Ocho años: la herejía del sistema de justicia ecuatoriano

Esta es la pena que conlleva la sentencia dictada por el más alto tribunal de justicia del Ecuador, al resolver el recurso de casación en el denominado “caso sobornos” que la sabiduría popular ha denominado “caso bochornos” debido a las múltiples omisiones y violaciones tanto al proceso como a la legítima defensa de los acusados, entre ellos el expresidente del Ecuador Rafael Correa Delgado.

Tanto el delito acusado cohecho como la responsabilidad en calidad de autor mediato por irradiación de influjo psíquico son una verdadera herejía atendiendo los cánones y normas que rigen el derecho penal y el derecho procesal penal.

Los herejes responsables, no crean que son los tres o 2+1 magistrados del tribunal de casación que leyeron la resolución, no, los herejes y que en tiempos medievales deberían ser ajusticiados en la hoguera son dos mujeres que aunque ya sabemos son bastante livianas de conocimiento jurídico.

Reniegan además no sólo de la inteligencia, sino también del sentido común, una es la peliteñida y la otra es una verdadera lady, siniestra y oscura pero lady al fin, los otros tres son nada más que bufones que repiten líneas aprendidas para cumplir las veleidades de quienes los mantienen en sus cargos.

No podemos darles todo el crédito sólo a aquellas dos damas de la muerte, tras de ellas está un tenebroso personaje que les susurró al oído sus falacias construidas sobre una base sin fundamentación sólida, producto de sus entelequias transportadas al soliloquio fantasmal de su insolente beodez.

El mal está hecho, la consigna está cumplida, por ahora como dijo el inmortal Hugo Chávez, han logrado impedir la participación de un hombre en la lid electoral, pero como siempre, los odiadores, los traidores y sus corifeos, se olvidaron que la persecución contra ese hombre les resultó contraria a sus intereses.

Ahora la revolución ciudadana cuenta con un mártir y lo que quisieron impedir, ahora se les revierte, pues el candidato Aráuz, aun sin Rafael Correa en la papeleta electoral, tiene el respaldo popular, y así, de largo va liderando las encuestas en primer lugar, seguido pero de lejos por un antiguo Carlos que hoy se ha dado en llar Yaku, y luego de este viene con ayuda y todo el perdedor Lasso.

¿Pero que son ocho años en medio de siglos de historia? Lo cierto es que mas allá de ser una afrenta para Rafael Correa, esta condena es el reconocimiento que un gobierno traidor y perseguidor ha hecho al mejor presidente de la historia ecuatoriana de la última república.

Asimismo, ha reconocido su incapacidad de vencerle en las urnas y por eso lo ha condenado, pero este asesinato electoral, no conlleva ni de lejos la muerte política de la víctima, pues ahora más que ayer, está más vigente que nunca.

La Revolución Ciudadana está intacta, y si el gobierno y sus herejes no se inventan otra forma de descalificar también al Candidato Aráuz, éste será el próximo presidente del Ecuador, lo que pase después con los artífices de la venganza y de la injusticia es algo de lo que los tribunales internacionales y la historia se encargarán.

De la misma manera, la reivindicación y restitución de derechos al hoy condenado son un hecho que nadie puede negar sucederá en el futuro mediato, amén de la reparación que ello arrastrará de suyo.

El inmediato repudio, se dará en las elecciones del 07 de febrero de 2021, si acaso los miserables no se inventan alguna artimaña para que no hayan elecciones o para descalificar al candidato ganador.

La esperanza está viva, los corazones están listos y las mentes dispuestas a votar por Aráuz, con quien el pueblo del Ecuador apuesta a Recuperar la Patria.

elestado.net no tiene por qué compartir la totalidad del contenido de los artículos que se publican en alguna de sus secciones de opinión.
Comentarios