Pedro Duque desprecia la educación pública