Andalucía: “tierra de vagos y maleantes”

El pasado miércoles 14 de octubre, Díaz Ayuso estuvo en el programa de Ana Rosa. Cuando le preguntaron por las diferencias de criterios con Andalucía, comunidad también gobernada por el Partido Popular, la presidenta respondió:

“En Madrid la gente no quiere estar subvencionada, y por eso viene lo mejor de España”. Simple, directo y conciso: los andaluces son subvencionados y por ello no son bien recibidos. No recuerda la presidenta que más de 200.000 ya viven en su amada comunidad.

“Los andaluces son unos vagos”

El Directorio de Empresas y Establecimientos con Actividad Económica en Andalucía, actualizado el pasado 15 de octubre, muestra la distribución de la economía andaluza. El 49,9% de la población activa se dedica a servicios como la agricultura, la ganadería o la pesca. Sí, la comida no crece en los árboles.

Miles de personas se levantan todos los días a las 5 de la madrugada para comenzar su jornada a las 6 de la mañana. A las 7, como muy tarde, ya están fuera de casa, pasando frío, hambre y soportando unos esfuerzos físicos inimaginables.

Unos, para recoger las aceitunas que después te sirven en el bar; otros, para talar y recolectar la leña que te calienta en invierno, todos ellos dejándose la piel en lomas escarpadas y pedregosas, con 20 kilos a la espalda.

También están los que tienen que alimentar a los animales que están criando, para que después tú los disfrutes. O los que aran, siembran, riegan y recogen los maravillosos frutos que nos da la tierra.

Asegurados un día al mes, pero trabajando 12 horas de lunes a domingo, durmiendo incluso en los propios cortijos. Y, en muchos casos, acudiendo a trabajar enfermos. Según datos de la CEOE, la jornada laboral de un trabajador andaluz supera en un 52% la media nacional.

Y, sin embargo, el último informe de absentismo laboral de Adecco establece que Andalucía es la segunda comunidad en la que menos horas de trabajo se pierden: 62,1 horas anuales de media por trabajador, en contraste con las 86,4 horas que de media pierde un trabajador en Madrid.

Sin olvidarnos de que, además, es la tercera comunidad que más aporta al PIB nacional. Sin embargo, registra un tasa de paro del 21,32%, según las estadísticas del INE, mientras que la Comunidad de Madrid incurre en un 12,61%.

Sin industrias que realmente puedan potenciar la economía de la región, sería impensable que la Junta no percibiera subvenciones por parte del Estado, al igual que lo hace el resto de comunidades. Los diferentes criterios se pueden consultar en el último Informe sobre las Subvenciones distribuidas entre Comunidades Autónomas durante 2019.

Y, como no, los andaluces están todo el día echando la siesta. Aunque quien afirma esto no habrá acudido a ver la última encuesta del INE realizada en 2013, que muestra que Andalucía está fuera de los primeros puestos de ranking. Le preceden Murcia, Aragón, Islas Baleares, Extremadura, Cataluña, Castilla y León y Navarra.

“Los andaluces son unos borrachos y unos maleantes”

No será por bares en la Comunidad de Madrid, pues sólo la capital ostenta 6758, lo que supone una media de 2,13 bares por habitante. Por otro lado, hasta la fecha y según el informe de criminalidad elaborado por el Ministerio del Interior, en la Comunidad de Madrid se han perpetrado 142.707 infracciones penales.

En Andalucía, la cifra baja hasta los 132.269. Es decir, que si hay un sitio en el que se cometan más infracciones y los bares gusten más que en Andalucía, ese es Madrid.

“Los andaluces son unos analfabetos y no saben hablar”

Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Educación, la tasa de abandono escolar en Andalucía ha bajado un 16%, situándose en un 21,9%. Esto demuestra que las políticas educativas que se han llevado a cabo funcionan, pese a que en 2019 la inversión en Educación haya supuesto un 21,7% del total del gasto público de la comunidad.

Pero también muestra una realidad que no podemos obviar. Con un PIB per cápita de 19.107 euros y una tasa de paro del 21,3%, muchas personas tienen que abandonar los estudios para poder ayudar a sostener la economía familiar, y, por la misma razón, no pueden acceder a una educación superior.

A esto se le suman las circunstancias personales de cada núcleo familiar: personas incapacitadas, personas mayores o niños a cargo, etc. Sin embargo, la media de alumnos que superan la selectividad es del 93,17%, incluso por encima de Madrid.

Seis de las universidades andaluzas se sitúan entre las mejores del mundo. Estas son la Universidad de Granada (UGR), la Universidad de Málaga (UMA), la Universidad de Sevilla (US), la Universidad de Córdoba (UCO), la Universidad de Jaén (UJA) y la Universidad Pablo de Olavide (UPO). Además, la UGR se coloca en el segundo puesto del ranking español, solamente por detrás de la Autónoma de Barcelona.

Desde la implantación del bilingüismo en la promoción 98-99, la Junta de Andalucía ha mejorado en gran medida sus resultados académicos y, actualmente, cuenta con 60 centros bilingües de francés, 12 centros autorizados para la educación bilingüe en alemán y 1105 centros bilingües en inglés. Además, existen 14 centros plurilingües de inglés – francés, 1 de inglés – alemán y 34 de francés – inglés.

Creerán los de “Madrizzz”, como ellos dicen, que los “andalucesss” no sabemos hablar. No sabrán ellos que ningún idioma evoluciona de forma uniforme y que no por ello unos dialectos son mejores que otros.

Quien descalifica y desprecia el andaluz lo hace sin conocimiento alguno del latín, pues el primero supone una evolución muy rica del segundo. Sin embargo, continuamente se le ha tratado como un chiste, y sus hablantes se han visto obligados a ocultar su acento en público.

Los que lo imitan no saben que ni siquiera dentro de Andalucía se habla igual el andaluz. Incluso varía de un pueblo a otro. Sin embargo, todos se entienden, pues su diversidad aporta riqueza al vocabulario y facilita en gran medida la expresión.

Presenta también miles de particularidades que el castellano no recoge. No podemos olvidar que durante siglos los andaluces convivieron con los musulmanes, por lo que muchas palabras árabes han sido cultivadas y acopladas a la lengua. Pero este es un tema largo y complejo que la extensión no permite seguir abarcando. Por ello, comparto aquí este artículo de La Voz del Sur.

El sur

Andalucía es tierra de cultura, de trabajo y de belleza. Andalucía es tierra de Velázquez, Picasso y Romero de Torres, de Alberti, Lorca y Machado.  Andalucía es el centro histórico de Córdoba y Medina Azahara, el Alcázar, la Catedral y el Archivo de Indias en Sevilla, la Alhambra, el Generalife y el Albaicín en Granada, Doñana, los dólmenes de Antequera; los Conjuntos Monumentales Renacentistas en Úbeda y Baeza; el Arte Rupestre del Arco Mediterráneo; el flamenco.

Andalucía es tierra de trabajadores, de lucha y singularidad. Andalucía es su huerta, su tierra, su mar.  Andalucía es suerte, suerte la nuestra de disfrutarla.

elestado.net no tiene por qué compartir la totalidad del contenido de los artículos que se publican en alguna de sus secciones de opinión.
Comentarios