40 grandes discos de rock progresivo (y derivados) de 2020 (2ª parte)

La segunda parte del artículo viene cargada de grandes discos. Son veinte más que vendrán a completar una fantástica lista de cuarenta referencias musicales. Siéntate y relájate. La música es cosa nuestra.

Tal y como prometimos hace unas pocas semanas, aquí llega la segunda parte de un artículo en el que queremos destacar un total de cuarenta fantásticos álbumes de rock y metal progresivo. Todos ellos han sido publicados a lo largo de 2020. Un año que, a pesar de las circunstancias, nos ha brindado una enorme cantidad de nuevos lanzamientos.

La falta de actividad en cuanto giras y conciertos ha motivado que los músicos se pusiesen manos a la obra para aprovechar el tiempo. Si a esto le sumamos las tecnologías de hoy en día, pues uno puede entender que, solamente dentro del progresivo y derivados, se hayan publicado más de 900 álbumes. Imaginaos todo lo que se ha podido poner en circulación si tenemos en cuenta todos los estilos musicales.

Como es evidente, no hemos podido escuchar todo lo que ha salido al mercado, aunque sí un buen número como para poder realizar esta selección. Ahora os pedimos que leáis con tranquilidad y que disfrutéis de la música con varios de los enlaces que podréis encontrar en el apartado de “composiciones destacadas”.

Otra cosa, los álbumes que aparecen en esta segunda parte no son de menor calidad que los de la primera. Simplemente hemos elegido los cuarenta que más nos han convencido y los hemos dividido en dos partes. Ahora sí, que me lío, vamos con los protagonistas.

The Ocean Collective – Phanerozoic II: Mesozoic / Cenozoic (Metal Blade Records, Pelagic Records)

The Ocean, un proyecto musical nacido en Alemania aunque con músicos de diferentes nacionalidades, ha entregado la segunda parte del trabajo PhanerozoicConocidos por abordar distintas divisiones de la escala temporal geológica, llevan casi dos décadas cimentando una discografía sólida y de calidad. En esta ocasión siguen con su fusión entre el metal progresivo, el sludge más atmosférico y el post-metal. De textos filosóficos y existencialistas, ha llegado el turno de las eras mesozoica y cenozoica, con sus respectivas subdivisiones. Así, el trabajo se inicia con dos pelotazos titulados “Triassic” y “Jurassic/Cretaceous”, quizá los más importantes e impactantes junto a “Pleistocene”. Voces limpias y guturales, instrumentación exquisita y una producción general, a todas luces, sensacional. Colaboran músicos como Jonas Renkse (Katatonia), entre otros.

Composiciones destacadas: “Triassic”, “Jurassic/Cretaceous”, “Miocene/Pliocene” y “Pleistocene”.

Antony Kalugin – Marshmallow Moondust (Caerllysi Music)

El músico ucraniano se está convirtiendo en uno de los nombres importantes de la escena progresiva, aunque todavía es bastante desconocido incluso entre el entorno de oyentes del citado estilo. Importante en cuanto a nivel cualitativo, se entiende. Además, es muy prolífico en cuanto al número de publicaciones que puede llegar a lanzar al año, ya sea en solitario, con Karfagen, Sunchild o cualquiera de sus proyectos en activo. Marshmallow Moondust ha sido uno de sus momentos más estelares del pasado año y, en esta ocasión, él se encarga de tocar absolutamente todos los instrumentos. No solo se encarga de un gran número de teclados, sino también del bajo y de las guitarras, algo menos habitual en él si tenemos en cuenta que no son sus labores en, por ejemplo, Karfagen. El álbum cuenta con dos largas suites de, casualmente, 20:20 cada una. O no tan casual, ya que Kalugin nunca deja cabos sueltos. La música se centra en un rock sinfónico-progresivo de bella factura, con muy buenas atmósferas y un tratamiento envidiable.

