El pueblo catalán ante la sentencia del Supremo

La sentencia del Supremo ha provocado una serie de rebeliones populares por toda Barcelona y Cataluña. Mas allá de una solidaridad necesaria, estoy viendo muchos elementos que rozan desde lo equidistante hasta lo más reaccionario de la izquierda española y me gustaría aclarar algo.

Esta sentencia va a servir para vulnerar a libertad de expresión de los activistas que luchan contra el capitalismo y el Régimen del 78, -profundizando aún más la Ley Mordaza que generaliza la ley antiterrorista contra todos los sectores populares del movimiento obrero, sindical, revolucionario y social de España-.

Esto, a parte de la clara vendetta de la justicia española, supone una justificación la ley para no mostrar el fascismo del Tribunal de herencia franquista. Los jueces están encerrando a políticos catalanes, revolucionarios, sindicalistas, raperos y tuiteros.

Al respecto de las naciones del Estado español, son naciones reconocidas en la misma Constitución de 1978, y esto se debe a que durante muchos años antes de nacer España como nación, y siendo reivindicada por las masas populares el 2 de Mayo, las actuales comunidades autónomas fueron reivindicadas como naciones, y erigidas incluso antes de terminar la mal llamada reconquista.

Hubo una serie de experiencias durante distintos periodos históricos, como la conquista de Navarra, la rebelión de los segadores en Cataluña, la rebelión de los Irmandiños y el renacimiento de la lengua galega en Galicia, las experiencias cantonales de Valencia y Andalucía.

Si uno investiga, y sobre todo, lee a Marx puede comprobar que éste se oponía a las ideas federales en España por sus posiciones liberales y burguesas que ya habían dejado al país y al proletariado en una situación de semifeudalismo y atraso importante, también se opuso al cantonalismo. ¿Los hechos históricos mencionados no chocan con las posiciones de Engels en su obra “Los bakunistas en acción” y “La España Revolucionaria” de Karl Marx donde analiza la Revolución Española de 1854 y el Levantamiento popular del 2 de Mayo de 1808 que da comienzo al trienio liberal español?

¿No es una contradicción que el Partido Comunista de España, reconvertido y mejorado en la ciencia del marxismo-leninismo defendiera las liberaciones nacionales y el reconocimiento nacional de Cataluña, Euskal Herrria, País Valenciano….? Jose Díaz, así como Vicente Uribe no eran independentistas. Los compañeros criticaron muy duramente los nacionalismos que había en España por sus posiciones clasistas, conservadoras, ligadas a la creación de burguesías y empresas que favorecían al autogobierno.

Pero no eran unos reaccionarios, Jose Díaz criticó también a las posiciones antidemocráticas, y que confundían el centralismo democrático, con ser un anticatalanistas, antivasco, antigallego con el absolutismo reaccionario y clasistas de los gobiernos monárquicos de Madrid con los Borbones a la cabeza.

Esto propició un estudio más profundo de la cuestión nacional, llegando a tener en las filas del comunismo en España a Joan Comorera fundador del PSUC, y defensor de la liberación nacional de Cataluña desde una perspectiva marxista leninista durante la Guerra Nacional Revolucionaria de España contra el fascismo, enfrentándose contra Vicente Uribe por su posicionamiento hacia el eurcomunismo, y el trato con las fuerzas post franquistas supervisadas por Carrillo y la CIA.

Recordaba que el partido comunista estaba presente en esos pueblos, desde los obreros, hasta los campesinos, pasando por los intelectuales. Los derechos democráticos no se podían vulnerar en la nueva España que estaba construyendo el Frente popular durante la II República Española. No era una contradicción, es más, Stalin en su obra “Marxismo y la cuestión nacional“, a parte de las criticas a Bauler por sus posiciones sobre las ideas liberales del federalismo que solo rompían la unidad de los estados como en Rusia, donde la revolución socialista ya estaba dando sus frutos en la unidad de los trabajadores.

