25 de abril: Diada Nacional del País Valencià

La década de los 70 fue un momento de lucha por los derechos de nuestro pueblo. Cada día eran más palpables las reivindicaciones sociales, sindicales y políticas contra la dictadura franquista y su constante violación de derechos humanos evidenciada con una dura represión policial perpetrada por los conocidos grises, guardias civiles y la Brigada Político-Social.
En el mundo comienza a darse una serie de acontecimientos históricos que ponen en vilo y con la soga al cuello al capitalismo. Son las experiencias vividas por la Revolución China, la Revolución Cubana, la Revolución Sandinista del FSLN en Nicaragua, el periodo de descolonización de África (Argelia de Francia, Congo de Bélgica, Burkina Faso de Francia, Sudáfrica y India del Imperio Británico…).
Estos vientos de cambio acaba desatando en España la fundación de distintas organizaciones políticas, sindicales y sociales como la fundación del histórico sindicato Comisones Obreras (CCOO), denominado en nuestra tierra Comissions Obreres del País Valencià.
Se funda en Valencia el primer partido marxista-leninista e independentista que va recogiendo las entidades del nacionalismo valenciano contemporáneo y la unidad de los Països Catalans (como proyecto de nación de las tierras catalano parlantes de España y parte de Francia), conocido como PSAN (Partit Socialista d’Alliberament Nacional dels Països Catalans), así como también está presente el grupo armado Terra Lliure i el Moviment de Defensa de la Terra.
Estas organizaciones empiezan a cercar a los franquistas y a sus seguidores (aún a pesar de que estos tenían sus propios grupos terroristas armados ultra tradicionalistas y fascistas). Los que ya tenéis más años recordaréis a las JOC (Juventudes Obreras Cristianas) y a la HOAC (Hermandad Obrera Acción Católica).
Se da una lucha por la amnistía de los presos políticos de las cárceles del franquismo en el País Valencià.
Muchos países del Bloque del Este solo reconocen al gobierno de la Segunda República Española en el exilio, se hace defensa de la llengua valenciana en todos las protestas de carácter nacional y colectivo del pueblo valenciano, contra la imposición española que da el franquismo, frente a una versión más histórica y científica de la nación valenciana.
En las grandes marchas destacan poetas de la Segunda República Española que vuelven del exilio y otros nuevos, se hace presencia del PCE(ml), FRAP, del PTE-ORT (conocido como Partit del Treballadors del País Valencià), del Partit Comunista del País Valencià el cual esta muy presente en la Universidades y las luchas estudiantiles frente a las instituciones franquistas, de grupos troskistas como la Liga Comunista Revolucionaria…
Todas estas organizaciones estaban identificadas con la defensa de la llengua, la cultura valenciana, las ideas republicanas, el nacionalismo valenciano, en su mayoría con el socialismo, muy fuertemente vinculadas a las luchas de los trabajadores del textil, acero y agricultura.
La defensa del estatut de autonomía que reconocía el nombre del País Valencià como nación dentro de la nueva constitución y Reino de España, convirtió nuestra tierra en un auténtico campo de batalla.
El posmodernismo revisionista de la historia y la extrema derecha (quienes cuentan su verdad pero no los hechos e intentan imponerlo a los demás) han querido hacer pasar los atentados de la extrema derecha del GAV y la quema de la senyera de 1975, como la “Batalla de Valencia“.
Este título en un error abismal, no fue la Batalla de Valencia, fue la Batalla por Valencia. Fue la democracia y el anhelo de ella que dejó la semilla plantada por la Segunda República, que sufrió los bombardeos fascistas sobre Valencia, Xàtiva, Castellón y Alicante.
Lo que pretenden que sea un tabú, el estatut de Benicàssim fue votado incluso por fuerzas de derecha, que nos iba a dar el reconocimiento de País, Madrid aprovechando que la UCD tenía su miserable mayoría en el parlamento, cambió totalmente el texto.
¡Madrid no aceptó nuestro legítimo estatut e impuso una senyera blavera real! Respetable para quien quiera, ¿cómo no íbamos a respetar a quien le guste la actual senyera?
Pero hay una realidad científica que prevalece por encima de opiniones contrarias a la voluntad popular de nuestro pueblo ¡Esa no es la senyera que se levantaba en los primeros años en los que se representaba al País Valencià! El nombre de “Comunitat Valenciana” no fue el nombre por el que votaron los partidos valencianos como nombre moderno de las tierras mediterráneas del Levante.
Aunque la situación ha mejorado, (comprándola con años más oscuros), los hay que fingiendo ser valencianos dándose golpes en el pecho, resulta que son los partidos que llenan sus bolsillos con la corrupción.
Levantan infraestructuras totalmente innecesarias que cuestan dinero público de los valencianos (como si los alquileres de Benimaclet no fueran ya caros), algunos en sus anacrónicos programas electorales desafían la propia legalidad de la constitución española exigiendo que desparezcan los estatutos de autonomía. Piden la ilegalización de partidos políticos por sus posiciones ideológicas (cosa que está prohibida en la Constitución Española de 1978).
¡Han Pasado ya más de 300 años y nunca han podido con nosotros los valencianos! Nuestra lengua, nuestra cultura hacen que nuestro país no sea un vecino al que hay que arrebatarle su personalidad.
Tenemos unos objetivos claros, y afanes recursos suficientes para conseguirlos. Aunque a pesar de las caídas, las bombas, la castellanización de nuestra lengua, y la pobreza que nos está dejando la crisis económica, -venida de un sistema capitalista cada día más podrido-, el pueblo valenciano somos y seremos ejemplo de unidad, y de valores democráticos.
El País Valenciano es Libre y Soberano!

¡Han passat ja més de 300 anys i mai han pogut amb nosaltres els valencians!

¡La nostra llengua, la nostra cultura i el nostre país no és veïnat para portar-lo a la matada! Tenim uns objectius clars, ¡un objectiu a aconseguir i afanys suficient de superació! Encara que tot i els caigudes, les bombes, la castellanitzatció de la nostra llengua i la pobresa que ens aquesta deixant la crisi econòmica vinguda d’un sistema capitalista i neoliberal cada dia més Podrit i estancat, el poble valencià som i serem l’exemple d’unitat, de valors ¡i el arrels de les barraca d’un mon millor!

¡El País Valencià és Lliure i Sobirà!

elestado.net no tiene por qué compartir la totalidad del contenido de los artículos que se publican en su sección de opinión.
Comentarios