Composiciones destacadas: “Marshmallow” y “Moonsust”.

Oceans of Slumber – Oceans of Slumber (Century Media)

Cuarto disco de estudio de la formación estadounidense y la progresión que han experimentado es más que notable. Desde que debutaron en 2013, sus propuestas musicales han ido ganando interés a la vez que la vocalista Camie Gilbert fue adquiriendo una mayor experiencia. De título homónimo, nos encontramos con un metal progresivo ciertamente melódico y con una producción exquisita gracias al gran Dan Swanö. Alternan momentos de gran contundencia con pasajes tranquilos y bellos. También incorporan elementos heredados del death metal y alguna que otra pincelada, muy sutil, procedente del doom. Es ciertamente variado y su ejecución es impecable, aunque puede pecar de ser un tanto largo. Aún así, se trata de una de las mejores obras del pasado año, por eso está en esta lista. Esperemos que la progresión siga en aumento. Por cierto, la portada ha sido, sin lugar a dudas, una de las más llamativas de la escena.

Composiciones destacadas: “The  Soundtrack to My Last Day”, “Pray for Fire”, “A Return to the Earth Below” y “The Colors of Grace”.

Submarine Silence – Did Swans Ever See God? (Ma.Ra.Cash Records)

El nuevo álbum de los italianos Submarine Silence ha venido cargado de buenas melodías y momentos estelares. Este proyecto liderado por el teclista de Moongarden, Cristiano Roversi, surge de la idea del propietario del sello Mellow Records, Mauro Moroni. A Roversi le acompañan aquí el guitarrista David Cremoni y el vocalista Guillermo Gonzales. Para completar la formación, aparecen algunos músicos invitados como el bajista Alberto Zanetti, el batería Valerio Michetti, y las voces adicionales de Davide Marani y Manuela Milanese. La propuesta musical se enmarca dentro del rock progresivo y sinfónico, aunque con un estilo marcado por el prog italiano. Hay una gran presencia de teclados, Hammond y melotrón, por lo que el protagonismo es de Roversi. Aunque las composiciones están muy bien estructuradas y tienen un sonido bastante bueno, hay que señalar el punto más débil del grupo, que no es otro que las voces. No sé si por las limitaciones de Guillermo o por qué, pero hay momentos en que llega a deslucir un poco la excelente labor musical de la banda. Esperemos que tenga solución próximamente, ya que el proyecto tiene una enorme valía.

Composiciones destacadas: “Undone”, “A Deeper Kind of Cumber” y “Echoes of Silence, Pt.2 (The Answer”.

Frutería Toñi – El provenir está en las huevas (Autoeditado)

Fantástico grupo malagueño que nació en el año 2007. En su formación, lo que llama la atención es la ausencia de la guitarra. A juzgar por su trabajo, ni falta les hace, ya que las piezas musicales están cinceladas con mucha destreza y son engalanadas con aportes de vientos, violín y teclados. El porvernir está en las huevas es su tercer larga duración y, para poder publicarlo, han tenido que pasar por alguna que otra campaña de crowdfunding. El sacrificio ha valido la pena, ya que el álbum es sencillamente fantástico. Ofrecen un rock progresivo con elementos de jazz rock y un toque de rock andaluz que le aporta frescura a su propuesta. Todo suena muy orgánico y auténtico, con textos ingeniosos y una calidad fuera de toda duda a través de las cinco piezas principales y un pequeño interludio. Merece la pena apoyar a formaciones así, las cuales ayudan a enriquecer el panorama musical español. Habrá que seguirles la pista en el futuro, ya que sus anteriores obras también son muy notables.

Composiciones destacadas: “Agonía en Koyukuk”, “El monte de las tres letras” y “El traspié”.

