Luces y sombras de Chernobyl, la serie de televisión

3

Cuando terminó Juego de Tronos, muchos analistas y seriófilos se preguntaban qué serie le tomaría el relevo y cuándo sucedería. Se esperaba que la duda se mantuviera en el tiempo, y las predicciones auguraban complicado olvidar la saga en un futuro próximo. No obstante, una semana después la duda quedaba resuelta.

Chernobyl, estrenada el 6 de mayo de 2019, es una miniserie de 5 episodios producida por HBO y Sky UK. Ambientada en los últimos años de la década de 1980, la narración se centra en el desastre nuclear ocurrido en la planta de Chernóbil, cerca de Prípiat, actualmente en Ucrania -entonces parte de la URSS-.

>>Diccionario Político: Chernobyl, Bólido de Tunguska, Chicxulub y Omayra<<

El desastre de Chernóbil

La catástrofe de Chernóbil consistió en un accidente nuclear sucedido el 26 de abril de 1989 en el reactor nuclear número 4 de la planta. El desastre sucedió durante un test de seguridad realizado en el reactor tipo RBMK, de fabricación soviética; no es definitiva la causa del accidente, pero se produjo una explosión que dejó el núcleo del reactor en aire abierto y un incendio descontrolado.

El número oficial de muertes directas por el accidente se sitúa en 31 personas, cifra más mencionada. No obstante, un estudio de las Naciones Unidas elaborado entre 2005 y 2006 sitúa la cifra en 4.000, mientras que otras organizaciones la sitúan a no menos de 93.000. Muchas de estas personas habrían muerto como consecuencia de la radiación padecida.

Chernóbil, junto al desastre de Fukushima, en Japón, de 2011, están considerados los dos únicos incidentes nucleares de nivel 7, el máximo considerado en la escala que evalúa los incidentes nucleares. El primero está considerado el más desastroso, tanto por coste como por bajas personales. El control de daños involucró alrededor de 500.000 liquidadores -nombre que recibieron las personas involucradas- y el gasto de 18 mil millones de rublos.

La serie de televisión se basa, principalmente, en unas cintas de audio grabadas por Valeri Legásov, director del Instituto Kurchátov y responsable de descubrir la causa del accidente y de solucionar la situación. Además, también se ha utilizado la obra Voces de Chernóbil, de la premio novel de literatura bielorrusa Svetlana Aleksiévich, en la que entrevistaba a distintos residentes de Prípiat en la época.

>>El final de Juego de Tronos<<

Luces y sombras

A nivel general, la serie ha sido aclamada por la crítica. Las principales páginas especializadas –Rotten TomatoesMetacritic– le dan puntuaciones superiores al 8 sobre 10. Estas publicaciones se basan en el análisis de críticas realizadas por expertos en distintos medios de comunicación, y resumen la “aclamación universal” que ha favorecido a la serie.

Más destacado es el resultado en la página de IMDb, plataforma de valoración de películas y series de televisión gestionada por los usuarios. En este caso, las personas individuales han valorado Chernobyl con 9,7 estrellas sobre 10, convirtiendo la producción de la HBO en la serie de televisión mejor valorada de la historia en esta plataforma.

La popularidad conseguida por la serie en pocas semanas, no obstante, ha generado que se sucedan las críticas. La más destacada la proveniente desde Rusia, donde se ha acusado a la producción de seguir la corriente de opinión norteamericana y no ceñirse a los hechos. Las causas del accidente de Chernobyl nunca han sido confirmadas desde Moscú, y algunas publicaciones han avanzado que una productora rusa podría realizar una serie de televisión con la postura oficial del país, para contrarrestar la “propaganda” de la serie de HBO.

Otra de las quejas que más ha impactado, principalmente en las redes, es el idioma utilizado en la producción. Teniendo en cuenta que el argumento se desarrolla en la Unión Soviética, algunos expertos han comentado que el idioma utilizado en la grabación debería haber sido el ruso, incluso el ucraniano, antes que el inglés escogido para rodar la serie.

En cualquier caso, en líneas generales la serie ha tenido un impacto muy positivo entre los espectadores, tanto por la construcción del argumento como por las técnicas utilizadas. Por lo menos ha conseguido que se deje de hablar de Juego de Tronos.

Comentarios