Caso Venezuela: el efecto del indexing en informaciones de índole política

Es válido hacernos la siguiente pregunta: ¿qué tan autónomos pueden llegar a ser los medios de comunicación a la hora de generar opiniones? Tal vez la llamada “Teoría de la indexación” de Lance Bennett pueda responder esta interrogante.

Para Bennett el concepto “indexing”, o indexación traducida al español, es la práctica o acción en la que los periodistas y editores regulan o limitan los puntos de vistas existentes en un determinado contexto político generando una versión ilusoria de la realidad narrada.

Es un proceso de ajustes de la información con miras a generar opiniones en torno a un tema político resaltante y determinante. La indexación pude ser visto como aquel proceso de edición de la noticia en donde a partir diversas opiniones en torno a un contexto da lugar a una opinión sobre un tema poco o nada ajustados a la realidad.

En este caso, lo que transmiten los medios depende de debates u opiniones fuera de los mismos, esto resalta en gran medida la poca autonomía de los medios, los mismos no actuarían en pro de la veracidad de la noticia sino en generar opiniones y fijarlas dentro de una de las tendencias políticas del momento.

El contexto provee a los medios de las opiniones que, después de limitar su rango de puntos de vista, da lugar una opinión con gran peso político para el momento pero con grandes sesgos. Entendida la idea de indexación, es válido dar algunos ejemplos de la misma dentro del contexto político venezolano.

Como primer ejemplo tenemos el muy sonado tema de la existencia de supuestos campamentos de las FARC en territorio venezolano. Hablamos de un contexto que se caracterizaba por el constante roce diplomático entre Venezuela y Colombia hasta la posterior ruptura de relaciones, sumado al hecho del acercamiento que ha tenido el Presidente Hugo Chávez hacia dicha fuerza insurgente, llegando considerarla una fuerza beligerante y no terrorista.

Esto último junto a sus simpatías hacia países con pensamiento socialista, fueron las bases del sector que adversa la gestión de Chávez para afirmar la existencia de campamentos de las FARC en Venezuela, cuestión que jamás fue demostrada con pruebas palpables.

Dicho tema generó toda una movida mediática, si bien es una información emanada del propio gobierno colombiano del entonces presidente Álvaro Uribe. Fue usado por la oposición venezolana como elemento para desacreditar las labores del gobierno venezolano ante su política con respecto a Colombia y su gestión en general.

Otro caso que podemos citar es el relacionado con la opinión (sin prueba alguna) de que las Fuerzas Armadas de Venezuela (FANB) están dirigidas en su totalidad por el gobierno cubano.

El tema de la “cubanización” de la FANB ha sido usado también por los sectores adversos al gobierno del entonces presidente Hugo Chávez y de la actual gestión de Nicolás Maduro para desacreditarlo.

La creencia de que las Fuerzas Armadas están intervenidas por agentes extranjeros viene alimentada por las buenas relaciones que mantiene el Gobierno de Venezuela con el Gobierno de Cuba, así como por su constante cooperación en diversos ámbitos (energético, salud, educación, deporte, militar, etc.).

Debido a tal acercamiento la opinión pública de la oposición venezolana deduce una profunda intervención de las Fuerzas Armadas cubanas en Venezuela, y una toma del Estado venezolano por funcionarios provenientes del gobierno cubano.

La crisis eléctrica del 2010 también es un caso muy recordado para los venezolanos, ya que aquí hubo un importante cuestionamiento hacia la gestión de Chávez en materia eléctrica, mermando así parte de su popularidad ante los opositores.

Cabe resaltar que fueron hechos provocados por una fuerte sequía que se prolongó hasta casi la mitad de ese mismo año. También es importante mencionar que la electricidad en Venezuela es hidroeléctrica, y para entonces los principales ríos y embalses se encontraban prácticamente secos.

En vista de la opinión mantenida por la oposición de la aparente falta de políticas de prevención por parte del gobierno venezolano, sostienen que hubo que tomar medidas en su mayoría drásticas para hacer frente a la crisis.

Medidas como los cortes eléctricos programados no fueron bien recibidos por la opinión pública, ya contaminada por el sesgo opositor. Esto desembocó en una merma de la percepción en la opinión pública de un personaje carismático como lo fue Hugo Chávez, el cual pudo ver comprometida su imagen tras tomar decisiones drásticas, aunque necesarias.

En estos casos, lo que transmiten los medios depende de debates u opiniones fuera de los mismos, esto resalta en gran medida la poca autonomía de dichos medios, ya que no actuarían en pro de la veracidad de la noticia, sino para generar opiniones y fijarlas dentro de una de las tendencias políticas del momento.

El contexto provee a los medios de las opiniones que, después de limitar su rango de puntos de vista, da lugar una opinión sesgada con gran peso político para el momento.

Los medios de comunicación juegan un papel importante dentro de la dinámica de la política, en la actualidad son los agentes generadores de opinión, lo que transmiten o escriben derivará en puntos de vistas a favor o en contra de la clase dominante.

Comentarios