Lazuli – Le Fantastique Envol De Dieter Böhm (L’Abeille Rôde)

Desde diferentes frentes especializados se ha llegado a la conclusión de que Lazuli ha lanzado una obra extraordinaria con este Le Fantastique Envol De Dieter BöhmTras más de veinte años en la música y, pasando la decena de álbumes publicados, por fin se animaron a crear una obra conceptual, la cual se divide en un prólogo, cuatro actos y el epílogo final. La música de los franceses es sumamente ecléctica, hay rock progresivo, pop y world music, algo que ha sido una constante en ellos, aunque por fin han encontrado el equilibrio en la propuesta mediante la fusión de todos esos sonidos que los han caracterizado. Lo importante aquí es la melodía, la vertiente emocional y la manera en la que cuentan la historia. Y todo ello con una instrumentación cuidada y una producción fabulosa. A pesar de cantar en su idioma materno, la dicción es atrayente. Cualquier persona con un mínimo de sensibilidad no se muestra impasible antre piezas como “Sol”, “Les chansons sont des bouteilles à la mer” o “Mers lacrymales”. Si las anteriores propuestas de estos músicos no te apasionaron, prueba con este álbum. Quizá te convenzan del todo.

Composiciones destacadas: “Sol”, “Les chansons sont des bouteilles à la mer”, “Mers lacrymales” y “Dans les mains de Dieter”.

Caligula’s Horse – Rise Radiant (Inside Out, Sony Music)

Los australianos llevan un tiempo dando que hablar dentro de la escena progresiva. Se formaron hace apenas once años y ya poseen cinco álbumes de estudio, lo cual está muy bien en los tiempos que corren. No son pocas las formaciones que publican un disco y se disuelven, o que tardan bastantes años en editar material nuevo. Caligula’s Horse presenta Rise Radiant, un trabajo de metal progresivo con composiciones de todo tipo. Hay pildorazos directos y potentes como “The Tempest” y “Slow Violence”, pero también piezas más elaboradas como la monumental “Salt” o la fantástica “The Ascent”. Al margen de los bonus tracks, dependiendo de la edición que uno adquiera, hay que decir que el disco tiene una extensión contenida y que permite escucharlo del tirón sin fatiga alguna. Han encontrado un buen equilibrio entre la potencia y la melodía, por lo que puede llegar a ser del gusto de muchos oyentes.

Composiciones destacadas: “The Tempest”, “Slow Violence”, “Salt” y “The Ascent”.

Airbag – A Day at the Beach (Karisma Records)

Airbag es uno de los grupos noruegos más aclamados en los últimos tiempos. Sin embargo, tienen sus detractores, y esto es por el hecho de tener una sonoridad, por momentos, similar a la de Pink Floyd en varias de sus etapas. Hay que recordar que fueron una banda tributo de estos en sus inicios, hasta que decidieron emprender una carrera con temas propios. A Day at the Beach es su quinto disco y en él dejan entrever un giro en su música que, si bien no es muy pronunciado, parece que se alejan por momentos de la escuela floydiana y añaden algunos elementos de manera más evidente. Hay pasajes ambientales, ya que siguen poniendo énfasis en crear buenas atmósferas, pero también han plasmado un mayor número de recursos electrónicos. No es algo que interfiera en la música, pero sí que la enriquece. Por contra, las guitarras del fantástico Bjørn Riis quedan un poco escondidas, aunque hay cortes en las que aparecen para irrumpir con fuerza y maestría, como en la estupenda “Machines and Men”. Los noruegos siguen cimentando su carrera con discos sólidos y de gran calidad.

Composiciones destacadas: “Machines and Men”, “Into the Unknown” y “Sunsets”.

