El alcance político y social de la Revolución Ciudadana

Estos últimos días la presión de los defensores de la democracia se ha hecho presente en las calles de Ecuador, y en las redes sociales.

El CNE estaba sufriendo presiones para que no permitiera el recambio del expresidente Rafael Correa, quien no podrá participar en las elecciones después de que el gobierno de Lenín Moreno haya hecho todas las mañas posibles para que se le condenara por un delito inexistente.

Una vez condenado no puede ser candidato, además de crear un modo de inscripción para los migrantes cuyos requisitos estaban enfocados en impedir su inscripción.

No obstante ayer el CNE, en concreto tres de sus cinco consejeros, votó a favor de permitir que la Unión por la Esperanza sustituya a Rafael Correa por Carlos Rabascall. Aún falta que el TCE dictamine si Compromiso Social queda eliminado de la contienda, en una clarísima injusticia más cometida para impedir la participación de la Revolución Ciudadana.

Si Compromiso Social es eliminado, el CNE decidirá si hay alianza o el correísmo y otros sectores compiten bajo el paraguas de Centro Democrático Lista 1, o por el contrario Unión por la Esperanza sigue siendo el nombre legal de la alianza.

Hay que estar expectantes a la candidatura de Guillermo Lasso, que ha sido impugnada por tener bienes en paraísos fiscales, bien a su nombre o al de sus familiares.

Como anécdota hay que decir que el candidato Andrés Arauz deberá corregir sus datos en el CNE, ya que su número de cédula aparece equivocado en su registro de inscripción.

elestado.net no tiene por qué compartir la totalidad del contenido de los artículos que se publican en alguna de sus secciones de opinión.
Comentarios