La sombra del nazismo toma las calles de Europa

En los últimos días vemos como la sombra del nazismo vuelve a surgir en los países de Europa con manifestaciones multitudinarias en las que se loa la figura de Hitler y se muestran elementos de exaltación del nefasto régimen nazi.

Estocolmo

A finales de agosto en Estocolmo el partido fundado en 2015 Movimiento de Resistencia Nórdico (NMR por sus siglas en inglés) marchó por la ciudad bajo fuertes medidas de seguridad, debido a que las manifestaciones de esta formación en otras ocasiones se tornaron violentas, y acabaron con disturbios en las calles. En las proclamas de los manifestantes se ensalzaba la figura de Hitler expresando sobre él que era un gran líder y que sus seguidores eran geniales, según las declaraciones de los propios manifestantes.

Paralelamente a esta concentración surgió una contramanifestación antifascista para la que también tuvieron palabras. Se les acusó, desde el bando Nacional Socialista -así prefieren ser denominados los seguidores del NRM-, de tener el cerebro lavado y se les dijo que cuando tomen el poder los echarán del país. Esta última afirmación parece que transluce un tinte de “Solución final”.

Berlín

En Alemania, cuna del infausto régimen, vemos con estupor cómo se volvía a repetir al igual que el año pasado, una concentración en el aniversario del suicidio de Rudolf Hess para honrar su memoria. Este año la afluencia aumentó llegando a unos 600 participantes desfilando por el barrio de Friedrichshain en la ciudad de Berlín. La marcha también convocó a cientos de antifascistas a los que el despliegue policial de aproximadamente 2300 agentes mantuvo separado de los nazis. Las fuerzas policiales desempeñaron labores de registro e incautación de elementos con simbología prohibida, y armas de los manifestantes neonazis, e intervino para blindar el derecho de los seguidores de Hitler y Hess a manifestarse por las calles de la ciudad.

El despliegue policial no pudo evitar los enfrentamientos en los que se arrojaron piedras y botellas. El saldo de la manifestación se traduce en 30 detenidos y 6 agentes de policía heridos, así mismo se están investigando la siguiente comisión de delitos: lesiones corporales, violación de la paz social, daños a la propiedad privada y resistencia a la autoridad.

Chemnitz

Nos vamos en esta ocasión a la ciudad de Chemnitz en el estado de Sajonia, donde el asesinato de un ciudadano alemán de 35 años, perpetrado por un ciudadano de nacionalidad iraquí propició en los últimos días manifestaciones de ultraderecha, en las que se llamó a la caza del extranjero. Resultaron heridas unas 20 personas entre las que cabe destacar una adolescente de 15 años y su compañero de 18 de nacionalidad afgana, un ciudadano sirio de 18 años y un ciudadano búlgaro de 30 quién además recibió amenazas.

Por otra parte la comunidad turca residente alertó de tentativas de linchamientos multitudinarios y organizados contra su comunidad. Estas cazas al extranjero fueron condenadas con vehemencia por Angela Merkel y las autoridades locales, pero en los siguientes días se repitieron las manifestaciones de ultraderecha en las que se podía ver simbología más o menos clara de exaltación del nazismo:

  • Pancartas con el eslogan “Defend Europe” con un MP40, arma utilizada en la Segunda Guerra Mundial por la infantería alemana y convertida en un símbolo de los simpatizantes nazis.
  • Colocación en el busto de Karl Marx una pancarta con el lema “Alemanes y libres seremos”, del poeta folclórico Anton Günther, figura exaltada por el régimen nazi entre los años 1930 y 1940.
  • Simbología más obvia como las camisetas portadas por los denominados Der Dritte Weg, Tercera Vía en castellano, fundados en 2013, en las que rezaban claramente las palabras Nacional Socialismo.

Estas concentraciones fueron organizadas por el movimiento Patriotas Europeos Contra la Islamización de Occidente (PEGIDA, por sus siglas en alemán), fundado en Dresde en 2014. La asistencia a estas concentraciones se cifra alrededor de 2000 personas, entre los que se encontraban partidarios del partido AfD.

Las proclamas escuchadas fueron en gran medida contra la política migratoria de Merkel, con lo que de nuevo la inmigración es un tema candente para la canciller, teniendo en cuenta el contexto político de la zona, en la que el estado de Sajonia enfrenta el próximo año unas elecciones con las encuestas dando un transvase de unos 10 puntos de la CDU hacia el partido de extrema derecha AfD, llegando algunas encuestas a darles a éstos últimos un 25% de los votos, algo muy significativo en un región con solo un 4.4% de tasa de inmigración.

Otra de las cuestiones que se están investigando respecto a estas concentraciones es la implicación de la policía sajona, ya que está confirmado por las autoridades que la orden de detención del culpable del asesinato del hombre de 35 años, en la que se especificaban todos sus datos, fue filtrada a estos grupos de ultraderecha, debido a esto se confirma el inicio de una investigación interna por revelación de secretos oficiales y la depuración de responsabilidades dentro del cuerpo.

Europa

A la vista de estas exaltaciones en Europa del régimen nazi, quedan patentes varias cuestiones. La primera es que el Viejo Continente no aprende de sus errores y olvida su historia, concretamente uno de los episodios más negros que han podido existir. El mayor problema reside no solo en la repetición derivada de ese olvido, sino en el orgulloso que cada vez más personas sienten por ese horrible pasado.

La segunda cuestión parece ser que las leyes alemanas no son tan duras como parecían con la exaltación del nazismo, pues ya se comentó en párrafos anteriores que un despliegue policial importante aseguró el derecho a la manifestación de los neonazis de Berlín.

La tercera cuestión consiste en la existencia de elementos afines a la ultraderecha dentro de los cuerpos de seguridad alemanes, llegando a la comisión de delitos para propiciar una reacción en cadena contra un colectivo, pero esto no es exclusivo de Alemania. Recordemos el chat en el que algunos policías municipales de Madrid loaban a Hitler y llamaban a matar a inmigrantes y a rojos. Recordemos la presencia de un mando de ese mismo cuerpo manifestándose al lado de organizaciones fascistas.

Por todas estas cuestiones vemos como la sombra del fascismo avanza inexorablemente por Occidente. Más oscura que nunca ya que ahora sí sabemos a dónde conduce todo este odio y sinrazón.

Comentarios