La Maschera di Cera – S.E.I. (AMS Records)

Siete años hemos tenido que esperar para recibir un nuevo trabajo de este fantástico grupo. Sin embargo, la espera ha merecido la pena. Fabio Zuffanti, un reputado músico con multitud de proyectos a sus espaldas, regresa junto a sus compañeros Alessandro Corvaglia y Agostino Macor, y cuenta con la ayuda de Paolo Tixi y Martin Grice para entregarnos este flamante S.E.I. Esta banda revitalizadora del progresivo italiano ha elaborado un álbum muy rico en matices, con una suite principal de algo más de 20 minutos, más otras dos piezas algo menos extensas pero igual de ambiciosas. Una de las peculiaridades de la banda reside en que no utilizan guitarras eléctricas, algo que cubren gracias a un bajo distorsionado, mientras dan cuerpo con diferentes teclados y sintetizadores. Una obra fascinante que devuelve al primer plano musical un proyecto que, por momentos, permanece en barbecho más  tiempo del que nos habría gustado.

Composiciones destacadas:  “Il Tempo milenario” y “Vacuo senso”.

Gazpacho – Fireworker (Kscope)

Los noruegos Gazpacho no parecen dejar indiferente a nadie. Es una de esas propuestas que amas o directamente no te interesan. Eso es quizá por el carácter de sus álbumes, en su mayoría ricos en texturas, por lo que hay que asimilarlos lentamente. Es cierto que son muy melódicos pero, es todo el envoltorio lo que supone un reto para el oyente. A veces pueden parecer demasiado tranquilos y lo que marca la diferencia es el detalle, el tratamiento de cada pieza. En Fireworker sucede un poco lo mismo, pero hay que reconocer el esfuerzo por entregar un trabajo que ofrece las diferentes caras de la banda. Por un lado, las extensas “Space Cowboy” y “Sapien”, con atmósferas cambiantes y un camino que hay que saber investigar y comprender. Sin embargo, después también encontramos momentos más contundentes y directos, como en el corte homónimo, y bellas tonadas de la mano de “Hourglass”. Son más de veinte años con lanzamientos de forma constante y con propuestas que siempre han llevado consigo el sello de identidad de estos músicos. Una estupenda visión y fusión de art rock, rock alternativo y  progresivo.

Composiciones destacadas: “Space Cowboy”, “Fireworker” y “Sapien”.

Pattern-Seeking Animals – Prehensile Tales (Inside Out, Sony Music)

Parte de la formación de los Spock’s Beard, junto al teclista John Boegehold, formaron este proyecto paralelo hace tan solo tres años. Desde entonces, han publicado un debut estupendo y esta continuación, Prehensile Talesla cual tampoco se queda atrás en cuanto a calidad se refiere. Antes de la propia publicación ya conocimos parte de su contenido gracias a los adelantos en forma de single. Aquellos mostraban una combinación de sobriedad, elegancia y fantásticas melodías. En cuanto conocimos la obra en su totalidad, percibimos que los puntos fuertes iniciales seguían estando presentes. La producción es muy buena, los instrumentos están muy equilibrados en la mezcla, lo que hace que podamos percibir con nitidez todo lo que acontece. Tanto “Raining Hard in Heaven” como “Here in my Autumn” son extraordinarias, al igual que la suite “Lifeboat”. La producción y el peso compositivo recaen sobre Boegehold. Progresivo de calidad.

Composiciones destacadas: “Raining Hard in Heaven”, “Here in my Autumn”, “Lifeboat” y “Soon But Not Today”.

Slift – Ummon (Vicious Circle)

Psicodelia, space rock, krautrock, stoner…estos franceses hacen, literalmente, lo que les da la gana. Lo importantes es que lo que plasman rezuma calidad en cada segundo del álbum. Slift es un trío francés que debutó con un larga duración titulado La planète inexplorée en 2018. Previamente habían publicado un EP, aunque no levantó demasiada expectación. Ummon es la segunda criatura, con la cual han dado un salto importante en términos de calidad y de popularidad. Contiene un total de 11 cortes, dos de ellos que se alargan más allá de los diez minutos, pero en todos ellos hay momentos mágicos que sobresalen por las melodías, atmósferas y cambios de intensidad muy bien creados. Un viaje espacial en toda regla que, desde luego, invita a pensar en un futuro esperanzador para el trío galo. Mientras no llegan nuevas noticias sobre ellos, reproduce el álbum varias veces y asimila todos los matices que contiene. Su producción es buena para el estilo que proponen, hay multitud de efectos y todo encaja perfectamente.

