Crónicas de confinamiento por coronavirus. Humanidad

Ayer me sentía muy mal por la regla, tenía un dolor horrible de ovarios y necesitaba estar en la cama. Solo me levanté a aplaudir, volví a la cama y me levanté a eso de las 21:30 para ver si cenábamos con los de casa.

Mi amiga estaba en el sofá esperando al maldito bastardo para ponerse a calentar la cena Entré en la cocina y me di cuenta que realmente no tenía hambre pero que tenía que comer algo, agarré una manzana y volví a la habitación porque tampoco tenía ganas de ver Netflix, solo quería mi cama.

9:00

Sonó mi despertador pero no podía levantarme, a las 5 de la mañana me desperté por el dolor de ovarios y me costó bastante volver a dormir, necesitaba quedarme un poco más y dormir.

10:30

Me levanté, la gente de casa hacía rato que había desayunado y no los vi en la cocina. Cuando terminé de desayunar me metí directa en la habitación para ponerme a trabajar, pero me dio pena no haber saludado a ninguno de los dos así que fui a buscarlos, los saludé y ahora sí, ¡a trabajar!

11:30

Hoy estaba hasta arriba de trabajo, hay dos nuevos proyectos en la mesa que tenía que revisar y hacer, pero antes de inundarme con eso, vi una publicación en Instagram de algo que necesitaba para mi proyecto personal, así que le hable al que lo había publicado y me contestó al segundo.

Estuvimos hablando bastante mientras trabajaba, me despejó un montón de dudas, ¡qué lindo que es cuando necesitas la ayuda de alguien y esa persona te la brinda de corazón! Debería haber más gente así en este mundo.

En vez de verme como competencia se puso a explicarme cosas y a brindarme el apoyo que necesitaba para poder comenzar con mi proyecto.

Si tienen la posibilidad de ayudar a alguien háganlo independientemente de que esa persona quiera hacer lo mismo que ustedes, porque cada uno tiene su manera de hacer las cosas y nunca podes copiar al otro.

Todos somos diferentes y únicos, y de eso es de lo que hay que valernos porque al final si empezamos a copiar no estamos siendo nosotros mismos. Por ahí nunca se llega a ningún lado, en este mundo hay lugar para todos, por lo que la gente triunfa es por la personalidad y por lo que hay adentro, que es lo que nos hace diferentes.

14:30

Después de pasarme toda la mañana trabajando y avanzando con mi proyecto me llamaron a comer, el menú de hoy: la ensalada de ayer. Los tés y Brooklyn nine nine como siempre, también otro de Exponiendo Infieles.

15:30

Me senté a trabajar un poco más y me habían llegado unos mails que tenía que responder urgente.

16:20

Cuando puse todo bajo control fui a buscar a mi amiga para ver el último capítulo de Poco Ortodoxa, no es la mejor serie que he visto en mi vida pero es entretenida y bastante fuerte. Muestra una realidad que hoy por hoy sigue pasando por el tema de religión. Muestra que los que estamos fuera de eso no tenemos ni idea, por ese motivo es por el que hay que verla.

18:00

Volví a sentarme en la compu, tengo que terminar lo que empecé esta mañana y ver unas cosas más.

19:00

Hora de merendar, hoy yogurt con manzana y cereales. A mis amigas y a mí se nos ocurrió hacer un vídeo de tiktok así que en cuanto terminé de merendar entré a la cueva para ver como lo podía hacer, porque necesitaba ponerle efectos y no sabía cómo usarlos.

20:00

Vino a buscarme el ángel porque era momento de salir a aplaudir y yo estaba haciendo el vídeo, lo dejé como estaba y salí. Cuando volví no sé porque el maldito efecto no me funcionaba, y después de varios intentos quedó terminado.

Un día más de confinamiento un día menos para poder salir a la calle.

Comentarios