El voto útil del PSOE hace mella a Unidas Podemos

Unidas Podemos sigue a la baja. Aunque el resultado obtenido no es tan malo como el que señalaban las encuestas, se han perdido dos millones de votos por el mismo camino que ya había visto cómo se desfondó el saco electoral de la coalición de izquierdas con otro millón más en 2016.

Con las elecciones municipales, autonómicas y europeas a la vuelta de la esquina, no es el momento de la reflexión, puesto que los errores cometidos son muchos -requieren tiempo los diagnósticos y las soluciones-, y los aciertos de los últimos momentos han levantado una campaña electoral que habrá que saber conectar con las elecciones que vienen, para no sucumbir ante el voto útil al que volverá a recurrir el PSOE.

>>El auge de VOX sirve para impulsar al PSOE en base al voto útil<<

La concentración del voto en favor de Pedro Sánchez por el miedo a VOX agitado desde los medios de comunicación de masas, le han quitado 2 millones de votos a UP, los mismo que ha recibido el PSOE. Esto significa, además de que la manipulación mediática de los grandes banqueros y empresarios sigue funcionando a la perfección, que UP no ha vuelto a ser capaz de recuperar a la mayoría de los votantes que se fueron a la abstención.

Ahora, los de Pablo Iglesias y sus aliados deben mantener los ayuntamientos logrados en 2015 para evitar una debacle que supondría una nueva hecatombe interna que podría tener consecuencias desastrosas como el fin de la unidad y escisiones. Será muy importante saber mantener de cara a las nuevas campañas electorales que ya comienza, el ritmo final de la campaña de las generales, para apuntalar unos resultados que se esperan mejores al no votar en clave nacional, por lo que el miedo a VOX y el voto útil no calará tanto como la gestión municipal llevada adelante por los consistorios de izquierda.

>>La decisión de Pedro Sánchez: Ciudadanos o Unidas Podemos<<

Por otra parte, el tiempo corre en contra de Pedro Sánchez, quién ha obtenido esos resultados en base a una expectación de pacto con Unidas Podemos. No anunciarlo -o al menos haber mostrado los primeros acuerdos surgidos en las negociaciones- antes de las municipales, autonómicas y europeas podrían suponer sospechas de un giro a la derecha acompañado de Cs, lo que conllevaría un voto de castigo inmediato por parte de los que ayer le apoyaron en las urnas.

Comentarios