Análisis político del Partido Comunista (Acción Proletaria) de Chile

Sobre el PC (AP), aún sin conocer del todo su programa, veo que es un partido con mucha ciencia del socialismo solidificada en la formación y el trabajo político que lleva adelante.

Frente a una crisis del movimiento comunista, en la que entran como vectores del problema tanto el trotskismo como muchas posiciones oportunistasm, han defendido el marxismo-leninismo con todos los aportes que significaron la construcción del socialismo en la URSS, con las obras de Stalin sobre la clase obrera. Y reivindicando el trabajo del PCUS en materia de derechos, democracia, economía y lucha antifascista contra la Alemania nazi.

Nunca debemos olvidar cómo fueron los procesos de depuración de la URSS con el revisionismo, la Revolución China, la Cuba socialista, la experiencia de la represión vivida contra el pueblo chileno en medio de una situación geopolitica compleja y complicada con la guerra fría. Con la división de los países socialistas tras su posterior caída, errores cometidos (algunos realmente graves), con la generación de falsos partidos comunistas, cada vez mas asumidas en las líneas de su trabajo el revisionismo, el oportunismo, el sectarismo y el dogmatismo.

Nunca es fácil dirigir una organización comunista sin que se cometan errores de formación y táctica (si no los cometiéramos no seriamos comunistas, ni siquiera humanos). Cuesta mucha formación, afrontar muchas contradicciones, como un niño antes de aprender a caminar, debe gatear y poco a poco erguirse y andar con las dos piernas.

Esto les ha llevado a levantar imágenes destacadas de grandes comunistas chilenos y defender su legado contra todo atropello. Carlos Fonseca, Luis Emilio Recabarren y Elías Lafertte. Comunistas que defendieron no solo la Revolución de Octubre, sino que supieron avanzar y desligarse de toda atadura inmadura e infantil que impedía poder profundizar en la organización de la clase obrera, poniéndose como referentes de Stalin.

Haciendo así una labor un seguimiento y estudio por parte del PC (AP) de las experiencias socialistas más destacadas y las figuras representantes del movimiento, con sus luces y sombras. Tarea que quiero recordar, que no es fácil, muchos comunistas acabaron desangrados por culpa de la división de los países socialistas por los factores anteriormente nombrados.

Una labor de organización que se llevó durante la dictadura chilena de Pinochet, lo cual costo muchas vidas de estudiantes, sindicalistas, activistas y miembros del movimiento antifascista. Se pueden encontrar fotos del PC (AP), con retratos de Allende paseando por las calles de Santiago de Chile, tomando escuelas, avenidas con otros activistas y organizaciones, denunciado la represión y la violación de derechos de la dictadura. De manera clandestina, con profesores, en caceroladas, piquetes, organizando la COR (Coordinadora de Organizaciones Revolucionarias), llamando a la propaganda y agitación de la lectura frente al imperialismo y la dictadura.

A día de hoy, la organización comunista sigue llevando la solidaridad internacionalista por bandera, con el Donbass antifascista, con el pueblo sirio contra el terrorismo, con el pueblo catalán, presentándose con otras organizaciones a las candidaturas populares ante las lecciones, sin dejar la lucha obrera y el trabajo de formación, apoyando la liberación de Palestina, pidiendo una Asamblea Constituyente y un plan de ruptura con la constitución neoliberal, apoyando siempre a las reivindicaciones del pueblo mapuche.

Manteniendo la solidaridad con el Partido de la Liberación de Argentina y el CPGB de Gran Bretaña. Con la experiencia de crear la Plataforma Unión Patriótica frente a los intentos constantes de ilegalizar el PC (AP), haciendo que sus militantes fueran más cercanos a los deseos e intereses de la clase trabajadora, siendo así uña y carne con el pueblo y los/ trabajadores de Chile recogiendo decenas de miles de firmas para hacer realidad sus propuestas políticas.

Pidiendo que se haga una constitución que permita la gestión y recuperación de recursos naturales, industrialización, mejora energética y control de las eléctricas. Aplicar trabajo correccional a los presos comunes, el aumento de las pensiones y la inversión de la salud pública con intervención directa del estado.

¡Insistiendo en algo claro, no se podrá llevar nada de esto a cabo si no hay una Asamblea Constituyente que supere el parlamento actual de Chile! Esto les llevó a ser conocidos e invitados a debates con estudiantes, sindicatos y plataformas vecinales y de barrios para dar a conocer su propuesta, y apoyar la lucha de estos mismos colectivos. Mostrando compromiso energía capacidad y decisión de trabajo.

¡Con cada ciclo electoral que se daba en Chile, la prensa mediática atacaba a Eduardo Artes, secretario del partido desde hace décadas y a las ideas del PC (AP) de hacer realidad el sueño de un Chile mejor!

Ahora están en las revueltas populares de Chile, llaman a la gente a defender sus derechos, una mejora salarial, bajada de precios, señalando siempre que solo esto sera posible con la Asamblea Constituyente mediante la dirección popular.

Una historia muy interesante, habrá que seguir investigando.

ElEstado.Net no tiene por qué compartir todo el contenido de los artículos que se publican en su Sección de Opinión.

Queremos leer tu opinión.