Daniel Caggiani: “Queremos un Mercosur para que la gente pueda vivir mejor y feliz”

El pasado 10 de diciembre, Daniel Caggiani, asumió la Presidencia del Parlamento del Mercosur (Parlasur) que ejercerá desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre 2019 en una coyuntura compleja para América del Sur, con un bloque desintegrado y sin acción política común, desde ElEstado.net le consultamos sobre los problemas y desafíos internos y externos que enfrenta el Mercosur en esta etapa.

¿Podría decir tres hechos que identifiquen las problemáticas que afectan hoy al bloque regional?

Somos una región que tiene riqueza de recursos naturales, somos la principal reserva en biodiversidad del mundo, tenemos la mayor reserva de agua potable, las mayores reservas energéticas, no sólo de petróleo, también de gas. Pero hay que señalar que somos los que peor distribuimos las riquezas que se generan, y tenemos una región altamente desigual, por lo tanto eso se vuelve un problema para cualquier proceso de integración, ya que la integración es una necesidad para avanzar en el desarrollo de los países que la integran.

Otro problema que se planeta es que el proceso de integración regional es pocas veces respetado por los países que integramos el bloque, sin duda, ese se vuelve uno de los desafíos más importantes, lograr que el Mercosur esté por encima de las agendas nacionales y de los elencos políticos de cada uno de los gobiernos, a los efectos de fortalecer el proceso de integración, con mucha más robustez para el futuro.

Un tercer elemento a tener en cuenta es la necesidad de avanzar en otras dimensiones de la integración desde lo educativo, lo productivo también desde la agenda de derechos laborales, sociales y políticos. No queremos un Mercosur para exportar más entre nosotros, que sin duda es muy importante, sino para que la gente pueda vivir mejor y feliz con mejores condiciones de vida.

¿Cuáles son los ejes sobre los que te propones trabajar desde la Presidencia del Mercosur?

Primero que el Parlasur y el Mercosur funcionen y los países respeten las decisiones que emanan de dichas instituciones. En 2019 se conmemoran los 100 años de la fundación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), también se cumplen 15 años de la Cumbre de Ouro Preto II (2004-2019), momento que fue punto de partida del Mercosur Social y Político, se cumplen 10 años de los institutos sociales del Mercosur, y por ende un momento relevante en la consolidación de la dimensión parlamentaria del bloque, que discuta sobre el Estatuto de Ciudadanía del Mercosur, el Plan Estratégico de Acción Social (PEAS) y que el parlamento sea un lugar para darle voz a los que no tienen voz .

Y discutir las principales problemáticas con las agendas que tienen los gobiernos de cercenar derechos. Queremos potenciar el trabajo que está desarrollando el Mercosur en su diálogo político y de agenda externa. Tenemos un relacionamiento muy fuerte y estable con el Parlamento Europeo a través de Eurolat, y queremos establecer lazos institucionales y contacto con la Unión Euro-Asiática, la Asamblea Popular de China y con el Parlamento PanAfricano.

Y desde el parlamento impulsar debates estructurales como desigualdad, integración productiva e integración energética. Vamos a trabajar para establecer una línea de trabajo que vincule al Parlasur con CLACSO, CEFIR, la Red de Economistas del Mercosur y otras instituciones a efectos de pensarnos colectivamente y en el largo plazo.

¿Se puede establecer una relación bilateral entre Mercosur y la Comunidad Económica Europea, en la lógica de ganar – ganar?

Sin duda los lazos históricos y culturales son muy fuertes por los procesos inmigratorios que nos atraviesan, llegamos a 20 años de vínculos comerciales y de cooperación entre Mercosur y Unión Europea, sin embargo, estos no son los mejores tiempos para propiciar acuerdos bilaterales de comercio entre ambos bloques. No parece haber por parte de Europa la necesidad de hacer un esfuerzo mayor para lograr un acuerdo en que se beneficien ambos bloques regionales.

Mencionaste en tu discurso de asunción pasar al Mercosur de los pueblos, ¿en qué se basa esta propuesta?

En la década del 90 el neoliberalismo nos legó un Mercosur meramente comercial y mercantilista, del 2005 al 2015 hubo mucha retórica de la integración pero poca práctica, y es una autocrítica que debemos hacernos como procesos progresistas. Y en esta etapa cuando hay gobiernos que parecen no apostar por la integración, el protagonismo del hoy debe estar asentado en construir el Mercosur de los pueblos, de los trabajadores, de los estudiantes, de los industriales, de las mujeres de los indígenas que sin duda expresa una realidad mucho más diversa y rica.

También para que el parlamento del Mercosur sea un espacio de encuentro de estas visiones, y se condensen las mismas para desarrollar un “Mercosur de los pueblos” con una diplomacia de los pueblos que permita construir una unidad democrática y de base, mucho más fuerte, de lo que hoy los gobiernos no parecen ni siquiera representar.

Daniel Caggiani nació en Montevideo en 1983. Es un político y legislador uruguayo del Espacio 609 del Frente Amplio (FA). Integra el Movimiento de Participación Popular (MPP) y es presidente del Parlamento del Mercosur (Parlasur).
Comentarios