Wikileaks desnuda a VOX: fascismo, ultracatolicismo y neoliberalismo

Se trata de una serie de documentos que datan desde 2001 hasta 2017, donde se evidencia millonarias donaciones al partido derechista Vox.

Este viernes 6 de agosto de 2021, el portal WikiLeaks ha publicado más de 17.000 documentos confidenciales de empresas y asociaciones españolas involucradas en cuantiosas donaciones de origen dudoso, destinadas a la creación del partido ultraderechista Vox.

Los referidos documentos que datan desde 2001 hasta 2017, forman parte de las organizaciones Hazte Oír y CitizenGo, las cuales, incluyen campañas de propaganda y captación de fondos.

Asimismo, contaban con protocolos internos sobre el manejo de informaciones adversas, así como presentaciones, cartas dirigidas a los socios internacionales, entre otros insumos.

Las informaciones publicadas por Wikileaks en conjunto a medios de comunicación alternativos, quienes colaboraron con el referido portal durante varios meses, reseñan en sus escritos a todos los donantes, entre los cuales se encuentran acaudalados empresarios que financiaron “Hazte Oír”.

La iniciativa anteriormente referida fue fundada por Ignacio Arsuaga Rato, sobrino del exvicepresidente Rodrigo Rato, condenado en 2018 a cuatro años y medio de cárcel por corrupción, y amigo de Santiago Abascal, líder de VOX.

De igual forma, en tal cometido participó Arsuaga en el nacimiento de la plataforma internacional católica CitizenGo, la cual fue constituida con la intención de divulgar su trabajo en países de habla hispana, con sedes permanentes en 15 ciudades.

El comunicado de Wikileaks precisó: “Tanto Hazte Oír como CitizenGo ejecutan sus campañas y otros trabajos bajo la apariencia de valores familiares, pero a través del conjunto de documentos está claro que sus valores están arraigados a un contexto cristiano extremadamente ultraconservador”.

Por otra parte, la editora de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson, destacó que “a medida que los grupos políticos de ultraderecha han ganado fuerza en los últimos años con crecientes ataques a los derechos de las mujeres y LGBTQI+, es valioso tener acceso a los documentos de quienes han presionado por estos cambios a nivel mundial”.

En el texto Hrafnsson manifiesta que las personas tienen el derecho a saber de dónde se gestan las políticas del país. Estos documentos muestran la colaboración de las dos organizaciones con The Howard Center for Family, Religion and Society, con sede en Estados Unidos, para celebrar en España el World Family Congress (WFC), en 2012.

Cabe destacar, que la WCF reúne a las organizaciones de la derecha que promueven la oposición española contra las personas LGBTQI+ y los derechos reproductivos.

El WCF fue etiquetado incluso como “grupo de odio” por la organización defensora de los Derechos Humanos Southern Poverty Law Center, mientras que la fundación de Human Rights Campaign lo consideró una las organizaciones estadounidenses más influyentes involucradas en la exportación del odio“.

Para la celebración del WFC en España, existe un listado de “Grandes Donantes“, donde aparecen más de 209 contribuyentes “a las finanzas de la organización ultracatólica, con aportaciones de miles de euros“.

Entre los nombres más conocidos en el mencionado listado se encuentran: Esther Koplowitz, presidenta del Consejo de Administración de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC); Isidoro Álvarez (1935-2014), presidente del grupo El Corte Inglés; David Álvarez Díez (1927-2015), propietario del Grupo Eulen; Juan-Miguel Villar Mir, exministro de Hacienda y dueño entonces de la constructora OHL.