España semanal #2

Gabriel

Desde el dolor más profundo, solo cabe llorar tu pérdida como algo ya irrecuperable de todos nosotros, en quienes has conseguido concitar ese maravilloso anhelo de esperanza y por desgracia, también la rabia contenida por la santa indignación ante la tremenda injusticia de truncar de ese brutal modo una vida llena de sueños, exponiendo crudamente ante nosotros tanto lo mejor de lo que somos capaces como especie, como lo mas abyecto del ser humano.

Descansa en paz.

Cataluña

Esto ya aburre a las ovejas.

Esperemos que algún día llegue un gobierno responsable que tenga el valor de hacer una consulta (solo en Cataluña), respetando el resultado de las urnas y se solucione solo el problema al menos durante los próximos treinta años.
Todos los pueblos tienen derecho a elegir su destino, aunque nos parezca ridículo intentar ser diferentes del resto de la humanidad en el siglo XXI y pensemos que en el fondo los independentistas no son mas que unos paletos.

Warhol

Imprescindible.

No se entendería el siglo XX o la evolución del arte y los gustos actuales sin su presencia, como la de tantos otros que incluso sin pretenderlo marcaron tendencia. Hasta el seis de mayo en CAIXAFORUM MADRID.

Podemos estar a favor o en contra del capitalismo, pero hay que descubrirse cuando un artista tiene esa capacidad de con tres trazos, o con fotografía, o tras veinte complicadísimos sistemas mecánicos, consigue atrapar el alma de las cosas. Eso para mí es arte.

Y allí se van a encontrar con Basquiat, Dalí, Keith Haring, Cassius Clay, los Beatles, Los Rolling, Michael Jackson, Jackye, la Taylor, Elvis….., y por supuesto, la sopa Campbels.

Por favor, no se lo pierdan.

Pensionistas

Estos egoístas (como algunos les tildan), continúan dando una lección de dignidad al exigir sus derechos. Sobre todo a tantos jóvenes maestros en ponerse en plan de víctimas, que no le plantan cara al gobierno de turno de una manera unitaria y de una vez por todas ante las precarias condiciones laborales a las que se ven sometidos los pocos que tienen la fortuna de trabajar. Y es que alguien debería hacerles ver que solo tomando las calles pueden llegar, no ya a la revolución (ojalá), sino a detener el continuo e injusto abuso a que se ven sometidos. Dudo que en cualquier otro país de la Unión Europea los jóvenes hubiesen permitido ese mamoneo de los contratos a través de empresas que subcontratan, o que se hubiesen creído que al darse de alta como autónomos (a lo que prácticamente obligan a muchos si quieren trabajar) ya no son trabajadores de clase y comienzan a ser..…¡empresarios! Y se lo creen. Así les va. Pero nuestra solidaridad con ellos, algún día se organizarán (esperemos), y dejarán de echarle la culpa al empedrado.

Esos vejetes egoístas que se reconocen entre aquellos chavales antifranquistas que sufrieron las palizas de los grises (en la comisaría: no te excuses chaval, aquí al que entra por la puerta primero le damos tres hostias bien dadas y luego le preguntamos qué porqué le han traído). Estos vejetes egoístas que consigueron una Constitución (aunque todo es mejorable) democrática, y meternos en Europa, que como bien dijo Alfonso Guerra, a España en pocos años no la reconocía ni la madre que la parió.

Esos vejetes egoístas que consiguieron pasar en muchos casos de sumar con los dedos a defenderse dignamente con el Word y con el Excel, asumiendo y propugnando la mecanización en todas las empresas del país.

Pues estos, para algunos jóvenes, son unos egoístas.

Por exigir lo SUYO.

Manda huevos.

Delenda est Moscardó. Etiamnum.

Un comentario en “España semanal #2

  • el 21 marzo 2018 a las 10:47 AM
    Permalink

    Cuanto sentimentalismo, dios mío!!!!

    Primera pregunta seria que debemos hacernos: Tienen DERECHO, como dice el texto, en el sistema español los pensionistas a exigir ese aumento de pensión? NO. Una vez más hay que enseñar incluso a los periodistas O.O que el nuestro es un sistema de solidaridad INTERGENERACIONAL. Tienen derecho a un reparto de los ingresos, no a más.

    Y por eso es absurdo, hablar de los dignos que son y de los pobrecitos pensionistas y de bla, bla, bla, charlatanería sentimental, donde se manipulan las palabras, llamando derecho a lo que no lo es y demás cuentos. Quieren más de lo que tienen derecho. Qué luego se quiera defender que es legítimo que quieran más, allá cada uno. Ahora, si quieren más también hay que decir, a quien se lo quieren quitar, ya que en el reparto cuando se da más, se le está quitando a alguien. Y de eso, nuestros pobrecitos pensionistas, no hablan.

    Y si queremos convertir esa subida en un DERECHO, hay que cambiar el sistema. Y de eso nuestros pobrecitos pensionistas. No hablan

    Es muy fácil decir a los jóvenes que no se busquen la vida, que protesten. Cuando protestaron los llamaron de todo (el 15M fue un movimiento juvenil donde habría que saber que postura adoptaron los pobrecitos pensionistas como grupo social). Cuantos pobrecitos pensionistas participaron en el 15M? Pero ahora se cuenta la juventud que no está y encima se les victimiza porque emigran, trabajan en negro o tienen miedo a una lucha sindical (encima con unos sindicatos inexistentes y donde si no pagas cuota, poco caso te hacen). El mayor peligro del sentimentalismo es que finalmente, cuando tomas un partido acabas haciendo culpables a las víctimas (para defender a los pensionistas hay que atacar a la juventud culpándola de la situación. Si eliminas el sentimentalismo y lo ves desde la objetividad, te das cuenta de que ni siquiera tienes que tomar partido, que ningún grupo social son pobrecitos ni ningún grupo social es culpable, todos comenten errores y todos son víctimas y entonces aparecen los verdaderos culpables.

    En la Unión Europea, los jóvenes están pasando por muchos problemas también (otro problema del sentimentalismo, es que siempre se acaban con que los demás son mejores, lo de los demás, es mejor que lo nuestro y por eso no salimos de este absurdo menosprecio hacia nosotros mismos) y mayoritariamente hacen, lo que hacen los nuestros: emigrar. Hasta en Alemania por ejemplo, los jóvenes ingenieros, en lugar de manifestarse contra los ingenieros españoles que les «roban» el trabajo, emigran a Finlandia…. No te creas que la juventud del norte es mejor que la nuestra ni mucho menos la del sur es peor que la nuestra, que nadie caiga en pretender justificar así el que cada pueblo, tiene lo que se merece.

    Y ya, lo bueno, es que ahora resulta que todos los pensionistas o la mayor parte de ellos, eran rojos revolucionarios en los 70!!!!!!! Y ahora resulta que nos dieron por puro miedo, una Constitución (sí, yo estaban allí y mucha gente votaba que sí, sin leerla, por miedo a otro golpe militar) De verdad, no se puede llegar a idealizar ningún grupo social, ninguno de la manera en que la prensa lo estáis idealizando

    Entiendo que hay que poner a Mariano ante las cuerdas, y no se le puede dejar entregar todos los regalitos sociales que va a hacer antes de las elecciones en el último momento. Pero si queremos de verdad, lo mejor para el país, es empezar a educar en temas económicos y políticos y mirar a largo plazo, con métodos y herramientas serias.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: