¡Toma tu SÍ!

¿Se acuerdan de aquél coro de catarnicas que con ocasión de la consulta inconsulta vociferaba SIETE VECES SÍ? Cómo nos engañaron, cómo prometieron un país para todos. Total se tomaron por asalto todas las funciones del Estado con encargados y transitorios nombrados a dedo por el Club de Amigos, ávidos del poder total.

Que la protección a las mujeres y niños, total desarman y vacían de recursos, convirtiendo a esa “conquista” en un colosal engaño. Que a los órganos de control irán los más idóneos, ¡mentira!, allí están los panas de la gallada para perseguir y “descorreizar” al Ecuador. ¡Toma tu SÍ! Que se ampliará la zona de protección ecológica del Yasuní, total van a explotar precisamente esas reservas que no nos benefician, porque se las entregaron a la voracidad de las transnacionales, cambiando la distribución de la renta petrolera que durante la Revolución Ciudadana sirvió para construir la grandeza de la Patria.

Que las obras financiadas y construidas por los chinos son “un robo”, todo con el menguado afán de desprestigiar las grandes realizaciones en hidroeléctricas, control de inundaciones, puentes, carreteras, que están allí, al servicio de todos, inclusive de “esa fea gente”. No las pueden negar. Entonces hay que atacarlas con la cantaleta de sobreprecios y corrupción que nadie les cree.

Lo chistoso es que se va a China y por la proverbial cultura oriental ese gobierno lo recibió pero con frialdad, trayendo de regreso alguna posibilidad financiera, contradiciendo el entusiasmo de sus áulicos que exageraron el “éxito” de la gira. Total vino furioso con las cajas destempladas, primero a conocer al Otto que le pusieron los social y mal cristianos y acto seguido a trancarnos el más duro PAQUETAZO de que tenga memoria el pueblo, que durante la Década Ganada de la Revolución Ciudadana no vivió esa tragedia de hambre y sobresaltos, al comprobar cómo se encarece su famélica existencia con un sueldo de miseria, sin educación ni salud pública y gratuita, sin protección social ni seguridad ciudadana. ¡Toma tus SIETE VECES SÍ!

Paquetazo impuesto por el FMI, como en los tiempos del vergonzoso entreguismo de las cúpulas politiqueras de la partidocarcia neoliberal a la insaciable voracidad de los chulqueros extranjeros. Volvió el paisito de la República de banana, en el que los egoístas intereses de los banqueros y demás grupos de poder económico, político y mediático se imponen al precio de la traición.

Ahora sí la “prensa libre e independiente” está desquiciada, se bajaron la Ley de Comunicación y le convirtieron en su perro faldero. Sus titulares de hoy avergüenzan a la sociedad ecuatoriana, distorsionando como un reto de oportunidades al criminal aumento del precio de los combustibles. Cómo torturan la verdad, cómo se tomaron por asalto las frecuencias de radio y televisión a perpetuidad y como siempre lo dicen: “por esta única vez”. Volvió la impresentable distribución del espectro radioeléctrico del pasado: 98% para la trinca pelucona y apenas el 2% para el pueblo. Cambiar ese atraco ha sido una “ofensa” para los dueños de los grandes medios privados de comunicación, que hoy baten palmas por el botín que se llevan en complicidad con los odiadores. Pero volverá la Patria de todos; y con las cenizas de los traidores construiremos una nueva sociedad.

Pese a este sombrío panorama, hago un espacio en mi corazón para desear a mis queridos lectores una Feliz Navidad compartida con la familia; ¡y que el 2019 nos encuentre organizados y listos para recuperar la Patria!
Comentarios