lovin'», «New Moon», «Mystery Me» y «I Don’t Want To Cry».

FM – Tough It Out (Epic; 1989)

Los británicos FM son una de las bandas más carismáticas y queridas del rock melódico, y ello sin poseer la fama de los gigantes del género. Llevan en activo desde 1984 y desde entonces han publicado un ramillete de álbumes de buena calidad. Los más influyentes son los dos primeros, Indiscreet (1986) y sobre todo Tough It Out (1989), mi elegido para representarlos en este artículo, y con el que ingresaron en las listas británicas alcanzando un meritorio puesto 34. Todos los miembros de la banda han llegado a aportar ideas en alguna composición fuera de la versión «Someday», aunque son los hermanos Overland los que llevan la batuta. Después de este discazo, Chris Overland abandonó el barco.

Canciones destacadas: «Tough It Out», «Bad Luck», «Someday (You’ll Come Running)» y «Every Time I Think Of You».

Fortune – Fortune (MCA Records, Camel; 1985)

A pesar de que los estadounidenses Fortune comenzaron en la música a finales de los 70, incluyendo el lanzamiento de un álbum homónimo en 1978, no fue hasta 1985 cuando los hermanos Fortune recibieron la oportunidad de lanzar un nuevo trabajo de mismo nombre para Camel/MCA Records y, con nueva formación y entendiendo que había que ajustarse a la tendencia musical del momento, ofrecieron así un disco de AOR con un puñado de canciones con vocación de single. El artefacto tuvo buenas críticas, tenía mercado en Europa y Japón, pero Camel sufrió una bancarrota y volvieron a separarse. No todo son malas noticias, Frontiers acaba de anunciar que lanzará en abril lanzarán un nuevo álbum.

Canciones destacadas: «Thrill Of It All», «Stacy», «Dearborn Station» y «Deep In The Heart Of The Night».

From The Fire – Thirty Days and Dirty Nights (Active Records; 1992)

Para los méritos que estos músicos han realizado con este álbum, la verdad es que se sabe muy poco sobre ellos. Thirty Days and Dirty Nights se publicó en 1992 y fue producido por Jean Beauvoir, conocido por militar en bandas como Voodoo X, Crown of Thorns o Plasmatics. El guitarrista Tommy Lafferty fichó por los Crown Of Thorns tras publicar este trabajo con From The Fire y disolverse. El álbum es inspiradísimo, con canciones que poseen excelentes melodías, y sin embargo fue sepultado porque las corrientes musicales habían cambiado. Se disolvieron al poco de su publicación pero, por suerte, en 2014 han regresado a muy buen nivel.

Canciones destacadas: «Holding On», «Same Song», «Take My Heart» y «Spark and Flame».

Honeymoon Suite – The Big Prize (WEA; 1985)

Los canadienses Honeymoon Suite estuvieron a punto de jugar en las grandes ligas del rock melódico en cuanto a popularidad se refiere, y es que en sus tres primeros álbumes obtuvieron bastante repercusión no sólo en su país, sino también en el Billboard estadounidense. El más completo de sus primeros años es sin duda The Big Prize, producido por Bruce Fairbairn, el mismo que trabajó con Bon Jovi, y del que se extrayeron singles de la talla de «Feel It Again», top 40 en Estados Unidos, el también exitoso «What Does It Takes» o la inicial «Bad Attitude». Las interrupciones han lastrado a una banda que prometía llegar mucho más lejos.

Canciones destacadas: «Bad Attitude», «Feel It Again» «What Does It Takes» y «Wounded».

i-Ten – Taking A Cold Look (Epic, Roadhouse Records; 1983)

Billy Steinberg y Tom Kelly son los reputados músicos que se esconden bajo el nombre de i-Ten, y Taking A Cold Look es su único álbum de estudio editado. Sorprendentemente desconocido, en él participan músicos de la talla de Steve Lukather, David Paich o Steve Porcaro, todos ellos miembros de los afamados Toto, y cuenta con la producción del propio Lukather y Keith Olsen. La canción más conocida del álbum, «Alone» original del dueto, fue versionada y popularizada por los Heart. También habría que apuntar que Steinberg y Kelly son los compositores del «Like a Virgin» de Madonna, «True Colors» de Cindy Lauper, y un buen puñado más de populares canciones.

Canciones destacadas: «Taking A Cold Look», «Quicksand», «Alone» y «I Don’t Want To Lose You».

Jimmy Barnes – Freight Train Heart (Mushroom; 1987)

Aunque escocés de nacimiento, Jimmy Barnes lleva prácticamente toda su vida trabajando en Australia. Allí se enroló en las filas de varias bandas, una de ellas la popular Cold Chisel, pero durante uno de sus parones se las fue apañando para iniciar una carrera en solitario con bastantes momentos destacables. Uno de ellos llegó con este álbum publicado en 1987, por el que obtuvo cinco discos de platino en Australia y entró en las listas de los Estados Unidos. Aquí aparecen músicos de la talla de Jonathan Cain (Journey, Bad English…) Neil Schon (Journey, Santana, Bad English…) Desmond Child. Su voz ofrece momentos apasionantes cercanos al blues y al soul.

Canciones destacadas: «Driving Wheels», «Too Much Ain’t Enough Love», «Waitin’ For The Heartache» y «Last Frontier».

