Rafael Correa: “Quiero dejar la política, pero la política no me deja”

Abrió la jaula de los leones para que nos devoren y metió a María Paula Romo, los Roldán y demás” afirmó el ex presidente de Ecuador, Rafael Correa al referirse a Lenín Moreno en una entrevista de Leva y A Fondo, en la misma que aseveró que quiere dejar la política, pero la política no le deja.

Correa anunció su tan anhelado deseo de dedicarse a la Academia, pero no ha logrado hasta hoy. Tiene 5 libros en el tintero aseveró. “Ellos me involucraron otra vez en la política. Por perseguirnos me obligaron a meterme otra vez en la política. Tú crees que es agradable estar 7 u 8 horas diarias en redes sociales respondiendo mensajes, viendo videos, dando discursos, dando ideas para que la gente se defienda para defender mi legado por la traición de Moreno” expresó sin tapujos.

Admitió que su idea era otra porque había hecho bien las cosas. “No he tomado 20 centavos que no sean míos, pero subestimamos la maldad humana” indicó y agregó que su plan de vida es continuar en Europa, en donde convive con su esposa y estudian sus hijas. De las cuales dijo: “si llegan con un novio simpatizante de Guillermo Lasso a la casa, respetaría su elección porque a los hijos se los cría para que sean libres”.

Pese a toda la traición del actual presidente (Moreno), el líder de la otrora Revolución Ciudadana hoy denominada Unión Por La Esperanza, recordó la nueva encíclica del Papa Francisco que, en su criterio, sepulta el neoliberalismo, y en su párrafo 241 expone que no se trata de proponer un perdón renunciando a los propios derechos. “No se puede pues amar a un opresor. Una cosa es no actuar con rencor otra es dejar en la impunidad las cosas” advirtió Correa.

Si Dios me diera el privilegio de nacer nuevamente, el deseo que le pediría sería ser buen músico, pero de esos músicos como Paul McCartney, que te toca 6 u 8 instrumentos me gustaría saber tocar bien guitarra, piano” dijo el exmandatario antes de exponer que le molesta mucho esa izquierda demasiado anti yanqui.

Respecto a la democracia, Correa afirmó que si en la región se quieren madurar como democracia hay que hablar con la verdad y no satanizar los liderazgos en América Latina, antes de exponer que Angela Merkel está en el poder desde el 2005 en Alemania, y nadie dice que ese país tiene una democracia inmadura como lo hacen en Ecuador. Pero criticó los cuestionamientos en ese tono al ex presidente de Bolivia, Evo Morales.

Los liderazgos son altamente deseables. Nadie debe satanizar los liderazgos.El buen líder hace crecer a los demás”, dijo Correa luego de advertir lo fatal que ha sido para Ecuador tener presidentes sin liderazgo como Moreno. “En la pandemia hubo negligencia criminal somos el país con más muertos per capita. No solo hay 12 mil muertos hay más de 33 mil, pero están manipulando las cifras como las de la represión de octubre 2019”.

Correa anunció que su proyecto vital es su país. “No para ganar las próximas elecciones sino las próximas generaciones” señaló y lanzó un mensaje a sus opositores. “Si querían destruirme era que hagan más hospitales, más carreteras más escuelas”.

Tampoco se quedó con las ganas de cuestionar el rol de la prensa latinoamericana de la cual dijo: “si yo hacía una campaña contra el dengue, salían a defender a los mosquitos”.

Correa reconoció que “la máxima expresión de ser cristiano es perdonar al enemigo y eso me cuesta mucho” con todo lo que ha vivido durante el ‘Morenato’ aunque aclaró que el perdón no anula esa necesidad de ser reivindicado, sino que la reclama.

Comentarios