Ecuador: votos endosables

En la segunda vuelta electoral se mirarán las caras Arauz con Lasso. Recordando que los votos no son endosables hasta que Correa entra en el juego político.

Los votos no son endosables” repetían varios políticos, periodistas, sociólogos y analistas en un clima electoral incierto que adorna el Ecuador del desgobierno de Lenín Moreno, que tiene un 84% de imagen negativa según Ranking de Imagen Presidencial de América Latina, que realizó la Fundación Directorio Legislativo.

Pero esa máxima de la política parece romperse con las dotes políticas del expresidente ecuatoriano Rafael Vicente Correa Delgado, también conocido en Twitter como @MashiRafael o como el líder de la Revolución Ciudadana hoy representada en el Binomio de la Esperanza. El análisis de Xavier Flores parece muy atinado.

Tan fuerte, políticamente, es Rafael Correa que tiene la capacidad de poner cerca de la Presidencia a un “burócrata quiteño” que, además, gana en toda la Costa y pierde en su misma ciudad, sostiene Flores e intuye que, sin el apoyo de Correa, el candidato Arauz tendría menos votos que Isidro Romero.

Recalca que esa capacidad para endosar votos no la tiene el exalcalde guayaquileño Jaime Nebot, quien no logró endosar sus votos al candidato Guillermo Lasso en dos campañas presidenciales. Los números corroboran el análisis. Arauz obtuvo el 38% de los votos, Lasso apenas consiguió el 29%.

En Quito, el cantón con más electores del país, los sufragios se dividieron principalmente entre Lasso (27%), Hervás (24%) y Arauz (22%).

En 134 de los 221 cantones del Ecuador, se cumplió con las condiciones que permiten declarar al ganador en primera vuelta; es decir, que obtenga más del 50% de los votos válidos o más del 40% con una diferencia de 10 puntos sobre el segundo. De esos 134 cantones, Arauz ganó en 68.

Ahora se vendrá la segunda vuelta electoral pero todavía en Consejo Nacional Electoral (CNE) no expone los resultados oficiales luego de provocar, con soberana irresponsabilidad, controversias, dislates y pugnas entre el candidato de la derecha representada por CREO (Lasso) y el candidato de los indígenas, representado en Pachakutik (Yaku), quienes disputaban un puesto en la segunda vuelta hasta que se pudo conocer que Lasso superó con más de 33 mil votos a su inmediato seguidor.

La inquietud en los ecuatorianos está en conocer qué destinos tendrán los votos de Pachakutik (que obtuvo el 20% de la votación) y de la ID (que alcanzó el 16%), en una segunda vuelta electoral, en la que, probablemente, se miren las caras Arauz con Lasso. Recordando que los votos no son endosables hasta que Correa entra en el juego político.