“El Inglés” y el Caso Balda (II)

Segunda y última parte de un contenido referente a la situación de asilo de Julian Assange en la embajada de Ecuador en Londres. Durante la primera entrega se sentaron las bases argumentales que deben ser leídas previamente para leer el texto que se reproduce a continuación. Para ello haga click aquí.

A partir de la detención de Julian Assange el 11 de abril de 2019, el Dr. Baltazar Garzón, el ex juez español que puso a Pinochet el dictador chileno en el banquillo de los acusados por crímenes cometidos contra españoles durante el golpe de estado a Salvador Allende, se convirtió en el abogado defensor de Julian Assange.

Enterado de esto, el Inglés Michael Philip preso en Cádiz, España y otro excolaborador de David Morales (Blanco); piden hablar con Baltasar Garzón sobre temas inherentes a Julian Assange.

La sorpresa y asombro para el equipo jurídico del Dr. Garzón es que Blanco había colocado micrófonos y cámaras para registrar en audio y vídeo todas las conversaciones de tantas visitas que se efectuaban en la Embajada de Ecuador en Londres.

Sus excolaboradores ante el temor de que ellos pudieran ser procesados por esta práctica ilegal, revelaron que Morales viajaba a Las Vegas para intercambiar dichos archivos con dinero. Así de pronto, se vio incrementado el patrimonio de Morales, adquiriendo varias propiedades y vehículos de alta gama.

Sus cómplices revelaron además que, en un momento dado, Morales ya no se molestaba en viajar a Las Vegas en EEUU, sino que dio paso directamente a su comprador para que tuviese acceso en tiempo real a las cámaras y micrófonos.

En virtud de esta grave denuncia, el Dr. Baltasar Garzón presentó en nombre de Julian Assange una denuncia contra David Morales ante la Audiencia Nacional de España. Esto podría inhabilitar el juicio de extradición solicitado por EEUU.

¿Por qué el Gobierno de Ecuador no ha denunciado ni a Morales, ni al Gobierno de EEUU por este ultraje a la soberanía nacional de dicho país andino? ¿Por qué dicho Gobierno y los medios de comunicación han callado por este acto de espionaje a su embajada?

El procesado David Morales fue llamado a declarar y reconoció haber realizado el mencionado espionaje, pero que lo hizo siguiendo instrucciones del nuevo Gobierno ecuatoriano, instalado desde mayo 2017. ¿Será esta la razón y respuesta a las interrogantes antes realizadas? El juicio a Morales se mantiene actualmente en reserva.

Le fueron impuestas medidas cautelares. No puede salir de España y debe presentarse periódicamente al juzgado. Quienes conocen el caso auguran un futuro complicado para Morales y un lío diplomático entre Ecuador y EEUU que se producirá en algún momento cuando la Asamblea de Ecuador (actual o futura), decida acusar a los responsables del actual Gobierno de Ecuador por alta traición a la patria, de confirmarse obviamente la versión de Morales que actuó bajo órdenes de su contratante.

El “Inglés” Michael Philips está detenido en la prisión de Cádiz, España. Aparentemente la misma ciudad en la que David Morales tiene su centro de operaciones. Fue extraditado desde Colombia en mayo de 2017 para terminar de cumplir una condena impuesta en marzo de 2014.

En los próximos meses podría obtener una pre-libertad en base a la gestión que realiza su abogado Juan Moreno Redondo. El Inglés le reveló que tan pronto como obtenga su pre-libertad, entregaría información y archivos contra Morales y a favor de Assange.

Otra información importante y sorpresiva que ofreció el Inglés al abogado Juan Moreno, fue sobre el caso Balda, por el que la justicia de Ecuador acusa al expresidente Rafael Correa y al ex secretario de Inteligencia, Pablo Romero de ser los autores de un supuesto secuestro el 12 de agosto de 2012 a un individuo llamado Fernando Balda, en Bogotá.

El inglés aseguró al abogado Juan Moreno que en esa época hacía ciertos trabajos para el Ministerio del Interior y que estaba seguro que la Secretaría de Inteligencia no tenía nada que ver en aquel intento de secuestro. Y estaba absolutamente seguro, porque el mismo había sido enviado a Bogotá a “limpiar” dicho desastre.

“El Inglés” le dijo a Juan Moreno que comprenda que en su trabajo ellos tienen un código de honor, además de los contratos de confidencialidad, y que cuando recuperara su total libertad en poco tiempo, él quisiera volver a trabajar en eso que es lo único que sabe hacer.

Por tal razón no podría declarar oficialmente sobre ello. Pero que basta para indagar sobre “El inglés” en el ministerio del interior en 2012, y su movimiento migratorio para atar cabos.

Cabe mencionar otro dato relacionado, el ex viceministro de Relaciones Exteriores de Ricardo Patiño, Txema Guijarro, regresó a España y se vinculó a la organización política de Pablo Iglesias, “Podemos” con la que obtuvo una Diputación por Valencia.

En las últimas elecciones de 2019 fue reelecto diputado y actualmente cumple un papel estratégico en la bancada de Unidas Podemos integrada por varias fuerzas progresistas y de izquierda, como Izquierda Unida y el Partido Comunista de España, bancada que como se sabe permitió constituir el primer Gobierno de coalición con el Partido Socialista Obrero Español después de la muerte del dictador Francisco Franco.

Esa coalición le permitió a Unidas Podemos estar presente con cinco de sus cuadros más destacados en el Consejo de Ministros, entre ellos el mismo Pablo Iglesias como vicepresidente de España.

Aunque está claro, al menos en la formalidad, que existe separación de poderes entre el Gobierno y la Audiencia Nacional, va a pesar mucho la vigilancia desde el Congreso hacia el juicio contra David Morales, pues ello podría anular el juicio de extradición contra Julian Assange.

Mientras tanto el Diputado Txema Guijarro, a instancias de un amigo periodista decidió escribir un libro “El Espía Que Llevo Dentro”, en el que revelaría todas las acciones, incidentes y anécdotas desde el refugio de Julian Assange en la embajada del Ecuador en Londres hasta su entrega a la policía británica por parte del Gobierno de Lenín Moreno.

Todo indica que pronto, entre los juicios a Julian Assange, a David Morales, las declaraciones y entrega de documentos por parte de “El Inglés”, el libro de Txema Guijarro, más de uno en EEUU y en Ecuador estarán nerviosos. Y razones no faltan.

elestado.net no tiene por qué compartir la totalidad del contenido de los artículos que se publican en alguna de sus secciones de opinión.
Comentarios