Homenaje al arte de Georgia O’Keeffe (I)

Georgia O'Keeffe fue una artista estadounidense, conocida especialmente por sus pinturas de flores, rascacielos de Nueva York y paisajes de Nuevo México.

Muchas gracias al Thyssen por haber logrado reunir y mostrar esta magnífica retrospectiva de Georgia O’Keeffe (1887-1986). Hemos visto unas 90 obras, de la que quizás podemos decir sin exageración se trata, además de una gran mujer, ni más ni menos que de la máxima representante del arte norteamericano del siglo XX.

Georgia O´Keeffe fue una avanzada de la abstracción, algo que utilizó en las mismas fechas que las vanguardias parisinas en sus primeras obras, pasando luego por sus eróticas flores y su visión de Nueva York.

Posteriormente se enamoraría del árido paisaje de Nuevo México y volvería ocasionalmente al abstracto y si me apuran anticipó el minimalismo, al rebufo de la manipulación desde la administración estadounidense (auspiciada por la CIA), de promoción en su país de este tipo de arte y por consiguiente la orientación del gusto y coleccionismo de la mass-media al objeto de arrebatar el liderazgo cultural que al respecto (y en ventas), ostentaba la vanguardia europea.

Pero esa es otra curiosa historia que quizás abordemos algún día.

Decir no obstante y dejar muy claro que para el que suscribe, no tienen nada que ver artísticamente el gran Kandinsky o el grandísimo Picasso con por ejemplo, el sobrevalorado Pollock.

Después de la segunda guerra mundial, como apuntábamos, inundaron el mundo del arte de camelos y caramelos, posibilitando por otra parte el que se alcanzase el estado de cosas actual en el que siendo generosos, el veinte por ciento de los artistas podría tal vez aportarnos algo (o más simplemente aspirar a llamarse artista), ya que la mayoría se limita a demostrar que hoy en día cualquier descerebrado pude montar una instalación y explicar pomposamente cuanto esfuerzo le costó imaginar su ridícula, en la mayor parte de las ocasiones, “performance”.

La presente muestra (y esta mujer, insistimos, es una pintora muy seria), ha sido organizada por el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, el Centre Pompidou y la Fondation Beyeler con la colaboración del Georgia O’Keeffe Museum de Santa Fe, Nuevo México.

Vamos ya al tema, admirando sus primeras obras, que deslumbraron en el Nueva York de los veinte (para ser más concreto, esto sucedió en 1916), y que ante su enorme repercusión obligaron a Georgia a abandonar para siempre el ser una joven profesora de arte en Carolina del Sur y en Texas, para dedicarse plenamente a la pintura.

Nude Series IX

Acuarela sobre papel

Blue II

(esto para mí es un feto humano- acuarela sobre papel-)

Inside the Tent While at U. of Virginia

Oleo sobre lienzo

(Ella se sitúa dentro de su tienda de campaña para luego perderse en la naturaleza, y aquí nos muestra una de sus obsesiones recurrentes, la “V” invertida).

 

Series I-No 4

Oleo sobre cartón

(En ocasiones se interesó por crear un paisaje visual similar a la música).

Su serie de las flores, que diríamos casi pornográficas. Cuando se expusieron en la década de los veinte estas obras en Manhattan, con su fuerte carga erótica, provocaron en los críticos de la época sesudos debates psicoanalíticos sobre la relevancia que tenía en la obra de no importa cual artista, el género al que este pertenecía (hombre o mujer).

Series I White &Blue Flower Shapes

Oleo sobre tabla

Blue line

Oleo sobre lienzo

Serie I No-8

Oleo sobre lienzo

También intentó durante estos años encontrar, como decíamos antes, nuevas concomitancias entre el arte de la pintura y el de la música.

Blue and Green Music

Oleo sobre lienzo

El sonido rítmico, constante, del mugido de las reses en los establos de Texas llamando a sus terneros, le provocó la necesidad de crear esos dos magníficos cuadros que veis al fondo de esta sala.

From de Plains

Orange and Red Streak

Oleo sobre lienzo

The Chestnut Tree-Grey

Oleo sobre lienzo

The Chestnut Tree-Grey

Untitled (City Night)

Oleo sobre lienzo (que me disculpe Georgia, pero aquí la creativa pintora creo que ha plagiado en esta perspectiva de Nueva York a nuestro admirado Lyonel Feininger).

Untitled (City Night)

East River from the Shelton Hotel

Oleo sobre lienzo

East River from the Shelton Hotel

Stables

Oleo sobre lienzo

New York Street with Moon

Oleo sobre lienzo (y otra vez lo mismo, nos puede servir de homenaje feiningeriano).

New York Street with Moon

Continuamos la semana próxima.