Composiciones destacadas: “Ummon”, “It’s Coming…”, “Citadel on a Satellite” y “Lions, Tigers and Bears”.

Ring Van Möbius – The 3rd Majesty (Apollon Records: PROG)

Los noruegos Ring Van Möbius tan solo han publicado dos álbumes de estudio hasta la fecha, pero ambos de una clase notable. Ellos definen su música como “progresivo del año 71 desde una perspectiva actual”. Pues bien, así es como suenan. Lo que a ellos les inspira es la música de bandas como Yes, King Crimson y, pienso que principalmente Emerson, Lake & Palmer por ciertas estructuras y sonoridad. Esta segunda obra, titulada The 3rd Majesty, cuenta con cuatro piezas que suman unos 47 minutos de música de gran inspiración, con desarrollos instrumentales apasionantes y alocados, donde la base rítmica se compenetra a las mil maravillas y los teclados cobran un protagonismo importante. Cabe decir que no suena a homenaje rancio, sino a una revisión del concepto clásico del progresivo bajo el paraguas actual. Tienen ideas que les confieren una identidad importante, y que, sin duda, hará las delicias de quien busque retro prog en nuestros días.

Composiciones destacadas: “The Seven Movements Of The Third Majesty” y “Distant Sphere”.

Rick Wakeman & The English Rock Ensemble – The Red Planet (R&D Media)

Que Rick Wakeman publique un disco no es algo extraño. Lleva haciéndolo desde hace muchas décadas. El que fuera teclista de Yes, Strawbs o del propio David Bowie entre otros, vuelve a la carga con un trabajo que, a estas alturas de su vida es tremendamente meritorio, ya que es lo mejor que ha compuesto en bastantes años. The Red Planet es un álbum conceptual de rock sinfónico-progresivo instrumental, y que cuenta con músicos de la The English Rock Ensemble como Dave Colquhoun en las guitarras, Lee Pomeroy al bajo y Ash Soan a la batería. La producción es muy buena, las composiciones tremendamente elegantes, con pasajes tranquilos y algunos desarrollos instrumentales complejos. Merece la pena escucharlo a fondo y en repetidas ocasiones para descubrir todos sus matices, los cuales no son pocos, y así celebrar que Wakeman vuelve a realizar un álbum a la altura de su nombre.

Composiciones destacadas: “Ascraeus Mons”, “Tharsis Tholus”, “Olympus Mons” y “Valles Marineris”.

Teramaze – I Wonder (Autoeditado)

Teramaze es una formación australiana que ya tiene cierto recorrido en el mundo de la música. De hecho, se formaron a principios de los 90 y, en la propia década, publicaron dos álbumes en los que todavía no habían definido del todo su sonido. Tras un largo tiempo inactivos, regresaron en 2012 con nuevo trabajo, en el cual ya se percibía una cierta mejoría con respecto a su pasado. En ese tiempo han evolucionado su música hasta un metal progresivo realmente potente y melódico. Con I Wonder perfilan todavía más su estilo, lo refinan y entregan una obra ambiciosa de sonido espectacular. Alternan composiciones cortas con otras que se situan entre los seis y los nueve minutos de duración. El gran artífice de la música de Teramaze es Dean Wells, guitarrista y ahora también vocalista principal, quien ha reformado en diversas ocasiones la alineación, como también ha sucedido para esta obra. El propio músico se encarga de las labores de producción, mezcla y masterización.

Composiciones destacadas: “Ocean Floor”, “A Deep State of Awake”, “Sleeping Man” y “This Is Not a Drill”.

