Diccionario político: crítica, socialismo bolivariano, materialismo dialéctico y guerra bacteriológica

6
Crítica Destructiva

(Definición) La crítica destructiva es la constante formulación de juicios como reflejo de la realidad empírica; una interpretación, modelada por la subjetividad individual, centrándose en primera instancia en la conducta pasada, estableciendo un juicio de valor de la persona o grupo receptor, en ocasiones infringiendo daño u ofensas. No tiene por objetivo mostrar una alternativa de mejora, el mensaje no se centra en las fortalezas sino en las debilidades para lograr desacreditar las fortalezas de la persona criticada; suele generar rechazo y malestar. 

(Curiosidades) 1. Actualmente la práctica y la proclividad de realizar críticas destructivas o negativas ha llegado a tal magnitud, que los programas de televisión se basan únicamente en valorizar y juzgar las realidades colectivas adquiriendo según la audiencia, el carácter de un rasgo cultural. Estos programas están mayormente asociados a propagandas mercantilistas que utilizan el simbolismo de un statu quo que define y condiciona el estilo de vida que una persona debería llevar, convirtiendo la crítica negativa en un instrumento más de publicidad y venta del capital. 

Socialismo Bolivariano

(Def.) Conceptualizado por primera vez por el presidente de Venezuela Hugo Rafael Chávez Frías. Declaró la necesidad del socialismo para trascender el capitalismo el 30 de enero del año 2005 en el estadio Gigantinho de la ciudad de Porto Alegre, Brasil. El socialismo bolivariano es la organización que se produce para satisfacer las necesidades sociales, con la participación protagónica de los trabajadores. El socialismo bolivariano busca contrarrestar la aplicación extrema de medidas neoliberales, con concepciones marxistas de socialismo científico, la visión leninista del imperialismo como fase superior del capitalismo, y también de aquellos pensadores que vieron el socialismo como el producto de una lucha del pueblo: Rosa Luxemburgo, Mao, Trotski, Gramsci, Ho Chi Min, Castro, El Che, José Carlos Mariátegui, todos citados de varias formas y con distinta frecuencia por el Presidente Chávez, líder de la Revolución Venezolana, quien colocó nuevamente sobre el escenario mundial la polarización de socialismo-capitalismo. 

(Cur.) 1. ¿Por qué Bolivariano? El Socialismo desde el pensamiento chavista revolucionario, es la puesta en práctica de una larga línea de pensamientos, valores y tradiciones que revelan al  pueblo venezolano como el epicentro de la libertad en América del Sur. La existencia de un Bolívar surgido de la modesta Capitanía General de Venezuela para llegar a consolidar el poder de dos virreinatos: Nueva Granada y Perú, la epopeya de hombres a pie y a caballo nacidos en haciendas, pueblos y montes donde nunca pasaba nada, y se convirtieron en aquellos guerreros feroces capaces de luchar con los veteranos de las guerras Napoleónicas, el ascendiente Caribe, el atrevimiento de la Independencia, y la Guerra Federal nos hicieron un pueblo igualitario, valiente y libre.

2.El Árbol de las Tres Raíces” se refiere precisamente a esta incorporación del pensamiento de Bolívar, en primer lugar, del revolucionario antimonárquico que llegó más allá para visualizar en el futuro una nación sin clases, hecha solo de ciudadanos, un mundo latinoamericano unido, instruido, autónomo. Él y su ideario de justicia social, igualdad y libertad junto con los precursores socialistas venezolanos dan personalidad propia al Socialismo Bolivariano: Robinson y su visión de la educación aunada a la autonomía del pueblo soberano; y Zamora, el socialista temprano que vio en el levantamiento contra la oligarquía  el camino a la libertad verdadera del pueblo venezolano.

3. También está  integrada como referencia del socialismo bolivariano la raíz Indoamericana en tanto le da identidad como pueblo originalmente libre, en armonía con la naturaleza y que a través de la bravura de caciques como Guaicapuro, Tiuna y muchos otros, dieron ejemplo de resistencia frente  a la opresión. En todas estas raíces, siempre se mantiene el mismo denominador: plantear la libertad, el cambio por el pueblo mismo: “desde abajo”.

Dialéctica Marxista

(Def.) Es un método de estudio científico y del conocimiento del mundo que proporciona al hombre la posibilidad de comprender las relaciones sociales como un fenómeno natural, que debe ser observado y analizado por ser una fuerza motriz en el desarrollo de la realidad. Propuesto por Karl Marx (teórico, pensador socialista alemán), el método dialéctico marxista se caracteriza por los siguientes rasgos fundamentales:

  • Concibe la Naturaleza como un todo articulado y único, en el que los objetos y las fenómenos dependen unos de otros y se condicionan mutuamente.
  • Considera la Naturaleza como algo sujeto a constante cambio y renovación, donde hay siempre algo que nace y se desarrolla y algo que muere y caduca.
  • Examina el desarrollo de la Naturaleza como un proceso, en el que como resultado de la acumulación de una serie de cambios cuantitativos inadvertidos y graduales, se efectúa el paso, en forma de saltos, a cambios radicales, a cambios cualitativos: la cantidad se trueca en calidad.
  • Parte del criterio de que los objetos y los fenómenos de la Naturaleza llevan siempre implícitas contradicciones internas, que todo tiene su lado positivo y su lado negativo, su lado de caducidad y su lado de desarrollo, y que la lucha entre lo que caduca y lo que se desarrolla forma el contenido interno del proceso de evolución, del proceso de la transformación de los cambios cuantitativos en cualitativos. 
Guerra bacteriológica

(Def.) La guerra bacteriológica es el control de enfermedades transmisibles que contribuye al empleo ilegítimo de agentes biológicos capaces de infligir daño masivo sobre fuerzas militares y civiles para fines bélicos, criminales y/o terroristas. Los agentes biológicos se utilizan como armas para ocasionar daños irreparables en circunstancias de guerra biológica y bioterrorismo. Por su potencial para la creación del caos, la guerra bacteriológica es la aplicación de fuerza bélica más destructiva conocida por la humanidad (además de los conflictos nucleares). 

(Cur.) 1. El uso de armas biológicas está terminantemente prohibido por las Naciones Unidas; sin embargo, muchos países (las potencias militares) cuentan con este tipo de arsenal en todo tipo de agentes de esparcimiento no convencionales. 

2. Los Estados Unidos firmaron la Convención de Armas Tóxicas y Biológicas, que prohibieron el “desarrollo, producción y acumulación de microbios o sus productos venenosos excepto en cantidades necesarias para protección y explotación pacífica“. Para 1996, 137 países firmaron el tratado, sin embargo se cree que a pesar de haber formado la convención, EEUU viola tales acuerdos como muchos otros. 

Comentarios