Colombia sigue en Paro Nacional

A un mes del inicio del estallido social con una movilización permanente más concurrida y extensa de la historia colombiana; millones de personas en su mayoría jóvenes se expresan en contra de las políticas gubernamentales de Iván Duque.

Este viernes 28 de mayo se cumplió un mes de un Paro Nacional con masivas movilizaciones y el compromiso de un pueblo por la defensa de sus derechos. La respuesta de Ivan Duque sigue siendo reprimir cualquier manifestación. Ni la pandemia del Coronavirus ha detenido el estallido social que ha vivido Colombia durante este mes.

Han sido treinta días y noches de vértigo en una grave explosión social y política.

¿Que han logrado los manifestantes?

Luego de cinco días consecutivos de marchas multitudinarias logran dar marcha atrás el polémico proyecto de reforma tributaria.

El presidente Iván Duque anunciaba el 2 de mayo el retiro de la reforma tributaria que afectaba claramente a las clases media y trabajadoras, ya muy golpeadas por la crisis del COVID-19 por el alza de impuestos a los servicios básicos.

El Ministro  de Hacienda  entonces Alberto Carrasquilla dimitió de su cargo, pese a su retiro, las movilizaciones continuaron, así mismo los manifestantes exigieron el cese de la violencia por parte de Esmad y que el retiro del proyecto de reforma a la salud.

Conforme aumenta la brutalidad policial difundida a través de las redes sociales, la comunidad internacional ha permanecido pendiente de lo que ocurre en Colombia. La Unión Europea, Naciones Unidas, El Grupo de Puebla, la Juventud Latinoamericana Progresista, Amnistía Internacional entre otras organizaciones internacionales criticaron la respuesta de la Policía a las protestas.

La presión internacional escaló hasta que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos solicitó una visita al país, en donde también fue reprimida por elementos del Esmad. La ola de críticas internacionales generó la renuncia de la ministra de Relaciones exteriores, Claudia Blum.

Fue reemplazada por la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, quien viajó a Washington en una misión diplomática para explicar la versión del Gobierno sobre las denuncias de violación de los derechos humanos.

Una de las demandas del sector de los jóvenes y estudiantes era la matrícula cero. La presidencia anunció la matrícula gratuita para el segundo semestre de 2021 y su aplicación para todos los estudiantes de estratos 1, 2 y 3 que estén aceptados o estén cursando sus estudios de pregrado en instituciones de educación superior pública del país.

Finalmente, el polémico proyecto de reforma de ley al sistema de salud no logró avanzar como esperaban sus defensores, los diversos sectores cuestionan que las principales beneficiadas de este proyecto de ley sean las empresas en vez de los usuarios. La reforma daba la oportunidad para que, dependiendo el nivel de riesgo, los usuarios tuvieran que pagar más.

La espantosa represión

El gobierno mostró una represión desmedida contra los manifestantes, que fueron evidenciadas en las redes sociales. Estos hechos continúan.

Según la ONG local Temblores, se han registrado 43 muertes presuntamente a manos de miembros de la fuerza pública Esmad, el Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía, acusado de reprimir con extrema violencia a los manifestantes, 46 víctimas de agresiones oculares y 22 casos de algún tipo de violencia sexual, por su parte la Defensoría del Pueblo informa una cifra de al menos 42 fallecidos.

Human Rights Watch señaló que ha recibido “denuncias creíbles sobre 61 muertes ocurridas en Colombia desde que comenzaron las protestas”. De las cuales ha confirmado 28.Una de las demandas del sector de los jóvenes y estudiantes era la matrícula cero. La presidencia anuncia de la matrícula gratuita para el segundo semestre de 2021 y que aplicará para todos los estudiantes de estratos 1, 2 y 3 que estén aceptados o estén cursando sus estudios de pregrado en instituciones de educación superior pública del país.

Las manifestaciones provocaron serias contradicciones en la institucionalidad de Colombia, y en consecuencia se produjo también la renuncia del Alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos.

Miguel Ceballos fue uno de los primeros en estigmatizar las masivas movilizaciones que se suscitan en el país desde el pasado 28 de abril.

Miguel Ceballos era el Alto Comisionado para la Guerra. Nunca trabajó por la Paz. Si hubo alguien en este gobierno que siguió al pie de la letra la tarea de hacer trizas la paz fue este triste personaje. Bien ido. Los territorios celebran”, manifestó el Senador Gustavo Bolívar.

Comentarios