¡He aquí, la trampa compañeros/as! La URSS se estaba erigiendo. ¡En España no existe un gobierno socialista, ni siquiera un partido comunista reconstruido que pueda abarcar el tema de Cataluña de manera dialéctica y científica! ¡El eurocomunismo nos ha hecho tragar las vías constitucionales del Régimen del 78, justificándose en el leninismo cuando estos son los primeros en violarlo, como se demuestra en el libro de Paco Frutos “El comunismo con sencillez“.

Lo lograron al amparo de la caída del bloque socialista, haciéndonos creer que el socialismo había fracasado cuando en realidad fue el triunfo de revisionismo que desvirtuó muchísimo el análisis correcto de los movimientos de liberación nacional de las naciones del Estado español, enfrentándonos con nuestros compañeros y compañeras.

Con respecto a las contradicciones que algunos señalan en la lucha del pueblo catalán y la defensa de la República Catalana, se debe expresar que en toda lucha, revolución -o rebelión en este caso-, hay siempre contradicciones y limitaciones. Ninguna lucha popular ha resuelto sus contradicciones antagónicas de la noche a la mañana ¡Ahora toca la solidaridad y ver cómo los catalanes siguen haciendo girar la rueda de la historia!

Para los que no dejan de decir “ni monarquía, ni burguesía catalana, ¡III República Española!“, personalmente no coincido con que la liberación nacional de Cataluña favorezca a la dictadura del proletario, pero incluso ahora entre nosotros hablar de socialismo está muy lejos de nuestro alcance, incluso en Siria con el Frente Nacional Progresista o en Ecuador con la Revolución de los Zánganos con todas las contradicciones que tienen, serían capaces de proclamar el socialismo antes que nosotros proclamaros nuestra III República Española o que Unidas Podemos se proclame republicana.

Frente a la brutal represión, repito, solo queda defender la República Catalana y al valiente pueblo catalán que monta barricadas en el Prat y en toda Barcelona y Cataluña. La mayoría de chavales y compañeras que lucharon ayer serían de joves de la CUP, gente de EI, libertarios adheridos al movimiento de liberación nacional, estudiantes y los CDR. No descartaría participación indirecta de militantes sindicalistas, como gente de la izquierda española de Cataluña solidarios con el pueblo catalán como PCPC o PCOE. Ahora el PCE (ml) se ha unido a condenar la sentencia vengativa del supremo.

Sobre las contradicciones en la lucha del pueblo catalán, nacen por la presente fuerza de partidos neoliberales, liberales y demócrata cristianos de la burguesía catalana. A esa gente hay que ganarle los espacios, puesto que no hay tampoco partido marxista lenninista en Cataluña al menos que la EI tengan las uñas afiladas.

Tanto decir que denuncian la violencia, desde ERC condenan y denuncian las acciones violentas en el movimiento independentista, deberían repasarse lo que dijeron sus padres jacobinos en Francia durante la Revolución Francesa en la Proclamación de los Derechos del Hombre y del Ciudadano en el artículo 2: “La finalidad de toda asociación política es la conservación de los derechos naturales e imprescriptibles del hombre. Esos derechos son la libertad, la propiedad, la seguridad y la resistencia a la opresión“.

Yo para estudiar a Cataluña en las obras que tengo uso una vara de medir, mi conocimiento profundo sobre la lucha por la liberación nacional del Hindusthan (la India) contra el Imperio Británico. Hay algunas semejanzas, parecidos tanto interesantes como puntuales, y sobre todo el papel de las burguesías nacionales que venden a los obreros, que son chivatos y represores al servicio de los gobiernos dominantes. Cataluña no es la India ni Argelia, pero hay algunos parecidos asombrosos que justifican la República Catalana.

ElEstado.Net no tiene por qué compartir todo el contenido de los artículos publicados en su Sección de Opinión.

Comentarios