Fren – Where Do You Want Ghosts to Reside (Autoeditado)

Hay varios países europeos que están sobresaliendo en la escena progresiva de los últimos años. Uno de ellos es Polonia, donde hay bandas de diferentes vertientes del estilo y de una calidad extraordinaria. Si el elenco de artistas ya era interesante, ahora hay que sumarle a este grupo llamado Fren. Lo que nos proponen con este debut, titulado Where Do You Want Ghosts to Reside, es un progresivo instrumental con claras influencias de finales de los sesenta y principios de los setenta. Sin embargo, y a pesar de verse en el espejo de grandes como King Crimson, Genesis, Yes y demás, tienen una identidad propia que reafirma su propuesta. La producción es buena, la mezcla ha quedado bastante equilibrada y todos los instrumentos suenan de forma brillante. Una mirada hacia atrás desde la perspectiva actual para que la música no parezca manida hasta la saciedad. A pesar de su naturaleza instrumental, presiento que el disco puede ser ameno para muchos tipos de oyentes. Principalmente por la dinámica de sus piezas, sus pasajes, las melodías y las diferentes intensidades mostradas.

Composiciones destacadas: “Surge”, “Pleonasm” y “Time to Take Stones Away”.

Different Light – Binary Suns (Part 1- Operant Condition) (Progressive Gears)

Esta formación originaria de Malta, aunque refundada más adelante en la República Checa, ha publicado su cuarto trabajo de estudio y el primero con el sello independiente Progressive Gears. Desde las primeras notas se puede intuir que siguen con su rock progresivo basado en el protagonismo de los teclados, aunque sin renunciar a las guitarras. Su fundador, el teclista y vocalista Trevor Tabone, es también el principal compositor y ha dejado muestras de su gran talento en todas las facetas. El álbum contiene un total de seis piezas exquisitamente ejecutadas, entre las cuales destacaría la inicial “Amphibians”, sobresaliendo por sus melodías vocales, la extensa suite “Spectres and Permanent Apparitions” y el fantástico final protagonizado por “On the Borderline”. Habrá que esperar a ver qué nos deparan en el futuro. Por lo de pronto, esta nueva reencarnación está resultando ser muy exitosa en el plano artístico. Esperemos que mantengan este fantástico nivel.

Composiciones destacadas: “Amphibians”, “Spectres and Permanent Apparitions” y “On the Borderline”.

Kansas – The Absence of Presence (Inside Out Music)

Los legendarios Kansas están a punto de cumplir cincuenta años en la música. La formación actual cuenta todavía con dos de los miembros clásicos, el guitarrista Rich Williams y el batería Phil Ehart. Además, desde 1986 les acompaña el bajista Billy Greer y, durante dos etapas diferentes, el violinista David Ragsdale. Al resto de compañeros los han sabido suplir convenientemente y ahora les acompañan el teclista y vocalista Ronnie Plattel guitarrista Zak Rizvi y el también teclista Tom BrislinEsta mezcla de generaciones está dando sus frutos, a juzgar por los últimos movimientos de los de Topeka (Estados Unidos). Si con su regreso en 2014, mediante The Prelude Implicitlas críticas cosechadas fueron bastante buenas, con este The Absence of Presence está sucediendo exactamente lo mismo. Suenan a Kansas por los cuatro costados, pero con un ejercicio de reciclaje para que nada suene caduco. El álbum comienza con mucho nivel gracias al corte homónimo, pero lo que le sigue mantiene el nivel adecuadamente. De hecho, “Throwing Mountains”, “Jets Overhead” o “The Song the River Sang” se muestran especialmente inspiradas.

Composiciones destacadas: “The Absence of Presence”, “Throwing Mountains”, “Jets Overhead” y “The Song the River Sang”.

