España semanal

Iniciamos con esta sección un repaso a los acontecimientos que consideramos más significativos acaecidos en este bendito país, y que de algún modo van a alimentar los mentideros o las gradas de San Felipe esta semana.

Granados

No está todavía nada claro si parece aquello de: “¡quinto levanta, tira de la manta!”; ojalá.

En cualquier caso, al margen de sus poco afortunados comentarios machistas y de prensa rosa, el tipo es un iluso si piensa que la misma justicia que todavía no ha sido capaz de dilucidar quién se esconde detrás de la misteriosa anotación en la libreta de Bárcenas, M. Rajoy, va a dar por bueno que el tal López Hierro que también aparece en otra anotación en la citada libreta es el marido de la vicepresidenta del gobierno Sra. Cospedal. Por favor, este señor se llama López del Hierro (como muy bien ha aclarado meridianamente su señora), y hasta el menos avisado de nuestros lectores sabe, como nosotros, que naturalmente no tiene nada que ver con el que aparece en la libreta, que como todo el mundo puede ver, ha de tratarse forzosamente de dos personas totalmente diferentes. Y que el Sr. Granados está ahora intentando agarrase a un clavo ardiendo buscando parecidos imposibles.

Colau

Ada, que no hada. Ada, que la que has “liao”.

Vamos a ver, yo puedo ser republicano (que lo soy), pero eso no está reñido con el buen sentido, la elegancia y la buena educación (antes al contrario). Y si a mí (un suponer poco probable) me invita el rey un día a cenar (o a una bienvenida, máxime si ostento la representación de todos los ciudadanos no solo de los que la hemos votado), asistiré gustoso con mis mejores galas. Y si se trata de un acto oficial, yo que nunca uso corbata, iré muy orgulloso y muy digno con la que creo mejor conjunte. Tal parece que alguien les ha dicho a estos rojos de nueva hornada o advenedizos que así, sin corbata y con tirabuzones o pendientes parecen más revolucionarios. Y eso (la corbata), no tiene nada que ver para que yo le pueda decir a su majestad, cuando tenga oportunidad, educadamente todo lo que pienso, especialmente en lo referido a su augusta familia.

ARCO 2018

Sabemos que el arte es algo subjetivo, pero hay un axioma que no admite discusión: El arte de cada época es siempre, siempre, un reflejo de la misma. Y en esta ocasión la metedura de pata que han tenido cuadra (en la línea de los ejemplos anteriores): Impresentable.

Y el nivel artístico, sin sorpresas, cumpliendo con lo esperado a tenor del continuado declive de los últimos años. Si reparan en ello, no ha merecido ni una reseña en nuestra sección cultural.

Pensionistas

Una gran lección por su parte. En estos tiempos en que parece que todo vale y que estamos anestesiados (el 15M fue la última fecha en la que nos sentimos (y fuimos) ciudadanos, y fue en el año… ¡2011! Nuestros mayores nos están enseñando, de nuevo el camino, exigir nuestros derechos.

Nadie puede dudar de la justicia de sus reivindicaciones, es como un seguro, como un plan de pensiones (además en unas condiciones enormemente ventajosas para la Cia., en este caso el Estado. Ellos han pagado generosamente su cuota durante toda su vida laboral, y no son en absoluto responsables de que el gobierno de turno haya dilapidado hasta el último euro de su hucha.

Veremos quién le pone el cascabel al gato, si la oposición es realmente oposición, y ahora ya sin componendas en este sagrado tema, exigen de una vez el establecimiento de un impuesto específico para tal fin y la justa revalorización anual en el mismo índice del IPC correspondiente.

Veremos.

Delenda est Moscardó. Etiamnum.

Comentarios