Indexación para superar el ataque económico que sufre Venezuela

La primera prueba de indexación realizada por el gobierno consiguió un aumento inmediato del poder adquisitivo de los trabajadores.

Venezuela tiene cerca de 10 años sometida a un feroz ataque externo contra el bolívar -la moneda del país suramericano-, que ha ido aumentando su intensidad. La consecuencia más palpable es que el poder adquisitivo del venezolano se ha reducido en un 99%, y satisfacer las necesidades básicas es muy difícil, por ello, un grupo de economistas de ese país propone la indexación del salario como un mecanismo para enfrentar ese ataque.

Las consecuencias del ataque a la moneda en términos estrictamente teóricos fue descrito por la profesora Pasqualina Curcio, afirmando que es una arma que busca “posicionar un precio del tipo de cambio del Bolívar que es nuestra moneda, con respecto al dólar donde se vaya induciendo esa depreciación de la moneda”.

La hiperinflación inducida retira cada vez más alimentos de la mesa del venezolano que devenga un salario insuficiente, esta realidad, junto a la dolarización de facto presente en la economía conforman el panorama más desafiante para Venezuela.

Propuesta colectiva para aportar soluciones

Un grupo de economistas entre los cuales se encuentran el diputado a la Asamblea Nacional de Venezuela Tony Boza, la profesora Pasqualina Curcio, y Juan Carlos Valdez, se propone introducir al debate la posibilidad material de indexar los salarios, y dar al traste con las principales consecuencias de la guerra económica.

Venezuela ha enfrentado escenarios políticos y sociales que muy pocos países del mundo han presenciado, un golpe de estado que duró dos días en 2002, un paro petrolero apenas 10 meses después, luego la muerte de un presidente seguida de una guerra económica que inició con el ataque al bolívar a través de páginas web manejadas desde el extranjero.

En este contexto, las soluciones no pasan por seguir fórmulas clásicas, al respecto este grupo de economistas afirma que hay una variable que escapa a todo análisis económico convencional, y es precisamente ese, el del ataque externo que induce una inflación que ya no es causa, sino consecuencia de una maniobra eminentemente política.

Lo primero que debemos hacer es sincronizar el sistema de valores y hemos hecho la propuesta de la indexación para equilibrarlo nuevamente”, afirma Juan Carlos Valdez.

La trampa del monetarismo

Ha aumentado la cantidad del dinero que circula, pero la cantidad de dinero ha sido mucho menor que los precios, tanto así que en términos reales, ha caído la cantidad de dinero”, opina Pasqualina Curcio para referir al mito de que en Venezuela existe un aumento de liquidez monetaria que justifica el aumento de los precios.

Primero aumentaron los precios como consecuencia del ataque al Bolívar y como aumentaron los precios se requiere más dinero, no es al revés, la inflación la está causando el ataque al Bolívar por el lado de los costos, asegura Pasqualina Curcio.

Indexación de salarios ¿cómo funciona?

Indexar es ir ajustando todos los precios de la economía, no solo es el ajuste salarial”, asegura Curcio cuando explica la propuesta de indexación.

Para evitar que las distorsiones derivadas del ataque a la moneda venezolana, este grupo de economistas propone la utilización de una nueva unidad de cuenta que sirva de referencia para todos los precios de la economía, esta unidad podría ser el “Petro”, que hasta ahora es una criptomoneda utilizada algunas operaciones de cambio en Venezuela.

El Petro equivaldría a 1USD, si el valor en Bolívares del USD aumenta, debería hacerlo también el del Petro por su equivalencia con el dólar. “Si un agente externo ataca al bolívar y aumenta el precio del dólar de 1 a 1.000.000 de bolívares, el Petro ya no valdrá 1 Bolívar sino 1.000.000.” Explica Pasqualina Curcio.

Esta indexación debería aplicar para el cálculo de presupuestos, de costos de producción y por ende permitiría mayor certeza y control del dinero circulante.

Un ejemplo de indexación se produjo recientemente con la aprobación de la Convención Colectiva Petrolera donde se acordó anclar el salario al valor mínimo del Petro, y el ingreso de los trabajadores pasó de manera inmediata de 2,3 dólares a 120 dólares, convirtiéndose en la primera referencia de indexación aplicada por el Gobierno venezolano.

Según el Diputado Tony Boza, la inflación perdería sentido, porque al indexar los salarios, el presupuesto público y otros factores que sufren rezagos en los precios todos entraran en el mismo tren inflacionario.