Pasqualina Curcio: “Venezuela debe asumir para su moneda el patrón oro”

Entrevista Exclusiva a Pasqualina Curcio para ElEstado.net

Una realidad incuestionable es que Venezuela atraviesa una de las crisis económicas y sociales más profundas que se conozcan en su historia. La hiperinflación genera una atmósfera de incertidumbre que marca la cotidianidad del venezolano en este contexto donde por ejemplo, hoy un producto cuesta determinada cantidad, mañana cuesta el doble. Estas circunstancias angustiantes agregan mucho sufrimiento a la vida de la población y urgen soluciones.

Economista, Doctora en Ciencias Políticas y distinguida profesora universitaria, Pasqualina Curcio es una de las voces más reconocidas del análisis económico y político en Venezuela, a través de su “Antología de propuestas económicas” ha logrado recoger lo que podría ser una hoja de ruta para los nuevos legisladores que serán escogidos el 6 de diciembre en este país suramericano.

La Guerra Económica es real

El término Guerra Económica ha sido empleado por el Gobierno de Nicolás Maduro para explicar la difícil situación social y económica que ha derivado en una importante migración de la población de su país, ¿en cuales aspectos podría resumirse éste ataque externo a la economía venezolana?

El término guerra económica se ha venido empleando porque justamente Venezuela ha venido estando en el marco de una guerra no convencional, son guerras que no son conocidas mucho menos normadas en el marco de las Naciones Unidas pero son guerras que incluso están tipificadas, caracterizadas con manuales por parte del Ejército de los Estados Unidos, el Manual TC1801 establece que es una guerra no convencional, y que esta guerra tiene distintos ámbitos: económico, diplomático, también militar por supuesto, psicológico, comunicacional y dentro del económico pues se emplean armas no convencionales.

Desde el punto de vista económico han implementado distintas armas, el embargo comercial, abierto e incluso los voceros de la casa blanca hablan de intensificar este bloqueo financiero, comercial contra Venezuela e implica impedir, dificultar la importación de alimentos, medicamentos, repuestos para la producción, insumos para la producción interna, pero además imposibilita, dificulta las transacciones financieras, también el acceso a créditos internacionales.

Particularmente en Venezuela, el bloqueo financiero hecho contra Petróleos de Venezuela (PDVSA), una de las principales industrias del país, en vista de que es la que genera el 95% de las divisas en nuestro país, ha tenido un efecto a lo interno porque disminuye la producción en la medida en que se encuentra cada vez más imposibilitado de importar repuestos maquinarias, tecnologías, insumos, etc.

Otra arma que han venido empleando es el ataque al bolívar, un ataque se ha implementado a través de páginas web, no es nuevo, es histórico, lo han empleado en otros momentos contra otros pueblos y contra otras economías.

¿Qué es lo que busca ese ataque a la moneda? Posicionar un precio del tipo de cambio del Bolívar que es nuestra moneda, con respecto al dólar donde se vaya induciendo esa depreciación de la moneda y eso afecta directamente los precios internos de la economía, induce una hiperinflación y desencadena en una pérdida del poder adquisitivo y contracción de los niveles de producción. Ésta es una de las armas más poderosas.

Entre 2012 y hoy, ese ataque a la moneda ha sido 800 mil millones %, es decir una depreciación inducida en esos términos y debemos decir que aunque han pasado muchas cosas en Venezuela en los últimos años, en lo político, en lo económico pues nunca que justifique una supuesta depreciación en esos niveles. Es un ataque que hemos calificado de criminal por el efecto que tiene contra toda la población venezolana.

Han implementado otras armas como el desabastecimiento inducido a través de la alteración de los mecanismos de distribución de los bienes, principalmente de los bienes esenciales que son alimentos y medicamentos, no colocándolos en anaqueles de manera suficiente, generando una sensación de escasez, largas colas, proliferación de mercados informales.

El objetivo último de todas éstas armas es desestabilizar a lo interno económica y políticamente para derrocar la Revolución Bolivariana.

Desde el nuevo parlamento podrán encontrarse soluciones

¿Usted considera posible desde el escenario parlamentario lograr la creación de un programa económico que sirva para frenar el deterioro en las condiciones de vida de los venezolanos?

Bueno lo que esperamos de la próxima Asamblea Nacional que iniciara en el 2021 es que esté conformada por diputados patriotas que apuesten a la consolidación de la soberanía nacional cuyas políticas, principalmente las económicas y en general todas las políticas a favor del pueblo venezolano o cual no ocurrió en los últimos 5 años donde la Asamblea Nacional estaba en manos de una oposición no democrática que utilizó a la Asamblea Nacional como plataforma para ejecutar los planes del Comando Sur de los EEUU contra el pueblo venezolano.

