Restauración neoliberal en Ecuador: “desempleo, pobreza y persecución”

El gobierno de Lenín Moreno ha empeorado las condiciones materiales de vida de los ecuatorianos, aumentando el desempleo y la precariedad laboral, y con ello la pobreza.

Ecuador está ya en plena campaña electoral. El próximo 7 de febrero se celebrarán las elecciones que determinarán si permanece la continuidad neoliberal impuesta por el giro conservador de Lenín Moreno, o si regresa el socialismo apoyado en las urnas desde 2010, en esta ocasión representado por Andrés Arauz y Carlos Rabascall.

El espectro mediático alternativo realizó un panel informativo para analizar el contexto social y político configurado por las políticas de Lenín Moreno. Los datos crudos en lo económico señalan un aumento de la pobreza, del desempleo y la precariedad laboral.

En lo social una purga ideológica de las instituciones, golpes contra la vicepresidencia y el órgano de control CPCCS, censura y represión de las expresiones pacíficas de la oposición. Además una persecución electoral contra la izquierda.

La incapacidad institucional de responder a la pandemia del COVID-19 a causa de haber adelgazado al Estado, provocó escenas de terror que recorrieron el mundo; cadáveres en las calles pudriéndose, fallecidos sin identificar y fosas comunes para enterrar a las víctimas que perecieron sin ser atendidos.

El análisis determina que el regreso del neoliberalismo ha sido perjudicial para la mayoría social de Ecuador, y ha supuesto un punto de ruptura por el que ha surgido Andrés Arauz con fuerza, por representar lo contrario al sistema, frente al resto de los candidatos que suponen continuidad.