Francisco Cabello: “Marinaleda es uno de los pueblos con el menor nivel de desempleo” (II)

2
Este artículo es la continuación de la entrevista realizada a Francisco Cabello, portavoz de la Unidad Territorial de Granada del Sindicato Andaluz de Trabajadores, por parte de ElEstado.Net, cuya primera parte fue publicada recientemente y puede consultarse aquí. Debido a su longitud, la última entrega será publicada próximamente.

Cuando hablamos del SAT, ¿hablamos de un sindicato especialmente agresivo?

Bueno, nosotros cada vez que tenemos un conflicto del tipo que sea, hacemos lo que haría cualquier otro sindicato, lo mismo que cualquier otra organización. Vamos a hablar con patrón, con el empresario, multinacional o con el órgano de gobierno que corresponda e intentamos solucionar el tema.

No creemos que haya ningún conflicto laboral no se deba resolver así; al menos que no sea porque nosotros no demos el primer paso. Cuando no recibimos respuesta optamos por dar un paso más en nuestras acciones reivindicativas, de lucha.

Siempre desde la no violencia, porque lo tenemos muy claro desde la creación del SOC, pero sí, ocupamos fincas para denunciar, fincas de labor, para denunciar la situación en que se encuentran los trabajadores del campo, los jornaleros y las jornaleras. Hemos ocupado también invernaderos, empresas, etc. Mediante una acción directa, entre los trabajadores y el empresario sin más intermediarios hemos llevado a cabo muchas de nuestras luchas laborales.

>>El error de volver a situar al PSOE en el bloque de la izquierda<<

¿Cómo valoran esas luchas?

En gran parte, cuando se trata de empresarios privados las hemos ganado. Tenemos un nivel de victoria en la lucha sindical muy alto. En otros casos, cuando se ha tratado de actividades sindicales con el estado, bien sea con la Junta de Andalucía o con otros organismos del estado también hemos conseguido, por ejemplo, en Marinaleda tener 4 o 5 cooperativas funcionando en este momento, una finca ocupada como es el Humoso, la finca de Somonte (que hace poco hizo 7 años de su ocupación) y otras fincas en Cádiz, donde se trabaja la tierra de forma cooperativa.

¿Y si esa lucha es en el ámbito de administraciones públicas?

Cuando es con el estado, también. La dificultad es más grande porque se trata de un ente mucho más fuerte, pero lo que buscamos son soluciones. Por ejemplo, si en la zona de Marinaleda había un paro altísimo, nuestra solución es ésta. Hoy día es uno de los pueblos de Andalucía, después de todas las luchas de décadas que hemos llevado allí, con el menor nivel de desempleo, con un trabajo que se reparte entre todos los trabajadores y las trabajadoras; con cooperativas que no ha ayudado a instalar ninguna autoridad, ningún órgano del estado, las hemos montado nosotros mismos y están funcionando y dando trabajo a prácticamente todo el pueblo. Seguimos manteniendo nuestra lucha en todos los sectores.

La lucha que lleváis a cabo choca de frente con la legislación. Os arriesgáis continuamente a una serie de castigos por parte de fiscalía. ¿Qué es lo que os impulsa a llevar adelante este tipo de luchas a pesar de los riesgos que conllevan?

¿Por qué lo hacemos? En el sindicalismo más urbano, donde hemos tenido confrontación con hoteles, factorías, empresas de todo tipo como el matadero de Procavi, etc. las luchas se tienen directamente con la empresa. Naturalmente, nosotros ponemos nuestra denuncia en los juzgados que corresponden, en la inspección de trabajo, etc. Eso va tarde, lento, y no soluciona de manera rápida la situación de los trabajadores y entonces -porque eso es también nuestro derecho, dentro de las libertades sindicales, que tenemos que reivindicar y pelear por lo nuestro- optamos por llevar a cabo este tipo de acciones.

¿Les ha afectado de alguna manera el ascenso de la ultraderecha en el Parlamento de Andalucía?

Esto me lo preguntan muchas veces y me han llamado hasta de Argentina para hacer una entrevista. ¿Si los diputados que tiene la ultraderecha han afectado al mapa político de aquí? Pues no sabemos en qué medida. Nosotros entendemos que las propuestas que traían Ciudadanos y el Partido Popular -que son los que han pactado para formar gobierno en Andalucía con el apoyo de Vox– ya eran suficientemente derechistas y neoliberales.

>>VOX y el Cuento de la Criada<<

¿En qué se diferencia Vox de los otros partidos de la derecha en Andalucía?

La ultraderecha tiene una serie de intereses del capital y lo que está aportando en todo momento es una fachada de imagen nacionalista -nacionalista española- y lo que pide a nivel económico y a nivel social son medidas encuadradas totalmente dentro de la política neoliberal imperante en muchas partes del mundo.

En eso no se diferencian absolutamente en nada. El calado, la originalidad, entre comillas, que pueda tener la ultraderecha en Andalucía, (¡o donde sea, ahora que va a haber elecciones en el resto del estado!), no las vemos por ninguna parte. Han salido todos del mismo sitio, como el PP y Ciudadanos y se manifiestan en sus políticas, en su programa político de una manera muy similar. Yo creo que la única diferencia que tienen es el histrionismo con el que plantean su programa político y sus “soluciones” (que para nosotros no son soluciones para nada).

¿A qué atribuyen este repunte?

La ultraderecha yo entiendo que la teníamos aquí ya. La ultraderecha no ha salido de la nada. Sabemos que estaba donde estaba, tenía su representación política y estaba alineada dentro del Partido Popular. Por diversos motivos, entre otros por el mismo Partido Popular y una serie de sectores empresariales ha florecido la ultraderecha.

En los  próximos días podréis leer la tercera y última parte de la entrevista en la página web de ElEstado.net.

Comentarios