Ana Carrasco derriba muros bajo la consigna “ride like a girl”

Las mujeres tienen un ejemplo en la deportista Ana Carrasco. Ella es natural de Murcia, tiene 21 años de edad, estudia Derecho -es posible que se decante por Derecho Deportivo-, y está de actualidad. De hecho ya viene siendo noticia desde hace años por ser una piloto de Motociclismo española.

Ana Carrasco comenzó a montar en moto a los tres años y realizó su primera carrera en 2001 en la modalidad de minimotos. Después, compitió en 70, 80 y 125 cc. Debutó en el Campeonato de España de 2011 a los 14 años de edad, haciendo historia al convertirse en la primera mujer que puntuaba en el Campeonato de España de Velocidad en 125 cc.

Al año siguiente Ana vuelve a conseguir otro logro en la historia del motociclismo español, alcanzando la sexta plaza en parrilla, la más alta obtenida por una piloto española en el Campeonato de España.

En 2013 debutó en el Campeonato del mundo de Motocilismo en la categoria de Moto3 con una KTM, siendo la mujer más joven en competir en una prueba de esta competición. Ana Carrasco fue la segunda española que disputó el Mundial de Motociclismo en Moto3, -la primera fue Elena Rosell-, debutando en el Gran Premio de Catar de Motociclismo.

El 13 de octubre con el número 22 quedó en el puesto 15º en el Gran Premio de Malasia, consiguiendo 1 punto y convirtiéndose así en la primera piloto española en puntuar en un Mundial de Motocilismo, y la quinta mujer capaz de sumar puntos en una de las categorias del Mundial de Motociclismo. Continuó con esta categoría en las temporadas 2014 y 2015.

En 2017 cambió de Moto3 a SSP300, con una Kawasaki Ninja300 acabando octava posición del campeonato.

Durante la temporada 2018 siguió los mismos pasos que la temporada anterior, con una Kawasaki Ninja400 y después de una fantástica temporada, el 30 de septiembre de 2018 se convirtió en el Circuito de Magny Cours en la primera mujer en ganar el Campeonato del Mundo de Motociclismo en la modalidad de Supersport300.

Ana Carrasco siempre ha defendido que las mujeres deben tener las mismas oportunidades que los hombres y precisamente ella se ha convertido en el perfecto ejemplo de ese pensamiento gracias a su esfuerzo. La campeona ha sostenido que las mujeres deben competir con los hombres, porque las chicas que siempre compiten contra chicas no pueden alcanzar el mismo nivel: “para estar con los mejores, debes competir contra los hombres”.

Ana ha dado un gran paso adelante para el motocilismo femenino. Ha declarado en alguna ocasión que debería haber más representación femenina en los Campeonatos del Mundo pero que para ello hay que apoyar y ayudar más desde la base. Agradece el trabajo de la Comisión Femenina de Motocilismo de la RFME a la hora de fomentar las carreras de todas las especialidades para las mujeres.

Pero sobre todo da las gracias a su familia y a su equipo por todo el apoyo recibido, ya que sostiene que “es difícil encontrar a gente que confíe en una mujer para ganar”. Tras su gran logro histórico, la sociedad en su conjunto debería reivindicar su esfuerzo, su trabajo, y desarrollar los mecanismos para que haya más mujeres que tengan las mismas oportunidades y protagonismo encima de una moto que los hombres.

Ana Carrasco ha hecho añicos la gran barrera de dificultad que existía en el circuito profesional. Sostiene que si se separara a chicos y chicas, ella dejaría de correr. Ha recibido muchas felicitaciones y muestras de gratitud de otras mujeres que piensan que con su logro y trabajo más mujeres seguirán sus pasos, lo que terminará con el machismo que campa a sus anchas en el mundo del motor.

La murciana ha conseguido que todas las mujeres vean que es posible ganar corriendo como una chica, o como a ella le gusta decir, Ride like a girl.

Comentarios