Colombia me duele

El presidente Iván Duque una vez más no ha estado a la altura. La gestión de la crisis de esta pandemia que está sufriendo la humanidad ha dejado en evidencia la incapacidad de dirigir y de entender que hay momentos en que un día que se pierda puede significar muchas vidas.

Los colombianos que vivimos en España y que hemos visto cómo el avance del contagio por coronavirus se hace cada día más grande y más difícil de manejar, en un país como éste con un sistema de salud público con una cobertura universal, hemos estado muy atentos y preocupados enviando mensajes a nuestras familias y conocidos. Para que empezaran a tomar medidas y esperar directrices del gobierno que no terminaban de llegar.

Viendo lo que ha sucedido en China y lo que está pasando en Europa y en el resto del mundo, en países con economías robustas y sistemas de salud fuertes, el presidente de Colombia ha dejado pasar el tiempo sin tomar ninguna decisión que pudiera frenar la diseminación del coronavirus que ya se había detectado en Colombia.

Sobrepasado por los casos de corrupción que cada día se desvelan y le hacen un mandatario ilegítimo finalmente para contentar a algunos de sus votantes, la primera medida que toma es cerrar la frontera con Venezuela, con el país vecino que tiene menos casos de COVID-19, pero al que culpa de todos sus males.

>>Coronavirus: comparación entre los gobiernos de Colombia y Venezuela (II)<<

El Sistema de Salud de Colombia es muy débil ya que desde hace más de 30 años se ha implementado el modelo neoliberal para desmantelar paulatinamente los servicios de salud pública, a la vez que se convertían en un mercado jugoso para la empresa privada.

Como las empresas prestadoras de salud EPS, son un negocio, siempre conciben al usuario como un cliente, del que deben obtener ganancia, así sea a costa de su vida.

Frente a este panorama y con una crisis planetaria como esta, algunos alcaldes y gobernadores empezaron a tomar medidas en los territorios de sus competencias para confinar a sus pobladores a fin de protegerlos.

Pero Iván Duque en una demostración de soberbia, desautorizó a los gobernantes locales y amenazó con sanciones penales y disciplinarias, para un tiempo después tomar las mismas medidas, pero con el sello del presidente, en un momento tan difícil crear confusión y desconfianza en la población.

>>Colombia se hunde ante el coronavirus a causa del neoliberalismo<<

Una parte de la población colombiana desde hace una semana ha comenzado a autoconfinarse, en medio de su soledad frente a un peligro tan grande, todo el que ha podido se ha quedado en casa, pero millones se ven obligados a salir, a tomar el transporte público abarrotado y cada día esperar haber podido sortear el enemigo invisible y llegar a casa sin contaminarse.

Las asociaciones de médicos y casi todas las fuerzas vivas del país le han demandado al presidente Duque que tome medidas. Y por fin, cediendo a la presión, el próximo 25 de marzo empezará una cuarentena que ira hasta el día 13 de abril.

Vale es algo, pero hora nos preguntamos qué medidas hay para ayudar a las personas más vulnerables.

Colombia el país más corrupto del mundo y uno de los mas desiguales, sabemos que hay una gran parte de la población que vive al día, y que come cada noche si logró conseguir algo en el día.

¿Qué va a pasar? ¿Quién va a sobrevivir? Es posible que esos 19 días se conviertan en 30 o 40 o más.

Quizá a alguien le interesa diezmar la población. Me dueles Colombia.

elestado.net no tiene por qué compartir la totalidad del contenido de los artículos que se publican en su sección de opinión.
Comentarios