Andrés Arauz será el candidato del correísmo en las presidenciales del 2021

Un joven economista de 35 años será el candidato presidencial de la Unión Por La Esperanza (UNES) para las presidenciales del 2021 en Ecuador. Andrés Arauz fue ya ministro a sus 30 años, habla cuatro idiomas y junto a Rafael Correa, quien será el candidato a la Vicepresidencia, conforma el binomio que apunta derrotar a los representantes del neoliberalismo.

Arauz es licenciado en Economía y Matemáticas por la Universidad de Michigan, especialista en Economía Pública, además de obtener una Maestría en Economía del Desarrollo por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales FLACSO y estar doctorando Economía Financiera en la Universidad Nacional Autónoma de México UNAM.

Se desempeñó como director general del Servicio de Contratación Pública (2015), subsecretario general de Planificación para el Buen Vivir de la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo SENPLADES (2013-2015); y asesor en Política Financiera del Ministerio de Coordinación de la Política Económica (2007-2009).

Su país vive una drástica crisis económica y política luego de tres años de gobierno de Lenín Moreno, quien aplicó recetas del Fondo Monetario Internacional y puso su gestión en manos de banqueros, empresarios de la información, políticos representantes del poder económico.

Todo ello, en un Ecuador que antes de la pandemia registraba un desempleo del 60% en la Población Económicamente Activa (PEA) y decidió pagar más de 1000 millones de deuda mientras no tenía hospitales ni insumos médicos para atender la emergencia por el Covid 19.

El Grupo de Puebla anunció la incorporación del exministro coordinador de conocimiento y talento humano, exministro de cultura y patrimonio, y exdirector general bancario del Banco Central del Ecuador (2009-2011), Andrés Arauz Galarza, fortaleciendo su relación con el progresismo en dicho país, y engrosando la la lista de más de 45 liderazgos políticos de 14 países diferentes que se agrupan en el foro iberoamericano.

Con la derecha dividida, después del derrumbe de popularidad de Moreno, con una oposición también fragmentada y con el país sumido en una crisis económica y sanitaria por la pandemia, el correísmo se presenta como la principal minoría del país con una intención de voto del 31,4%, según la última encuesta del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), publicado a principio de mes.

Rafael Correa podría estar impedido ya que la Corte Nacional de Justicia (CNJ) de Ecuador​ ratificó en julio la condena de ocho años de prisión por un delito de cohecho y a pagar una indemnización como “autor” del mismo al expresidente, imputado por el caso “Sobornos 2012-2016”.

Luego de dos semanas de deliberación, la Corte respaldó la sentencia emitida en primera instancia contra el exmandatario y la mayoría de los 18 condenados en el expediente.

 El tribunal desecha recursos de apelación de la mayoría de sentenciados, ratifica la pena por cohecho para 18 -incluido Rafael Correa– y modifica la sentencia para dos”, informó la Fiscalía General del Estado en redes sociales.

También se establecieron “parámetros proporcionales” de compensación al Estado por los daños causados, de forma que los autores estén obligados a abonar una suma superior a los  USD 778 mil cada uno y los cómplices USD 368.632.

La sentencia por corrupción no ha sorprendido al exmandatario ecuatoriano, que desde 2017 vive en Bélgica (país de origen de su esposa Anne Malherbe Gosseline) y es requerido por la Justicia de su país.

Al ex presidente Correa, al ex vicepresidente Jorge Glas y a 18 personas más que fueron condenadas por cohecho en el caso Sobornos solo les queda el recurso de casación, antes que la condena se implemente.

A través de esta figura, los procesados quieren dejar sin efecto la condena de ocho años fijados en el proceso penal. El Tribunal designado para analizar la casación debe examinar si se cometieron errores al dictar la sentencia.

Los magistrados pueden ver si se aplicó de forma indebida la ley y si se interpretó incorrectamente una norma. En esta etapa, los jueces solo revisarán el aspecto legal del fallo pero no el hecho mismo ni las pruebas.

Muchos ecuatorianos han celebrado la decisión de UNES al ubicar a una figura joven y de destacada capacidad en la política ecuatoriana. “Con Rafael Correa y la Revolución Ciudadana los jóvenes tuvimos oportunidades” recordaban quienes vieron al nuevo candidato presidencial como lo posesionaban en Carondelet como ministro hace 5 años.

El ex canciller de Ecuador, Ricardo Patiño escribió en su cuenta twitter: “Excelente decisión en Ecuador. Andrés Arauz a la presidencia y Rafael Correa a la vicepresidencia. Andrés, brillante profesional de la economía y Correa, líder indiscutible de la Década Ganada. Ecuador recuperará progreso, equidad y derechos para todos”

Kintto Lucas, ex diplomático del Ecuador ha dicho que Arauz es un excelente profesional y militante probado del progresismo. “Lo conozco desde hace años y le tengo gran respeto. Si le toca asumir un reto importante en las elecciones y en la conducción del país, sé que tiene de sobra las condiciones para cumplir”.

Asimismo, el ex ministro de Economía, Fausto Herrera expuso sus felicitaciones a través de redes sociales. “Felicitaciones a Andres Arauz por su nominación como candidato a la Presidencia de la República por la Revolución Ciudadana. El país necesita un líder que practique soluciones innovadoras para salir rápidamente de la crisis. La Patria verá días mejores para sus hijos”.

Comentarios