Pedro Sánchez golpea primero a UP por la culpabilidad de una posible repetición electoral

Desde hace unas semanas, el ElEstado.Net ha publicado contenido indicando el inicio de la batalla entre el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Unidas Podemos (UP), por la hegemonía en el discurso sobre quién es el culpable de una hipotética repetición electoral.

De hecho, advertimos que su comienzo era inminente y lo ubicamos antes del mes de agosto, porque ambas fuerzas quieren acudir a la segunda ronda de negociaciones que se celebrará en septiembre con una mejor posición en la correlación de fuerzas, porque ese momento será el de ponerse de acuerdo, una vez el tiempo lo supere sin haber llegado a pactos, las elecciones tendrán que repetirse sin remedio.

>>La batalla por la hegemonía en el discurso sobre la repetición electoral ha comenzado<<

Convencer a la sociedad de que el contrario es el culpable de que se tengan que volver a celebrar elecciones, con la posibilidad de que las gane la derecha, es fundamental porque ese relato será el que se imponga en las negociaciones, quién logre hacerse con el protagonismo de ese relato, podrá obligar al contrario a asumir la mayor parte de sus condiciones tras las vacaciones de verano.

Ha sido Pedro Sánchez quién ha movido ficha en primer lugar, aprovechando los errores de la democracia interna de Podemos. No es que al presidente en funciones de España le importen los planteamientos de las preguntas realizados por la dirección de la formación morada, sino que ha sabido aprovechar una redacción interesada -para dirigir a la militancia al lugar al que los líderes de Podemos quieren-, para imponer un argumento con varias idea-fuerza en la hegemonía cultural:

  • Pablo Iglesias dirige a su militancia mediante preguntas de redacción perversa.
  • El PSOE ha realizado diferentes propuestas como una verdadera voluntad de llegar a acuerdos con UP, todas rechazadas sin razón.
  • La última propuesta hecha por el PSOE no aparece entre las opciones de la consulta porque Pablo Iglesias solo quiere un acuerdo en base a sus condiciones, lo que señala claramente que el líder de UP solo está interesado en los cargos institucionales.
  • Pablo Iglesias votará junto a VOX contra el PSOE.

Estas cuatro ideas-fuerza configuran la matriz de opinión con la que el PSOE va a disputar la hegemonía cultural en cuanto al discurso de la culpabilidad de una posible repetición electoral. Por lo que se puede considerar que el Partido Socialista dinamita su propia investidura solo para mantener el pulso con Unidas Podemos de cara a septiembre.

>>Cuando el PSOE prefirió (otra vez) al PP antes que a la izquierda<<

Pedro Sánchez, que nunca deseó el acuerdo con UP al menos atendiendo a sus hechos, (no responder ante las claudicaciones de UP con esfuerzos semejantes para acercar posturas, presentar un acuerdo programático escorado a la derecha, rechazar todas las diferentes propuestas de UP, pedir en medio de las negociaciones la abstención al Partido Popular…), ha aprovechado el error de la dirección de Podemos en la redacción torticera de las preguntas, para rechazar a la coalición de izquierdas sin perder su apariencia progresista, con la intención de blindar los dos millones de votos que arrebató a UP el pasado mes de abril.

Comentarios