Protest the Hero – Palimpsest (Sheet Happens Publishing)

Esperado regreso del grupo canadiense, ya que llevaban siete años sin publicar un larga duración, a pesar de poner en circulación el EP Pacific Myth en 2016. Aquello fue un pequeño aperitivo, pero lo cierto es que la banda ha tenido que asimilar la pérdida de miembros tan importantes como las de Arif Mirabdolbaghi y Moe Carlson, la búsqueda de un sello discográfico y los problemas vocales de Rody WalkerEste año han regresado con Palimpsestun álbum más enfocado al metal progresivo y con menos elementos propios del metalcore. Sus seguidores pueden estar tranquilos, siguen realizando composiciones técnicas y con grandes cambios de ritmo, a lo que hay que añadir una gran recuperación de Walker, el cual ahora posee una voz más capaz en los registros agudos. Composiciones como “The Canary” y “All Hands” muestran el enfoque actual de un grupo que, por ahora, tiene que volver a coger impulso para llegar a las cotas de popularidad de antaño. Van por buen camino.

Composiciones destacadas: “The Canary”, “From the Sky”, “All Hands” y “Gardenias”.

My Arrival  – Satur9 & Indigo (Mey Productions)

Si alguna persona de entre las que están leyendo el artículo pretende iniciarse de alguna manera en el progresivo, este álbum podría servirle como primer contacto en el panorama actual. Y esto no significa que sea mejor o peor, aunque instrumentalmente no abruma, por lo que puede resultar agradable para no iniciados. Ahora bien, todo lo que está reflejado en este álbum posee una gran calidad y, además, es una obra conceptual. La producción es fabulosa, las melodías están muy cuidadas y las atmósferas son sumamente placenteras. Además, la voz de Richard de Geest invita a que escuches una y otra vez, ya que su timbre es precioso y, la interpretación, fantástica. Prueba a escuchar un tema como “Strange Machine” y entenderás todo lo que estoy contando. Estos tres músicos neerlandeses, De Geest, Fred Boks y Van Gastel, habían coincidido en otra formación llamada Sylvium, por lo que no son precisamente nuevos en esto. De hecho, se percibe que tienen muy buen gusto y que han querido debutar en este nuevo proyecto con una música bella, atrayente y de enorme valía.

Composiciones destacadas: “Pale White Dot”, “Strange Machine”, “Satur9 & Indigo” y “Close Your Eyes”.

Y si los cuarenta discos reunidos en dos partes no te parecen suficientes, te mencionamos otros de gran valía dentro del progresivo y derivados:

  • Axiom9 – The Space Bong Witch and the Acid Wizard
  • Avandra – Skylighting
  • Crippled Black Phoenix – Ellengæst
  • Derek Sherinian – The Phoenix
  • DGM – Tragic Separation
  • Dyble Longdon – Between a Breath and a Breath
  • Ekzilo – Ekzilo
  • Esthesis – The Awakening
  • Fates Warning – Long Day Good Night
  • Gavin Harrison/Antoine Fafard – Chemical Reactions
  • Great Wide Nothing – Hymns for Hungry Spirits, Vol.1
  • Green Carnation – Leaves of Yesteryear
  • Into the Open – Destination Eternity
  • Jakko Jakszyk – Secrets & Lies
  • Jump – Breaking Point
  • Magick Brother & Mystic Sister – Magick Brother & Mystic Sister
  • Mesmerising – The Cutters Storyteller
  • Neal Morse – Sola Gratia
  • Onségem Ensemble – Fear
  • Panzerballett – Planet Z
  • Plini – Impulse Voices
  • Pyramid Theorem – Beyond the Exosphere
  • Rafael Pacha – Al rincón por soñar
  • Rope and Ladder – Rope and Ladder
  • Scardust – Strangers
  • Sonar with David Torn – Tranceportation Vol.2
  • The Tangent – Auto Reconnaisance
  • Taskaha – Taskaha
  • Vespero y Ángel Ontalva – Sada
  • Zopp – Zopp
Comentarios