Lawfare: Un arma de guerra

Rafael Correa, Jorge Glas, Paola Pabón, Ricardo Patiño, Gabriela Rivadeneira, Alexis Mera, Virgilio Hernández entre otros correístas se han considerado víctimas del Lawfare en Ecuador, que según el jurista Ramiro Aguilar, es el término moderno de una lamentable tradición latinoamericana cuyos orígenes están en la colonia. O sea es “la judicialización de la política”.

“Cuando usted traslada el enfrentamiento político al plano judicial lo que busca es destrozar a su adversario pero no en una lid electoral sino a través de la anulación del adversario en una condena judicial sin que eso implique prueba para inhabilitarlo en futuras elecciones” agrega Aguilar.

El ex asambleísta Virgilio Hernández, por su parte, expresa que el Lawfare busca que “instrumentos jurídicos” para modificar el panorama político y Alexis Mera, ex secretario jurídico de la Presidencia asegura que en el fondo lo que quieren posicionar es que los gobiernos de izquierda en América Latina son corruptos.

Para el líder de la Revolución Ciudadana, Rafael Correa “con el poder mediático y el poder político son las dos patas del lawfare. El gobierno de Lenín Moreno los últimos tres años ha sido repetitivo en su discurso de adecentar la política pero el ex Vicepresidente Jorge Glas cuestionó eso. “Es adecentar la política entregar CNEL a la familia Bucaram” dijo en diciembre del 2017. Ahora Glas lleva casi tres años en prisión.

Otra figura política que ha sentido la persecución contra su forma de pensar es Paola Pabón, actual Prefecta de Pichincha. “Cuando yo renuncié al gobierno de Moreno sabía que esa decisión iba a tener consecuencias pero jamás me imaginé que la consecuencia iba ser la cárcel”.

El 01 de octubre del 2019, el Presidente Moreno lanza un decreto para complacer los requerimiento del FMI subiendo en un 120% los precios de los combustibles. Esa es la verdadera razón del estallido social pero el oficialismo echó la culpa a los correístas.

Virgilio afirma que se les acusó de rebelión armada. Pabón no olvida que la Ministra de Interior, María Paula Romo lo amenazó por twitter. “Se acaban las elecciones e iremos por usted” habría dicho Romo en medio de horrenda represión a la ciudadanía.

Pabón advierte que nunca le dijeron porque delito me estaban procesando y que Fiscalía no tenía indicios. El Presidente Correa expresa que en el país se inoculado mucho odio en base del cuento.

“¿Sabes lo que es que te pongan una demanda y que tengas que gastar 20 mil dólares en abogado. Y a veces te pueden enajenar tus bienes”, afirma el expresidente ecuatoriano desde Bélgica, en donde reside hoy y agrega que a muchos colaboradores de su gobierno ni siquiera les permiten encontrar un trabajo.

Todo está bronca de los neoliberales en Ecuador tiene un elemento de explicación para Correa en haberles impedido que los empresarios paguen sus impuestos. “Las utilidades empresariales se triplicaron con nosotros pero sencillamente que tuvieron que pagar impuestos” afirma el líder de la Revolución Ciudadana.

Aguilar agrega que el lawfare es la herramienta de confrontación política del neoliberalismo. El neoliberalismo ve al empresario exitoso como político ideal. El progresismo al final del día busca mejorar la prestación de servicios para romper las brechas.

Asimismo, el jurista y ex asambleísta expone que en “el Caso ArrozVerde se funde lo macondiano de América Latina con lo perverso del neoliberalismo. La prueba madre es un cuaderno escrito a mano muchos años después por una delatora premiada”.

El abogado Fausto Jarrín, defensor de Rafael Correa afirma que ese cuaderno contiene datos numéricos de las cifras exactamente igual. Es decir la señora hizo el cuaderno en la cárcel copiando el reportaje de arroz verde que había sacado días antes el portal Mil Hojas.

Pero todos los procesos jurídicos que se han creado contra el correísmo, para juristas de dilatada trayectoria, buscan que Correa sea condenado con el propósito de que no regrese jamás a su país. El jurista Xavier Garaicoa afirma que para él no hay ninguna prueba fehaciente.

El delito por el que serían juzgados los implicados en el Caso Sobornos es el cohecho. Un delito que puede ser juzgado en ausencia e impedir el retorno de los prófugos a Ecuador por siempre.

Para Fausto Jarrín es lo único que les quedaba a ellos buscar una condena por cohecho y esto no es precisamente lo que la gente hizo y algunos no hicieron realmente nada. Mera advierte que buscaban eso porque el cohecho es un delito que no prescribe.

En el Gobierno de Moreno se han presentado más de 500 denuncias de corrupción que en el régimen anterior y 317 funcionarios con indicios de responsabilidad penal. Cifras que explicarían el Lawfare en donde, según Correa “si alguien tiene conciencia de clases en América Latina es la oligarquía”.

Pese a todas las obras que se han hecho por el bienestar del Ecuador en el gobierno de Correa, según las cifras oficiales, en donde se destacan escuelas del milenio, hospitales, carreteras, universidades, hidroeléctricas, los opositores del correísmo buscan el error mientras el ex presidente expresa “Que voy a criticar una obra de Moreno sí ha hecho dos canchas sintéticas”.

Para especialistas en políticas públicas como Xavier Flores advierten que Correa le está pasando lo que a Perón y concluye recordando que el ex presidente argentino decía que sus enemigos políticos hacían de todo para que él vuelva. “Correa podría decir lo mismo”.

Comentarios