Las Bestias Negras asesinan a Laura Luelmo

0

Me detengo en silencio observando el dibujo hecho por nuestra hermana Laura Luelmo.

¡No tengo palabras! Me abstraigo en sus colores, en su esperanza, en la feminidad, en la sencillez y en el mensaje que tiene este dibujo tan dulce y hermoso, contra la lucha que todas nosotras llevamos contra el patriarcado, que nos tiene amenazadas en silencio y nos ataca por la retaguardia. Me entristezco pensando que ya no está, y no está porque la han matado.

Sí. En silencio y por la retaguardia, porque no hay nadie detrás que nos respalde salvo nosotras mismas.

Me entristece enormemente observar este dibujo porque para mí se ha convertido en algo más que una reivindicación. Era la reivindicación de Laura, desde su don. ¿Sabéis? Ella dibujaba. Estudió Bellas Artes. Memorizad su “dibujo” para siempre.

A Laura la encontraron asesinada, según el Instituto Anatómico Forense de Huelva. El primer informe que ha evidenciado que murió entre el 14 y el 15 de diciembre, debido a un fuerte golpe en la frente con un objeto contundente: un palo o una piedra.

Un palo o una piedra, lo repito. Perdónenme por hacerlo, pero es como se debe llegar a la llaga de lo que nos duele, repitiendo lo que se debe repetir: un palo o una piedra y en la frente. Lo siento, no tengo palabras para definir este tipo de violencia tan cruel. ¿Qué tipo de maldad anda suelta por nuestras calles con ese tipo de violencia entre sus manos?

Su presunto agresor, el ya detenido B.M. ha confesado que fue él quién la asesinó. Ha sido trasladado esta madrugada a dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva, donde el arrestado está siendo interrogado por agentes de la UCO, encargados de la investigación de la muerte de Laura Luelmo.

Laura se había incorporado a su plaza en el instituto de Nerva (Huelva) el pasado 4 de diciembre, para cubrir una baja por maternidad como profesora de Artes Plásticas. Laura Luelmo entró a vivir el 10 de diciembre, dos días antes de su desaparición, en el número 13 de la calle Córdoba de El Campillo. Esta casa había sido propiedad del padre de B.M., quién la había vendido a una profesora del instituto donde iba a cubrir la baja Laura, y que la propietaria se la había alquilado a la joven profesora.

Lo más triste, desolador, incomprensible e imperdonable, es que el detenido salió de prisión el pasado octubre tras cumplir veinte años encarcelado por el asesinato de una anciana en su localidad natal de Cortegana (Huelva). La mató el 13 de diciembre de 1995, entrando por la ventana de la vivienda de la víctima, Cecilia Fernández Díaz, a la que asesinó a base de puñaladas. Le seccionó la yugular y la carótida. Perdónenme la crueldad de mis palabras por describirlo así, pero es mi obligación hacerlo desde la dureza porque sin dureza a veces no nos damos cuenta de la crueldad de los actos inhumanos de las bestias sueltas.

Él y su hermano gemelo se trasladaron a vivir a El Campillo al salir de prisión. Sí, salió de prisión y veinte años más tarde volvió a asesinar y estaba libre desde octubre para volver a hacerlo. Añado sin apenas ánimo para hacerlo, que hoy miércoles, el Pleno del Congreso se ha convertido de nuevo en el escenario de la eterna discusión sobre la prisión permanente revisable.

“La prisión permanente revisable es una especie de cadena perpetua por la cual el condenado solo puede recobrar la libertad si demuestra estar rehabilitado tras una serie de plazos (de al menos 25 años y de 28, 30 o 35 en algunos casos) y si previamente ha logrado acceder al tercer grado. Está prevista para los autores de “crímenes que causan una especial repulsa social” o “delitos de excepcional gravedad” como asesinos en serie, integrantes de bandas terroristas, los autores de la muerte de menores o personas discapacitadas, los agresores sexuales que acaben con la vida de su víctima…”

Mientras tanto sigue en discusión un tema tan urgente como necesario por el bien de la seguridad de nuestra sociedad, la familia de Laura Luelmo está esperando poder trasladar el cuerpo hasta la localidad de Zamora para poder darle sepultura.

El resto de hermanas seguiremos esperando, seguiremos luchando y reivindicándonos contra este Patriarcado que permite que la bestia negra haya matado otro Ángel. El Patriarcado sigue permitiendo bestias sueltas. ¡Hay que decir basta!

Descanse En Paz Laura Luelmo, tu dibujo lo tendré en mi memoria cada día del resto de mi vida. Va por ti y por todos los ángeles que no ha protegido este podrido patriarcado.

Hizo RT a este tuit:

https://platform.twitter.com/widgets.js

Comentarios