Rebeca Quintáns (II): “vendrá la renuncia al título de Emérito”

Segunda y última parte de la entrevista hecha a Rebeca Quintáns. Durante la primera entrega se sentaron las bases argumentales que deben ser leídas para entender el texto que se reproduce a continuación. Para ello haga click aquí.

Continuamos con la segunda parte de la entrevista a Rebeca Quintáns (Arzúa, 1964), filóloga doctorada en periodismo con una tesis sobre los discursos de Juan Carlos I. Se convirtió en una de las primeras personas en hablar sin tapujos del anterior monarca al publicar Un rey golpe a golpe (2000) bajo el seudónimo de Patricia Sverlo. En 2016 salió a la venta Juan Carlos I, la biografía sin silencios donde actualiza y amplía la información sobre el rey emérito.

Tal y como reconocía incluso Zarzalejos, la operación de huida del rey se ha realizado en agosto para minimizar la repercusión social que pudiera tener. De todos modos, en los próximos meses, tanto por la investigación judicial como por las nuevas informaciones que puedan llegar, el foco seguirá puesto en la Casa Real. ¿Ves factible que para combatir el descrédito de la monarquía se pueda llegar a revocar a Juan Carlos I del título de rey o incluso que este llegue a cabo una renuncia voluntaria? 

Sí, muy factible. Zarzalejos sabe mucho más de esto que yo, estoy convencida de que su opinión es muy respetada en Zarzuela e influye en las decisiones que se toman. Así que, si dice que se hizo ahora para minimizar la repercusión social, es verdad.

Pero no va a contar todo lo que sabe ni de broma, y los demás tenemos que ir atando cabos e intentando adivinar cuál va a ser el siguiente paso. Creo que tienen perfectamente previsto el forzarle a renunciar al título de rey (siempre queda mejor que renuncie “voluntariamente”).

Todo ello si con el alejamiento físico no consiguen frenar el escándalo, lo que ya parece claro. Nos lo van dando todo con pildoritas, paso a paso, a medida que se va haciendo inevitable.

Primero le quitan representatividad, luego la asignación económica, más tarde lo alejan del foco mediático mandándolo fuera de España. Ahora vendrá la renuncia al título de emérito, luego una declaración institucional de Felipe comprometiéndose a reformas de transparencia en la Casa Real, y Luego ¿quién sabe? La historia del futuro no está escrita, la construimos entre todos.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha abierto diligencias de investigación al hilo de tres denuncias presentadas por la asociación monárquica Concordia Real Española contra los dirigentes del BNG, Ana Pontón; ERC, Pere Aragonés; y Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez por injurias graves a la Corona. La vía represiva ha sido una constante para frenar cualquier cuestionamiento hacia la monarquía en los últimos 40 años, pero ¿crees que puede seguir siendo efectiva para frenar esta ola de indignación?

A día de hoy ya se han cerrado esas diligencias (mil disculpas por retrasarme tanto en contestaros a estas preguntas). Pero por supuesto que no creo que por la vía represiva vayan a conseguir ya absolutamente nada, todo lo contrario.

Eso, si son listos, deberían cortarlo ya, porque se les puede volver en contra. Y me refiero a todos los niveles. Por ejemplo, a día de hoy lo que sí está en activo son los trámites para la ejecución de la sentencia contra Pablo Hasél, que podría ingresar en prisión en cualquier momento, por injurias a la corona.

Pues yo veo que, con esto del Estado de alarma, el confinamiento y toda la paranoia, la calle está muy tranquilita, no ha habido grandes movilizaciones contra la monarquía ni nada. Pero es una calma muy tensa que podría quebrarse en cualquier momento.

Meter en la cárcel a Hasél, que ha estado recibiendo muchísimo apoyo y gestos de solidaridad de gente que ni siquiera ha escuchado sus raps en su vida, puede ser una chispa que caldee el ambiente excesivamente ahora en la vuelta de vacaciones.

Si existe un momento que ha servido para legitimar el reinado de Juan Carlos I este es sin duda el relato que se ha creado en torno a su papel durante el 23F.  Tal y como detallas en uno de los capítulos de la biografía está más que demostrado que los hechos no sucedieron según se nos ha contado en el relato oficial. ¿Ves posible que la publicación en 2030 de documentos hasta ahora confidenciales arroje luz sobre lo que realmente ocurrió aquella jornada?

La prensa más oficialista y los historiadores del régimen continúan empecinados en construir una “post-verdad” duradera en torno al 23F. Y ya no es cuestión de arrojar más luz, porque ya se sabe prácticamente todo.

Lo que hay que hacer es no dejar que sigan repitiendo la mentira con la que tapan la verdad, apartar a todos los mentirosos que estuvieron encubriendo a Juan Carlos durante todos estos años.

Lo justo sería que con Juan Carlos cayeran todos sus adláteres, incluidos toda esta casta de periodistas, tan cómplices de su corrupción y sus abusos como los políticos que le dejaron hacer e incluso colaboraron en sus actividades.

Aunque sus juventudes se reclaman republicanas parece fuera de duda el compromiso del PSOE con la monarquía. Sin embargo, ¿consideras que en las bases socialistas sí que puede haber una mayoría que podría apostar por la República?

Claro, e incluso en la derecha, que nunca fue monárquica. Racionalmente, desde un punto de vista democrático, la monarquía como sistema es indefendible. En Europa sólo han sobrevivido las que apoyaron la soberanía nacional de sus pueblos frente al nazismo, y aceptan un control político y parlamentario de la institución.

Aquí es justo al contrario: la monarquía fue puesta por el franquismo, y hoy la apoyan los franquistas (la derecha) y los que pactaron la Transición al Régimen post-franquista del 78, el PSOE en especial, que fue el partido más beneficiado de esos pactos.

Eso no significa un apoyo muy sólido, porque lo que defienden no es la monarquía misma, sino la continuidad de unas estructuras de poder fascistas (económicas, judiciales y militares), su propia impunidad y sus propios privilegios. Otra cuestión es el tipo de República que se quiere.

Para finalizar, ¿crees que la monarquía será capaz de superar esta crisis? ¿intentarán acometer algunos cambios en un intento de segunda transición? ¿existe el riesgo de que llegado el momento sean las mismas élites que ahora tienen el poder quienes dirijan el tránsito de la monarquía a una República?

A ver, no creo que la monarquía pueda sobrevivir esta crisis, no. Pero por supuesto que intentarán que haya una segunda transición lo más parecida a la primera posible. Es decir, que garantice que no van a tener que rendir cuentas por crímenes del pasado (franquista o post-franquista), y que no perderán ninguno de sus privilegios.

Ahora, yo estoy convencida de que esto es mucho más difícil de conseguir sin la monarquía, que es un bastión en el que se apoyan muy importante. La caída de la monarquía no va a solucionar todos los problemas, pero es una oportunidad histórica indudable para intentar construir una República verdaderamente popular y democrática, y acabar con los restos del franquismo en España.

Gracias por haber concedido esta entrevista para elestado.net. Por nuestra parte consideramos de justicia reconocer la imprescindible labor que tú y otros periodistas habéis hecho al investigar y divulgar los aspectos más oscuros del poder.

Comentarios