¿Qué es lo que busca ese ataque a la moneda? Posicionar un precio del tipo de cambio del Bolívar que es nuestra moneda, con respecto al dólar donde se vaya induciendo esa depreciación de la moneda y eso afecta directamente los precios internos de la economía, induce una hiperinflación y desencadena en una pérdida del poder adquisitivo y contracción de los niveles de producción. Ésta es una de las armas más poderosas. Pasqualina Curcio.

Esperamos que la próxima Asamblea como Poder Legislativo trabajen coordinadamente con el Poder Ejecutivo para desarrollar esos planes en el marco de una guerra no convencional, una guerra económica a favor del pueblo venezolano.

En lugar de tener una Asamblea Nacional que llame a más bloqueo económico a obstaculizar el acceso a créditos financieros en el exterior, queremos una Asamblea que apueste a el beneficio de la población venezolana.

Brevemente para nuestros lectores ¿Cuales son las acciones que señala en su Antología de Propuestas Económicas?

Hay varias propuestas que hemos venido haciendo en una serie de artículos titulados “Antología de propuestas económicas” a propósito del llamado a los candidatos a la Asamblea Nacional por parte del Polo Patriótico, a presentar propuestas para el debate, para sumar, para que contribuyan a la construcción y el diseño colectivo de soluciones particularmente en esta situación de guerra.

Principalmente se centran en la defensa del bolívar porque el ataque del bolívar es una de las armas más poderosas de todas las que han implementado y allí proponemos la necesaria recuperación de las reservas internacionales a través de la recuperación de la producción y exportaciones petroleras que genera las divisas para recuperar las reservas.

Pero también hemos propuesto la monetización del oro, Venezuela es una de las principales reservas de oro del mundo, que una parte del oro que está en las minas se monetice y se sume a las reservas internacionales, porque este ataque a la moneda no sería igual con un discurso que diga que la moneda no vale nada cuando las reservas están en 6 mil millones de dólares, que si las reservas estuviese en 30 o 40 mil millones de dólares.

Por otra parte, hemos propuesto el bolívar-oro, que es fijar el precio de la moneda en un activo cuantificable medible, comprobable, ¿porque qué ocurre?, el ataque a la moneda se basa en el hecho de que las monedas desde el año 73 son monedas fiduciarias es decir su precio su valor se basa en una supuesta confianza y no hay nada más manipulable que la confianza.

Es por eso que estos portales que manipulan el tipo de cambio se acompañan con un discurso buscando la desconfianza en le economía venezolana. Esa fue una decisión unilateral tomada en el 73 por EEUU como vocero Richard Nixon cuando se desprendió del patrón oro, lo que proponemos entonces es que el precio del Bolívar se mida en un activo medible, cuantificable, menos susceptible de manipulación en éste caso estamos proponiendo el oro, porque bueno el oro ha sido históricamente un activo que soporta el sistema monetario internacional pero además estamos viendo que a nivel internacional está habiendo un reordenamiento del sistema monetario que pareciera tender hacia el patrón oro y donde Venezuela cuenta con esas riquezas.

También proponemos mientras se disminuye o resuelve el ataque a la moneda se garantice un poder adquisitivo a la población. Como decíamos el deterioro del salario es una consecuencia de la hiperinflación a su vez inducida por el ataque al Bolívar pero mientras tanto, garantizar un salario digno y en este sentido pues proponer y es lo que observamos y lo hemos medido, la necesidad de aumentar la cantidad dinero en procesos inflacionarios.

La Asamblea estuvo en manos entre el 2016 y el 2020 de una mayoría de la oposición, la usaron para legitimar acciones contra el pueblo venezolano, nosotros publicamos recientemente un libro que se llama “El Comando Sur y la vergonzosa Asamblea Nacional 2016-2020”. Muestra y demuestra cómo cada uno de los planes del Jefe del Comando Sur Kurt Tidd se han ido desarrollando por parte de los diputados de la oposición. Esos documentos establecen claramente que la Asamblea Nacional en manos de la oposición sería utilizada como tenaza para asfixiar al pueblo venezolano. Pasqualina Curcio.

Es en estos procesos donde los precios aumentan muy rápido y de manera desproporcionada es necesario aumentar la cantidad de dinero para financiar el circuito económico- productivo y el consumo a nivel nacional y entre ellos el financiamiento de los salarios, sobre todo de los funcionarios de la administración pública.

