Paula Varona, un disfrute pasear con ella por Madrid

Lo sorprendente, lo increíble, lo que no acertamos a explicar ni tan siquiera los de aquí, es que, milagrosamente todo, perfecta, armónicamente, encaja en la magistral obra de Paula Varona.

Descubrí ya hace tiempo a esta interesante pintora malagueña durante una visita a un comercio de regalos muy recomendable situado junto al Retiro madrileño, más o menos frente a la estatua de Espartero (sí, el de los famosos atributos).

Me sorprendió entonces lo innovador de sus vistas de Madrid, lo sorprendente de su nueva mirada y lo bien que a mi juicio captaba el espíritu de la ciudad al igual que el precio bastante asequible de las reproducciones, ideal para decorar tipo poster cualquier habitación, algo más ya si se trata de grabados y unos veintisiete mil euros las pinturas grandes (según ha manifestado ella misma en su reciente entrevista en Telemadrid).

Bueno pues me la he encontrado en uno de mis paseos por el Retiro en una exposición en la Casa de Vacas, así que he aparcado la bici y he pasado a disfrutarla y a hacer unas fotos para compartir las pinturas con vosotros, en un estilo, si me permitís el palabro algo “Antoniolopezco”, pero, sin comparación, muchísimo más alegre, y que como podéis ver, son así de bonitas:

Paseando al atardecer

(Todas son oleo sobre lienzo).

Black Night

Mediodía en Madrid

Aquí se ha permitido la artista hacer peatonal la Gran Vía y la calle Jacometrezo, pero le ha quedado muy bonita; ojala algún día no muy lejano sea así.

Arteria diurna

Ssllupp 2010

El Bosco. El jardín de las delicias

Aquí su versión del famoso tema. La espectadora está dentro de su pintura, es una figura pintada, no forma parte de mi fotografía que yo hubiese podido sacar en la exposición, el cuadro realmente es así. Si os fijéis se puede apreciar el limite del lienzo –quizás debería haber dado un poco mas de margen por abajo-. Y las mariposas, lagartijas y pajarillos que ha incorporado a la obra la artista también se extienden en la instalación actual pegados por las paredes, fuera del lienzo.

Dobles miradas

Una interesante reflexión sobre las Majas.

Las cuadrigas se van de paseo

Black and White

Encuentro logradísima esta perspectiva con la visión aérea del Madrid nevado.

Monumento a Alfonso XII

Luz y sonido

No podía faltar una referencia a la Catedral del fútbol. Ahora está en obras para dotarlo de su diseño futurista, ya no volveremos a verlo con este aspecto.

Felicito sinceramente a esta extraordinaria artista por haber sabido encontrar (en estos tiempos lo más difícil), un estilo propio, original, auténtico, y como madrileño (de los pocos que quedaremos con padres y abuelos de aquí), agradecerle el haber sabido captar el alma de esta ciudad, para mí (como para vosotros imagino será la vuestra), la más maravillosa del mundo, en la que puedes sentirte transitando por la misma calle en la que deambulaban Lope o Cervantes transportado a otra época y a la vez, tomarte una copa unos metros más allá en el sitio más vanguardista y más moderno del planeta.

Esa mezcla de estilos, esa anarquía total, esa falta de uniformidad en el diseño (salvo quizás, precisamente en la Gran Vía), esa transición inapreciable de la ciudad medieval al neoclásico, luego al modernismo (muy poco representado), a la construcción imperante en la posguerra, los sesenta, el boom de los ochenta, hasta llegar a la época actual. Y esa generosidad en la acogida de todo el que llega, venga de donde venda y vista como vista, es lo que hace a esta ciudad maravillosa.

Y lo sorprendente, lo increíble, lo que no acertamos a explicar ni tan siquiera los de aquí, es
que, milagrosamente todo, perfecta, armónicamente, encaja.