Los roles de género como dominación sobre la mujer (II)

Segunda y última parte de un análisis sobre los tópicos propagados por el sistema vigente para sostener el actual papel de la mujer en la sociedad. Para entender todo el trabajo, se recomienda leer la primera parte haciendo click aquí.
Feministas: Feas, Insatisfechas sexualmente y marimachos

Son los argumentos que esgrimen los partidarios del conservadurismo, pues no les queda más que recurrir a la propaganda para opacar los argumentos cargados de verdad. El Movimiento feminista solo ha conseguido mejoras para la sociedad.

Desde los inicios del feminismo se ha considerado que la mujer ha querido tomar el puesto del hombre, cuando solo reclama los mismos derechos. Siendo así, se ha vislumbrado el uso de estigmas para generar el rechazo de esa lucha por la igualdad.

Tal caso fue el de Olympe de Gouges que, en la lucha por los derechos, terminó en la guillotina, y el principal periódico de la época Moniteur Universelle expuso que “quiso ser hombre de Estado y parece que la ley haya querido castigar a esta conspiradora por haber olvidado las virtudes que conciernen a su sexo“.

Más adelante con la ola de las sufragistas, se recurrió a caricaturizarlas, y se pintaban con rasgos masculinos y de fealdad, además a los conservadores les parecía un chiste que hubieran abandonado las labores domésticas.

En todas las olas fue así, se usaron los medios de comunicación para mantener el status quo en la sociedad. El descrédito va de la mano con la desarticulación de la lucha, además de ser esto un arma importante. Al final es un Movimiento que está siendo cuestionado por la apariencia de sus miembros, más que por sus argumentos.

“Ya se logró la igualdad”

No, no se ha logrado. El hecho de que existan reconocimientos y hayamos ganado espacios, no significa que no exista nada más por hacer. Pues mientras siga el dominio de la mujer en cualquier rincón del mundo, el feminismo sigue vigente.

Para sustentar tal argumento se alude a que “el feminismo es para apoyar cualquier cosa a favor de las mujeres y que hagan su voluntad“.

No hemos alcanzado la igualdad, por tanto no estamos trabajando en vano. Aún la mujer tiene menos probabilidad que el hombre de conseguir empleo, lo que afecta en un futuro a sus pensiones, pues habrá más hombres que sean portadores de tal política. Aún las mujeres son las principales cuidadoras de la familia, lo que la limita las oportunidades de crecimiento, tanto en el campo académico como en el laboral. Aún en los puestos de poder tenemos un mínimo de participación.

La mujer se está restringiendo de la vida social solo porque “tiene que atender a sus hijos“. En muchos casos por eso se nos niega la oportunidad.

Feminazis

Las feminazis no existen, solo es una construcción de la clase opresora para estigmatizar la lucha, dicho término nace en el siglo XX. Ahora el querer comparar un movimiento que no ocasiona muertos con los responsables del holocausto, solo muestra el desespero porque las mujeres no se hagan escuchar.

Se podría decir que este es un argumento que de tanto repetirlo se ha convertido en verdad. No está hecho para que lo piensen, sino para que lo reproduzcan, lo que lleva a una holgazanería intelectual.

Sabiendo que el feminismo es una lucha pacífica que no ha ocasionado muertos en su revolución constante, que no se intenta imponer sobre el hombre, y que definitivamente no se ha buscado el desprestigio del mismo, ni mucho menos la persecución ¿en qué se parece al nazismo?

Aún así el argumento de “feminazi” existe, y lo que no se cuestiona es la cultura de muerte en la que vivimos. Por la que mujeres son asesinadas y violadas, pero exactamente eso es lo que se “normaliza“, a pesar de las cifras alarmantes de muertes de mujeres cada día.

“Son luchas Secundarias, la verdadera lucha es la de clases”

Ambas son cuestiones que llevan inevitablemente en su seno el concepto de privilegios y opresión. La lucha de los trabajadores es la lucha de la mujer y viceversa, pues no hay que olvidar que al final lo que se requiere es una revolución que desencadene la eliminación de las relaciones desiguales.

La mujer, incidiendo en todos los espacios, es un pilar fundamental, pues los Movimientos Feministas son variados, y van específicamente a un ámbito en el que no solo es ella la explotada. Es teoría crítica reflexiva de la sociedad. Intentar, ponerla en segundo plano porque “no es tan importante” es en sí mismo un acto machista.

La revolución no es algo que solo concierne al hombre y a su opresión es un espacio que toma la mujer pensando en todos, Clara Zetkin lo dejaba claro al decir que tanto mujeres y hombres deben actuar juntos.

Además, los privilegios solo denotan una estructura opresora, que otorga privilegios a quien esté en la cima de la jerarquía, por ende la lucha de clases es equiparable a la del feminismo, y agregado a esto, es complementaria.

Comentarios