También nos hemos paseado por la posibilidad de una propuesta tributaria que consiste en aumentar los impuestos sobre todo a los grandes patrimonios, impuestos más progresivos en lugar de que recaigan en impuestos a la población como es el caso del Impuesto al Valor Agregado (IVA) sino que sean impuestos a las grandes ganancias, a las grandes riquezas que además son propuestas que en tiempos de pandemia se han venido realizando en otros países avalados por organismos como la CEPAL.

Tocamos el tema de la deuda externa son distintas propuestas que repetimos son eso, sumar y contribuir en el diseño de políticas que sabemos no son mágicas, en economía ninguna política es mágica, no es una sola política son muchas, pero además en guerra menos mágicas, entendiendo que cada vez que se toma una decisión el enemigo reacciona y cambia sus estrategias también.

Elecciones para detener el robo a la Nación venezolana

¿Son oportunas y necesarias las elecciones parlamentarias en Venezuela?

Las elecciones más que oportunas y necesarias son constitucionales, la Constitución de Venezuela que se aprobó en 1999 es muy clara, y cada 5 años se renueva a Asamblea y todos los 5 de enero cada 5 años y corresponde el 5 de enero de 2021 instalar la nueva Asamblea Nacional, por lo tanto llamar a elecciones previamente antes del 5 de enero para que el pueblo venezolano puede elegir a los nuevos diputados.

Por otra parte, hay que resaltar el carácter democrático de la Revolución Bolivariana desde 1999, ésta viene siendo la elección número 25, pero no solamente eso, es decir más de una elección en promedio por año, donde además son procesos electorales donde han participado los distintos factores políticos y cuando ha ganado la oposición pues ha sido reconocido por el chavismo sin embargo cuando gana el chavismo, la oposición no necesariamente reconoce y siempre plantea que hubo fraude pero además han sido procesos con alta participación política.

La Asamblea estuvo en manos entre el 2016 y el 2020 de una mayoría de la oposición, y más bien utilizaron la Asamblea como plataforma para legitimar acciones contra el pueblo venezolano, nosotros publicamos recientemente un libro que se llama “El Comando Sur y la vergonzosa Asamblea Nacional 2016-2020”.

Muestra y demuestra cómo cada uno de los planes escritos y suscritos por el Jefe del Comando Sur Kurt Tidd son documentos que tienen como fecha febrero de 2016 entrando la Asamblea Nacional, se han ido desarrollando por parte de los diputados de la oposición dentro de esa Asamblea, de hecho esos documentos establecen claramente que la Asamblea Nacional en manos de la oposición sería utilizada como tenaza para asfixiar al pueblo venezolano.

En ese libro, contrastamos cada uno de los planes, de las estrategias, de las tareas con las acciones que han venido desarrollando y es impresionante que una a una se han venido cumpliendo con la diferencia que no han logrado el objetivo principal que es derrocar a la Revolución Bolivariana. Además de todo lo explicado esta Asamblea Nacional ha llamado al odio entre venezolanos, ha promovido la violencia en las calles y bueno recientemente en el año 2019 aprobaron un decreto que llamaron “Estatuto de Transición” que es inconstitucional porque establece que ante la ausencia del Presidente de le República asume la presidencia de la República el que es presidente de la Asamblea Nacional.

La Constitución es muy clara, si hay una ausencia absoluta del Presidente de la República asume el Vicepresidente de la República para llamar a elecciones en 30 días. Pero además ese estatuto establece que ese Presidente interino -que no existe esa figura en la Constitución- tiene la competencia de administrar todos los activos de la Nación, y fue con ese estatuto que ellos buscaron la autoproclamación de Juan Guaido, y fue con ese estatuto que justificaron el robo de los activos de los venezolanos en territorio estadounidense y en otras partes del mundo.

Inmediatamente Estados Unidos una vez aprobado ese estatuto y autoproclamado Guaidó lo primero que decidió fue entregar todos los activos de Venezuela y que están en Estados Unidos a Juan Guaidó es así como robaron Citgo, que representa para los venezolanos por lo menos 7 mil millones de dólares en ingresos anuales y los recursos que tenemos en el sistema bancario internacional, fue con ese argumento que Inglaterra en su momento decidió que el oro que teníamos allí había que dárselo a Juan Guaidó.

Ésta Asamblea Nacional, a través de los diputados de oposición, ha actuado en nombre de los intereses de la Casa Blanca contra el propio pueblo venezolano y esta es la oportunidad de cambiar hacia una Asamblea con diputados que apuesten a la soberanía, a la defensa de la Nación y a contrarrestar los ataques que vienen de afuera.