Petra – Beyond Belief (DaySpring; 1990)

Los estadounidenses llevan en activo desde 1972, lo que significa que llevan en esto de la música casi 50 años. Ahí es nada para una formación bastante desconocida si no eres un asiduo al rock melódico, y aún así, es bastante probable que se puedan alejar del radar de algunos. Lo cierto es que además de ser asociados al rock melódico, también están catalogados como una banda de rock cristiano debido a las características de su música y textos, aunque también es cierto que han pasado por diferentes etapas sonoras y han sufrido muchísimos cambios de formación. Tienen varios discos destacables, aunque el que nos ocupa, publicado en 1990, es de los más representativos.

Canciones destacadas: «I Am On The Rock», «Creed», «Beyond Belief» y «Prayer».

Robin Beck – Trouble Or Nothin (Mercury, Phonogram; 1989)

Una de las vocalistas más características del AOR y de las que más éxito han obtenido en su carrera. Lleva en la música desde apróximadamente 1979, cuando publicara un prematuro Sweet Talk en el que daba rienda suelta a su faceta disco, soul y funk. Diez años más tarde regresó para publicar este segundo trabajo en el que se subía al carro mayoritario del rock melódico, y para ello reunió una serie de versiones con canciones inéditas en las que participaban compositores de la talla de Desmond Child, Alice Cooper o la propia Beck. De las guitarras se ocupa en mayor medida el miembro de Toto, Steve Lukather. «First Time» fue un hit de gran recorrido.

Canciones destacadas: «Hide Your Heart», «Hold Back The Night»,»Save Up All Your Tears» y «First Time».

Shooting Star – Shooting Star (Virgin; 1980)

Extraordinaria banda procedente de Kansas City (Estados Unidos). Durante la década de los 70 se hacían llamar The Shooting Stars, aunque no fue hasta que modificaron el nombre cuando comenzaron a mostrarse activos, y por fin debutaron con este enorme disco epónimo. Aquí hay una mezcla de rock clásico y AOR que llama la atención y emociona desde la primera escucha. El disco estuvo durante catorce semanas entre los 200 discos del Billboard, y la verdad se agradece que un álbum con tanta calidad como éste se vea representado en la lista mainstream del país. Los cambios de formación no supusieron que la calidad de la banda mermase.

Canciones destacadas: «You’ve Got What I Need», «Just Friends», «Bring It On» y «Last Chance».

Signal – Loud & Clear (EMI USA; 1989)

A lo largo de la historia ha habido numerosas bandas musicales que, por unas razones u otras, mostraron un nivel extraordinario en su debut y sin embargo no llegaron a tener continuación. Signal entra dentro de esos casos, y es que esta banda angelina tiene en «Loud & Clear» su único y principal exponente de buen rock melódico. Al frente de la banda tenemos a Mark Free, vocalista del que ya habíamos hablado en la primera parte del artículo, ya que estuvo presente en varios proyectos de enorme valía. El disco obtuvo buenas críticas pero no demasiadas ventas, lo que supuso que EMI dejase de apoyarles definitivamente. Se ha convertido en un disco de culto.

Canciones destacadas: «Arms Of A Stranger», «Does It Feel Like Love», «My Mistake» y «Liar».

The Storm – Eye Of The Storm (Music For Nations; 1995)

The Storm es otro de esos grupos calificados como superbanda. La razón reside en que en este álbum están compuestos por el teclista y vocalista Gregg Rolie (Journey, Santana…), el vocalista Kevin Chalfant (707, Steel Breeze…), el bajista Ross Valory (Journey, Steve Miller Band…), el guitarrista Josh Ramos (Le Mans, Hardline, China Blue…) y el batería Ron Wikson (Gregg Rolie Band). Su segundo y último álbum, producido por Bob Marlette, Nigel Green y la propia banda, es un prodigio de melodías perfectamente cuidadas que no fallan a lo largo de las doce composiciones. Su vistosa portada va muy acorde con un contenido en el que cada músico brilla con luz propia.

Canciones destacadas: «Don’t Give Up», «Waiting For The World To Change», «Love Isn’t Easy» y «Fight For The Right».

Work of Art – In Progress (2011)

Estamos ante uno de los mejores grupos de rock melódico en la actualidad. Los Work of Art han publicado tres álbumes de estudio y todos ellos poseen una riqueza musical fuera de toda duda. Lo curioso es que este grupo se formó en Estocolmo (Suecia) a principios de los 90 por el guitarrista Robert Säll y el batería Herman Furin, sin embargo, todo se fue esparciando en el tiempo hasta que en el 98 entró el actual vocalista Lars Säfsund, y aún así no debutaron hasta 2008. Podemos estar contentos de que el proyecto no se haya ido al traste, que Frontiers haya apostado por ellos y que nos hayan obsequiado con obras tan majestuosas como In Progress.

Canciones destacadas: «The Rain», «Never Love Again», «The Great Fall» y «Castaway».

Nuevamente espero que, como en la primera parte del artículohayáis podido disfrutar de estas recomendaciones. Recordad que son solo eso, recomendaciones, y que obviamente hay muchísimos discos que merecerían estar aquí.
Recordad que en cada disco podréis encontrar un enlace a una canción dentro del apartado «canciones destacadas». Disfrutadlo.

Redactor cultural en ElEstado.net.

La música corre por mis venas.

Richy Fernández

Redactor cultural en ElEstado.net. La música corre por mis venas.

Queremos leer tu opinión.